• Buscar
Publicidad

Qué decirle a un niño cuando los padres se separan

Qué decirle a un niño cuando los padres se separan

Tu pareja y tú habéis decidido separaros y llega el momento de decírselo a los niños, pero no tenéis ni idea de cómo hacerlo o de cuáles son las mejores palabras para que los niños entiendan que los que os separáis sois vosotros, pero que la familia seguirá unida y que vuestro amor por ellos no ha cambiado. Si estás en esta tesitura, te damos unas cuantas ideas de qué decir y qué no.

Publicidad

Índice

 

¿Cuándo hablarles de la separación?

Muchas parejas atraviesan malos momentos y baches, pero los superan. Por eso, no se debe hablar a los hijos de separación o de problemas cada vez que estos surjan, ya que se les podría dar la imagen de que vuestro matrimonio siempre va mal o de que siempre sois infelices, cuando realmente no tiene por qué ser así. Por eso, se aconseja no hablar a los hijos de separación o divorcio hasta que la decisión no esté clara y sea algo firme.

Por lo tanto, lo primero que debéis hacer es buscar tiempo solos para hablar entre vosotros e intentar arreglar vuestros problemas. Si no tiene solución y tenéis claro que lo mejor para todos es separaros, entonces ha llegado el momento de hablar con vuestros hijos. Por supuesto, hay veces en las que, tras una separación de meses, la pareja se da cuenta de que quiere volver a intentarlo. Eso es posible y seguro que a los niños les haría mucha ilusión, pero, de nuevo, no tenéis que comentarles nada de la vuelta hasta que no lo tengáis claro para no volverlos locos.

Una vez que tengáis clara la decisión, debéis buscar un momento tranquilo y juntarlos a todos en un sitio en el que podáis hablar con calma el tiempo que haga falta. El salón de casa puede ser un buen sitio; es mejor que lo hagáis en un sitio privado que en uno público, por si la reacción de alguno de ellos no es buena. Además, debéis hacerlo con calma y sin prisas, nada de hacerlo con tiempo límite, ya que pueden tener muchas preguntas o necesidad de hablar durante un rato largo de lo que ha pasado.
 

¿Qué decirles a los niños sobre la separación?

Es importante que tengáis unas cuantas ideas claras antes de empezar:

- Nada de mentirles.

- No dejes que se enteren de la separación por terceras personas, es mejor que lo sepan de vuestra boca.

- Nunca os insultéis delante de ellos.

- Elegid palabras sencillas que puedan entender según su edad y madurez.

- No les deis muchas explicaciones si no las piden, es mejor que se queden con las ideas principales claras que liarles con retórica.

- Habladles de manera pausada y tranquila.

Algunas frases que podéis decirles son:

1. “Papá y mamá ya no están enamorados, pero se siguen queriendo mucho y, sobre todo, os siguen queriendo a vosotros igual, pero han pensado que, para que todos seamos más felices y no tengáis que seguir sufriendo nuestras peleas y discusiones, es mejor que vivamos separados”.

2. “Papá y mamá han decidido vivir separados, pero siguen queriéndose mucho y os siguen queriendo a vosotros igual que siempre. Esto no significa que la familia se vaya a romper, solo son papá y mamá los que dejan de estar casados, pero todos seguiremos siendo una familia feliz que se quiere mucho”.

Hay muchas variables de estas dos frases, pero, como verás, lo importante es que le queden claras varias ideas:

1.- Que sus papás ya no están enamorados, pero se siguen queriendo.

2.- Que la separación es lo mejor para todos, ya que seguir viviendo todos juntos no es una opción. Tienen que entender que aunque les parezca horrible estar separados, es mucho mejor para todos.

3.- Que vuestro amor por ellos no ha cambiado nada y que siguen siendo lo más importante para vosotros.

4.- Que aunque mamá o papá ya no viva con ellos siempre, seguirá estando presente en su vida y podrán seguir haciendo las mismas actividades que hacían: llevarles al cole, ir juntos al parque, ver el fútbol los fines de semana, jugar, etc.

5.- Que ellos no son culpables ni responsables de la separación de sus hijos.

Todas estas ideas deben dejarse caer en la conversación para que se sientan seguros y no piensen que todo va a cambiar o que nada ya va a ser igual a causa de la separación. Además, deberéis estar preparados para responder a todas sus preguntas, incluso a preguntas sobre la nueva organización sobre dónde va a vivir el padre que se vaya de casa, con quién se quedarán ellos, quién les llevará o recogerá del colegio, qué harán en sus cumpleaños, etc.

Lo esencial es que respondáis a sus preguntas con amor y tranquilizándoles lo más posible para que no sientan que su mundo se derrumba. Estad preparados también para cualquier reacción, desde llanto y gritos, hasta dejadez o aparente indiferencia.
 

¿Qué no se les debe decir nunca?

Tan importante como lo que se les dice es lo que no se les debe decir nunca, por lo que es importante que lo tengáis claro para que no se os escapen algunas de estas frases o ideas en medio de una conversación que seguro que será larga y complicada:

1.- “Papá o mamá se han enamorado de otra persona y por eso ya no seguimos juntos”.

2.- “Papá o mamá se ha portado mal y por eso ya no quiero que siga viviendo con vosotros”.

3.- “Papá o mamá es mala persona”.

4.- “Ya no vais a ver mucho a mamá o papá”.

5.- “Esto es algo transitorio”.

Es decir, nada de hablarles sobre las causas concretas que han llevado a la separación, especialmente si estas suponen hablar mal de uno de los progenitores. Nunca se debe insultar o menospreciar a un progenitor delante de los hijos, ni a su familia.

Tampoco debéis decirles que van a ver poco a su papá o su mamá o que las cosas van a cambiar mucho.

Por último, no debéis decirles que la separación es algo transitorio o pasajero si no es así, ya que, cuando vean que no vuelve a casa, sentirán que les habéis engañado y será mucho peor.


Fuentes:

Coleman, Paul (2001), ¿Cómo decirlo? A los niños, México, Pearson Educación.

Fecha de actualización: 03-05-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×