Mi hijo no quiere quedarse a comer en el comedor del colegio

Mi hijo no quiere quedarse a comer en el comedor del colegio
comparte

Actualmente, casi todos los niños tienen que quedarse a comer en el comedor del colegio ya que sus padres están trabajando a esa hora y no pueden ir a recogerlos, llevarlos a casa a comer y volver a llevarlos al cole por la tarde. Sin embargo, algunos niños se niegan a quedarse en el comedor… ¿Qué hacer en estos casos?

Hace 20 años, eran muchos los niños que se iban a mediodía a comer a casa ya que su madre no trabajaba y podía recogerlos sobre las 12.30, llevarlos a casa a comer y volver a llevarlos al cole a las 14:30 horas. Sin embargo, actualmente son muy pocos los niños que se van a casa a comer y en torno al 95% de los niños en edad escolar comen en el comedor del colegio.


Esto ha hecho que cada vez se tome más conciencia de la importancia que tiene la comida del comedor y cada vez sea más sana, variada y rica. Así, hace años la mayoría de niños se quejaba de la comida del comedor y decía que “era muy mala”. Sin embargo, hoy en día casi todos los niños están encantados con la comida y la comen sin problemas.


Asimismo, a la mayoría de niños les gusta quedarse a comer al comedor ya que comen con sus compañeros de clase, juegan en el patio después de comer o asisten a algunos de los talleres que muchas comunidades ofrecen de forma gratuita para la hora del comedor. De esta manera, esas dos horas son entretenidas y divertidas y, para muchos, lo mejor del horario escolar.


Sin embargo, no todos los niños piensan igual y también hay chicos que se niegan a quedarse a comer al comedor. ¿Por qué ocurre esto?


1- Si el niño iba contento al comedor y nunca se había quejado, y de repente manifiesta que no quiere ir y se pone nervioso cada vez que habláis del tema, lo más probable es que le ocurra algo malo en ese tiempo. Puede que haya tenido algún problema con algún miembro del personal de comedor o que algún niño lo acose o le haga bullying. Habla con él para averiguar la causa.


2- Si nunca le habías llevado al comedor y habéis empezado hace poco porque vuestras circunstancias laborales han cambiado, es probable que su negativa se deba a este cambio. Dale un tiempo para que lo acepte y hazle ver todas las cosas buenas que tiene el comedor.


¿Qué hacer?


Lamentablemente, en la mayoría de los casos, si le dejas en el comedor es porque no tienes más remedio ya que tanto tú como tu pareja trabajáis a mediodía y no podéis ocuparos de él en el rato de la comida. Por eso, si manifiesta sus quejas constantes hacia el comedor y se niega a ir, tendrás que ayudarle a aceptarlo ya que no queda más remedio.


1- No menosprecies sus sentimientos cuando te diga que no quiere ir al comedor ni le quites importancia. Si se queja tanto, es por algo. Habla con él tranquilamente, hazle ver que te preocupas por él y por lo que le pasa e intenta averiguar la causa para poder ponerle solución.


2- Cuando se ponga nervioso hablando del comedor, lo primero que debes hacer es abrazarle y tranquilizarle. Luego ya habrá tiempo de buscar soluciones.


3- Si tiene un problema con alguien del personal o algún compañero, habla con el colegio para buscar la mejor solución posible.


4- Si lleva poco tiempo en el comedor, háblale de todas las cosas buenas y divertidas que puede hacer allí con sus amigos, ya que seguro que la mayoría come en el comedor. Explícale también por qué ninguno de los dos podéis ir a mediodía con él.


5- El problema puede ser la comida, sobre todo si en casa su menú era menos variado y no está acostumbrado a comer ciertos platos. Asegúrate de que la calidad del comedor es la adecuada y, si es así y el problema es de tu hijo, deberás empezar a cocinar lo mismo que come en el comedor en casa para que se vaya habituando a esos nuevos sabores y le cueste menos comer.


6- Cuéntale historias tuyas positivas de cuando ibas al comedor para que vea que tú también te quedabas a comer en el cole y lo pasabas muy bien. Si no comías en el comedor, busca a algún conocido que pueda hablarle de lo bueno que era quedarse al comedor.


7- Haced dibujos o cuéntale cuentos en los que aparezca el comedor del colegio para que lo relacione con actividades divertidas.


8- No le presiones y dale tiempo, si no le pasa nada malo en el comedor, acabaré encantado con él. 


Foto: Creado por Pressfoto - Freepik.com


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×