¿Qué hacer con un niño que llora por todo?

¿Qué hacer con un niño que llora por todo?
comparte

Es natural que los niños lloren, pero no es normal que lo hagan a todas horas. Es cierto que de pequeños todo les afecta más y, por lo tanto, es mucho más fácil que resulten lastimados emocionalmente. Además, aunque sea una situación insoportable, no debes dejarle desatendido.

Muchos padres se desesperan al ver que su hijo llora por todo. Para poder soportar y controlar esta etapa hay que tener paciencia y comprensión ante la idea de que los primeros años de vida son muy difíciles para los pequeños y, sobre todo, hay que tratar de ayudarlos. Igualmente, hay que saber que si un niño llora es siempre por un motivo que para él es importante.


Las causas principales de su llanto constante, son primordialmente las físicas y emocionales. Dentro de las físicas, las más comunes son:


- Tiene hambre. Si esperas mucho tiempo para darle de comer a tu hijo, puede entrar en una fase de ansiedad y enfado. Sucede porque el hambre le debilita y le hace más sensible.


- Tiene sueño. A edades tempranas los pequeños siempre ponen un gran esfuerzo en permanecer despiertos, lo que da lugar a que aparezca el cansancio.


- Se encuentra en fase de incubación de una enfermedad. En este período de tiempo es muy normal que el niño este más mimoso de lo normal, se encuentre débil y que apenas tenga ganas de comer.

No te puedes perder ...


Respecto a las emocionales:


- Debes cuestionarte si las necesidades emocionales de tu hijo están cubiertas. Muchas veces las rabietas suceden por faltas de atención hacia él.


- Hay niños que han adoptado como costumbre llorar cuando sus padres no ceden a sus caprichos.


- Otro motivo es que aún no sea lo suficientemente maduro. La mayoría de las veces es por frustración al no conseguir llegar a sus metas por no tener la madurez necesaria para enfrentarse a ellas.


¿Cómo se debe actuar ante estos llantos?


- Intenta que las necesidades físicas de tu hijo estén siempre satisfechas. Para ello, establece un horario regular de siestas y comidas.


- Alaba siempre su buen comportamiento. Si tu hijo pide algo de forma educada, debes darle toda tu atención. Así conseguirás que se dé cuenta de que aprecias esta actitud.


- No cedas siempre a todas sus exigencias aunque la opción más fácil sea tranquilizarlo con cualquier capricho para detener su rabieta de forma más rápida. Con esta actitud sólo refuerzas su mal comportamiento. La mejor opción es explicarle porque no puedes cumplir su deseo o distraerlo con otra alternativa.


- Atiende siempre sus demandas aunque la respuesta sea negativa para evitar que la rabieta sea mayor.


- Si llora sin razón, solo tienes que abrazarlo y consolarlo hasta que pasen las lágrimas.


- Por último, ante sus rabietas no debes ni amenazarle ni ridiculizarle. Sólo conseguirás que su llanto aumente.


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado un cuestionarión para saber si un niño tiene altas capacidades en niños con el fin de facilitar al máximo la identificación de este tipo de niños y así puedan realizarse los ajustes precisos en su entorno para que puedan alcanzar su potencial.


Fecha de actualización: 29-09-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>