• Buscar
Publicidad

Los adolescentes son más maquiavélicos, pero se vuelven más amables con la edad

Los adolescentes son más maquiavélicos, pero se vuelven más amables con la edad

La etapa de la adolescencia es realmente complicada para los padres, ya que los adolescentes son rebeldes, egoístas, impulsivos e incluso manipuladores. A veces es difícil reconocer a los adorables niños que eran unos años antes. Pero no todo está perdido. Una investigación reciente afirma que, a medida que las personas envejecen, se suavizan y se vuelven más maduras socialmente. Así que solo hay que tener paciencia.

Publicidad

Índice

 

¿Nuestras personalidades son siempre iguales?


Nuestras personalidades no solo definen quiénes somos, sino que también influyen en prácticamente todos los aspectos importantes de nuestras vidas, incluido el tipo de trabajos que hacemos (y el éxito que tenemos en ellos), con quién salimos y nos casamos, en qué gastamos nuestro dinero y, en parte, cuándo y cómo morimos.

Durante muchos años, los psicólogos creyeron que las personalidades están engastadas como yeso: una vez rebelde, siempre rebelde. Pero, en los últimos 10 años, un gran número de estudios ha demostrado que no es tan simple como eso. Más bien, cuando se trata de la personalidad a lo largo de la vida, vemos tanto estabilidad como cambios en las características de las personas.

Casi todos los estudios que han investigado el desarrollo de la personalidad a lo largo de la vida han analizado los rasgos neutrales o positivos, especialmente los cinco grandes rasgos de personalidad: amabilidad, escrupulosidad, extraversión, estabilidad emocional y apertura a la experiencia. Pero nadie había estudiado las tendencias de desarrollo en el lado oscuro de la personalidad.

Por eso, Friedrich M. Götz, con la ayuda de la revista TIME, hizo un estudio en línea que llegó a más de 1,1 millones de personas en todo el mundo. El estudio tuvo bastante éxito, por lo que proporcionó un gran conjunto de datos sobre varias características de la personalidad, incluido el maquiavelismo, que se refiere a la personalidad manipuladora.
 

¿Qué es el maquiavelismo?


El maquiavelismo lleva el nombre del diplomático italiano del siglo XVI, Nicolás Maquiavelo, quien defendió sin disculpas el uso de comportamientos engañosos, inmorales y crueles como una forma de mantener el poder político. Los psicólogos se interesaron en este rasgo cuando se dieron cuenta de que el consejo de Maquiavelo sigue vivo y mucha gente actualmente actúa de manera manipuladora, engañosa y solapada en diversos grados en su vida diaria (un rasgo oscuro de la personalidad).

Usando los puntajes individuales de las personas en una medida de maquiavelismo, trazaron cómo el maquiavelismo difería entre los grupos de edad de la muestra, observando cómo cambia el maquiavelismo con la edad.

A medida que las personas entran en la pubertad, se vuelven más imprudentes, astutas y explotadoras, con picos de maquiavelismo a los 16 años, en el apogeo de la adolescencia. Afortunadamente, esto parece ser solo temporal y, a medida que las personas pasan a la edad adulta, en gran medida regresan hacia una mayor decencia, amabilidad y sociabilidad. Según la teoría de la inversión social, un desencadenante importante para esta maduración de la personalidad son las demandas y expectativas de los nuevos roles sociales que surgen con la edad adulta, como empezar a trabajar, casarse y convertirse en padre. A medida que las personas solidifican sus identidades y roles sociales, esta tendencia hacia el maquiavelismo inferior continúa durante la edad adulta hasta mediados de los sesenta, cuando el maquiavelismo alcanza su punto más bajo en la vida.

Pero luego, quizás sorprendentemente, justo después de los 65 años, existe un fuerte repunte en el maquiavelismo. Hay poca investigación al respecto, por lo que los investigadores solo pueden especular sobre lo que podría llevar a las personas a volverse más maquiavélicas después de los 65. Por supuesto, 65 es un indicador común de jubilación en muchos países , por lo que una posibilidad es que, una vez que dejan de trabajar, las personas ya no necesiten ser tan amables como antes, o tal vez ya no tengan la energía para ser amables. Pero el mínimo histórico en el maquiavelismo a los 65 años podría ser solo un valor atípico que refleja la emoción inicial que viene con la libertad de jubilación, y la gente se recupera a sus niveles habituales de maquiavelismo después de eso.

Además, el estudio descubrió que las mujeres son más agradables. Aunque tanto hombres como mujeres experimentan las fluctuaciones del maquiavelismo descritas anteriormente, en todas las edades las mujeres obtienen puntuaciones más bajas en maquiavelismo que los hombres.

Asimismo, a pesar de estas tendencias relacionadas con la edad, que se pueden encontrar en todos los grupos a lo largo de la vida, las personas que ganan más dinero muestran consistentemente niveles más altos de maquiavelismo que aquellos con ingresos más bajos.

En conjunto, si tienes hijos adolescentes no te preocupes: por lo que sabemos, estará bien y se pasará. Solo tienes que esperar unos años.


Fuente:

Götz, F. M., Bleidorn, W., & Rentfrow, P. J. (2020). Age differences in Machiavellianism across the life span: Evidence from a large‐scale cross‐sectional study. Journal of Personality, 88, 978–992. doi:10.1111/jopy.12545

Fecha de actualización: 09-12-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×