×
  • Buscar
Publicidad

Previniendo el dolor de espalda desde la infancia

Previniendo el dolor de espalda desde la infancia

Sencillas medidas como el fomento de la actividad física, la reducción del peso de las mochilas o la instalación del mobiliario adecuado en las aulas, podrían reducir el dolor de espalda; un problema que no es sólo cosa de adultos

Publicidad

Indice

 

El dolor de espalda en niños

La espalda es una parte muy robusta y a la vez importante, que permite que el cuerpo se mantenga firme y se mueva. Antiguamente, se creía que los dolores de espalda se daban en casos excepcionales entre los niños; sin embargo, actualmente se han convertido en una de las afecciones más comunes, tanto en adultos como en los más pequeños. Numerosos estudios científicos realizados en varios países demuestran que distintos aspectos de la vida escolar, como pueden ser la práctica de deporte, el peso del material escolar, el método con el que se cargue, la duración de su transporte o el mobiliario a disposición de los alumnos, son algunos de los factores que influyen en el dolor de espalda de los escolares; un dolor que han sufrido en alguna ocasión más del 50% de los niños y casi el 70% de las niñas en España a los 15 años.

No te puedes perder ...

¿Cómo curar los puntos de la episiotomía?

¿Cómo curar los puntos de la episiotomía?

La episiotomía es un procedimiento bastante habitual que se realiza en el momento de la expulsión del parto para facilitar la salida del bebé. Consiste en una incisión que debe ser reparada por medio de una sutura (o puntos) que hay que tratar con cuidado en el posparto. ¿Sabes cómo?

Y tambien:

 

¿Cuáles son las causas del dolor de espalda?

Normalmente, el dolor de espalda se debe a un mal funcionamiento de la musculatura de la espalda y no a una enfermedad o problema de la columna vertebral, como se creía antiguamente, aunque también puede verse aumentado si se sufren ciertas dolencias como escoliosis o costilla cervical. Muchas otras veces está asociado a alguno de los siguientes factores, que favorecen un mayor riesgo de padecer estas dolencias:

•    Sedentarismo. La actividad física y el desarrollo de la fuerza muscular y la resistencia física son útiles para reducir la influencia negativa de otros factores sobre la espalda, y para que se formen las curvaturas normales de la columna. Sin embargo, la práctica de deporte a nivel competitivo puede aumentar el riesgo de que aparezca este dolor y se convierta en crónico.

•    Los hábitos posturales incorrectos y la inadecuación del mobiliario escolar. El peso de las mochilas no debe exceder el 10% del peso corporal del pequeño, aunque en la mayoría de los casos no es así, y son muchos los niños que llevan el doble del peso recomendado. Además, es importante la duración y frecuencia del transporte del material escolar, ya que cuanto más tiempo se transporte, mayor será el riesgo de que duela la espalda.

Otro factor importante es el mobiliario de las aulas, ya que las sillas y mesas son idénticas para todos, lo que hace que unos niños se queden con los pies colgando cuando están sentados, mientras que otros se dan con las rodillas en el pupitre. Algo tan sencillo como introducir modelos de altura regulable y con ruedas, permitiría a los escolares adoptar una postura correcta, reduciendo así la carga que soportan sus discos vertebrales.

Los dolores de espalda durante la infancia aumentan el riesgo de sufrirlo de manera crónica al ser adulto, así como otros problemas como la hipercifosis, por lo que es preciso potenciar las políticas de educación y prevención entre los niños para intentar crear hábitos saludables que eviten estas dolencias futuras.

Por ello, la Organización Médica Colegial (OMC) y la Fundación Kovacs se han unido un año más para lanzar una campaña de educación sanitaria destinada a reducir los problemas de la espalda entre la población escolar, una campaña también destinada a los más pequeños a través de “El tebeo de la espalda en el colegio”, en el que el Doctor Espalda aporta a los niños los siguientes consejos para evitar estos problemas:

• Sentarse lo más atrás posible en las sillas, evitando hacerlo al borde y sin apoyar la espalda. Además, no hay que estar sentados muchas horas seguidas, sino que hay que cambiar de posición de vez en cuando y moverse.

• Para utilizar el ordenador, hay que colocar la pantalla frente a los ojos y evitar levantar los hombros al teclear.

• Hacer deporte habitualmente para fortalecer la espalda, pero hay que calentar antes de empezar y hacer estiramientos al terminar, siguiendo siempre las indicaciones del entrenador.

• Llevar en la mochila sólo lo que se va a necesitar ese día y no cargarla con peso innecesario. Utilizar la taquilla si se dispone de ella.

• Al llevar la mochila, hay que usar los dos tirantes, llevando el peso en el centro de la espalda y a nivel de la cintura, manteniéndola pegada al cuerpo.

En este sentido, el doctor Francisco M. Kovacs, presidente de la Fundación Kovacs, subraya que numerosos estudios científicos han demostrado que conocer las medidas de prevención reducirá el riesgo de sufrir estos dolores y, en caso de padecerlos, disminuirá el grado de incapacidad que causan. De ahí el interés y la relevancia de la campaña, y la conveniencia de dirigirla a los escolares para que sepan cómo actuar con el fin de evitar problemas futuros.

 

Consejos para reducir las dolencias entre los escolares 

1.    Limitar el peso de las mochilas al 10% del peso corporal del escolar.

2.    En caso de que la medida anterior no sea posible, fomentar el uso de mochilas con ruedas.

3.    Instalar taquillas en los centros educativos.

4.    Promover el uso de las normas de higiene postural durante el horario lectivo.

5.    Implantar mobiliario escolar de altura ajustable, de manera que pueda adaptarse a la talla de los escolares y les permita cumplir las normas de higiene postural.

6.    En caso de que el escolar note molestias en la espalda en la cama, instalar un colchón de firmeza intermedia.

7.    Fomentar la realización de ejercicio físico regular entre los escolares, con el fin de mejorar el desarrollo de su fuerza y capacidad física.

8.    Vigilar los programas de entretenimiento que siguen los escolares que practican deportes a niveles competitivos o de élite, para asegurar su adecuación y la eliminación de prácticas que puedan resultar lesivas para su espalda.

9.    Urgir a las autoridades competentes a realizar los estudios necesarios para definir los factores asociados a un mayor riesgo de padecer dolencias de la espalda entre los escolares de menos de 13 años, dada su ausencia y la alta frecuencia de esas dolencias a partir de esa edad.


Fuentes:

Organización Médica Colegial de España (OMC)

Fundación Kovacs.

http://www.espalda.org/

Fecha de actualización: 24-05-2020

Redacción: Silvia Paredes

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.