• Buscar

¿Es peor ser criado por una madre soltera que por una pareja?

¿Es peor ser criado por una madre soltera que por una pareja?

Obviamente, para las madres solteras es más duro criar solas a un hijo, no solo por los posibles problemas económicos o de conciliación, sino por la soledad que se puede sentir ante los problemas que surgen en la educación. Sin embargo, un niño criado por una madre soltera puede ser igual de feliz y exitoso que uno criado por una pareja… ¿o no? ¿Qué dice la ciencia?

Publicidad

Índice

 

¿Afecta el divorcio a los hijos?

Para empezar, aunque es cierto que los hijos de madres solteras pueden ser igual de felices y exitosos, la investigación académica presenta una imagen mucho más complicada del impacto de la estructura familiar en los niños. Por ejemplo, la psicóloga E. Mavis Hetherington estimó que alrededor del 75 por ciento de los hijos de divorciados no padecía patologías importantes. En otras palabras, la mayoría de los hijos de divorciados no terminan deprimidos, drogados o delincuentes.

Articulo relacionado: Cómo enseñar piano a un niño

Sin embargo, Hetherington sí admitía que el divorcio tiende a duplicar el riesgo de un niño de un resultado negativo grave. Específicamente, encontró que "el veinticinco por ciento de los jóvenes de familias divorciadas en comparación con el 10 por ciento de familias no divorciadas tenían serios problemas sociales, emocionales o psicológicos". Otra investigación sugiere que los hijos de padres solteros que nunca se casaron tienden a tener un desempeño algo peor que los hijos de padres solteros divorciados.
 

¿Cómo puede afectar ser madre soltera a los hijos?

Una investigación realizada en la Universidad de Princeton sugiere que los niños tienen muchas más probabilidades de terminar en la cárcel cuando cumplen 30 años si son criados por una madre soltera. Específicamente, McLanahan y un colega encontraron que los niños criados en un hogar monoparental tenían más del doble de probabilidades de ser encarcelados, en comparación con los niños criados en un hogar casado intacto, incluso después de controlar las diferencias en los ingresos de los padres, la educación, la raza y la etnia.

Las investigaciones sobre hombres jóvenes sugieren que es menos probable que se involucren en conductas delictivas o ilegales cuando tienen el afecto, la atención y el control de su propia madre y padre.

Pero las hijas también dependen de los papás. Un estudio realizado por la Universidad de Arizona encontró que alrededor de un tercio de las niñas cuyos padres dejaron el hogar antes de cumplir los 6 años terminaron embarazadas en la adolescencia, en comparación con solo el 5 por ciento de las niñas cuyos padres estuvieron presentes toda la infancia. Esta dramática división se redujo un poco cuando controlaron los antecedentes socioeconómicos de los padres, pero solo en unos pocos puntos porcentuales.

La investigación sobre este tema sugiere que las niñas criadas por madres solteras tienen menos probabilidades de ser supervisadas, más probabilidades de tener relaciones sexuales tempranas y de terminar embarazadas en comparación con las niñas criadas por sus progenitores casados.
 

¿Puede el estatus económico afectar a este problema?

Es cierto que es más probable que las familias más pobres estén encabezadas por madres solteras. Pero incluso descartar la clase muestra una clara diferencia. La investigación del Proyecto de Movilidad Económica en Pew sugiere que los niños de familias intactas también tienen más probabilidades de ascender en la escala de ingresos si se criaron en una familia de bajos ingresos, y menos probabilidades de caer en la pobreza si se criaron en una familia adinerada. Por ejemplo, según el análisis de Pew, el 54 por ciento de los adultos jóvenes que crecieron en un hogar biparental intacto en el tercio superior del ingreso familiar se han mantenido en el tercio superior como adultos, en comparación con solo el 37 por ciento de los jóvenes que crecieron en una familia adinerada (tercio superior), pero divorciada.
 

¿Por qué hay estas diferencias en familias monoparentales?

Las madres solteras, incluso de familias más ricas, tienen menos tiempo. Es menos probable que puedan controlar a sus hijos. No tienen una pareja que pueda ayudarlas cuando están cansadas, frustradas o enojadas con sus hijos. Nadie que les ayude en la difícil tarea de crianza de un hijo.

Esto puede hacer que controlen menos los estudios de sus hijos, con quién salen, lo que hacen… Incluso que les impongan menos límites y normas, lo que puede influir negativamente en su desarrollo académico, profesional y social, aumentando así el riesgo de acabar en conductas peligrosas y negativas.
 

¿Por qué están aumentando los divorcios en las clases más pobres?

Ahora que ha quedado claro que tanto crecer en una familia divorciada como monoparental aumenta, aunque sea ligeramente, el riesgo de padecer ciertos problemas al crecer, solo nos queda comprender por qué cada vez son más frecuentes los divorcios en las clases pobres y trabajadoras ya que, para poder ayudar al desarrollo de nuestros hijos, lo mejor sería que crecieran en una familia unida y feliz, pero esto no siempre se consigue en esta clase social, aunque parece que sí entre los más pudientes.

De hecho, después de la revolución del divorcio de la década de 1970 y principios de la de 1980, la mentalidad matrimonial se ha reafirmado entre los estadounidenses con educación universitaria. Hoy en día, los estadounidenses con educación universitaria se divorcian menos, se mantienen alejados de la maternidad fuera del matrimonio y disfrutan de matrimonios de calidad relativamente alta. Por el contrario, los estadounidenses sin título universitario se están divorciando a un ritmo elevado, son testigos de un aumento espectacular de la maternidad fuera del matrimonio y ven cómo se deteriora su calidad marital.

El declive del matrimonio entre los estadounidenses pobres y de clase trabajadora es en parte una consecuencia de los cambios en la economía estadounidense. En la economía postindustrial actual, es más difícil para los estadounidenses con menos educación, especialmente los hombres pobres y de clase trabajadora, encontrar trabajos estables y con salarios decentes. Esto hace que estos hombres sean menos atractivos como cónyuges, tanto a sus propios ojos como a los de sus parejas. Por lo tanto, los estadounidenses con menos educación tienen menos probabilidades de casarse y permanecer casados, incluso cuando están teniendo hijos.

Pero los cambios en la cultura también están implicados en la creciente división matrimonial entre los estadounidenses con educación universitaria y los menos educados. Específicamente, la creciente secularización y liberalización de la sociedad estadounidense parece estar desarrollándose de manera diferente según la clase. Sorprendentemente, los estadounidenses con educación universitaria ahora tienen más probabilidades de asistir a la iglesia que sus conciudadanos menos educados y de querer casarse, mientras que los estadounidenses con menos educación se han vuelto menos favorables al matrimonio.

Esta tendencia ha llevado a "destinos divergentes" para los niños de hogares con menos educación y con educación universitaria. Los niños de hogares pobres y de clase trabajadora están ahora doblemente desfavorecidos por los escasos recursos económicos de sus padres y por el hecho de que sus padres a menudo se separan. Por el contrario, los niños de hogares más ricos y con más educación se ven doblemente favorecidos por los importantes recursos económicos de sus padres y por el hecho de que sus padres suelen casarse y permanecer casados.

Por lo tanto, para favorecer la felicidad y el éxito de los hijos, es importante no solo la economía y la clase social, sino también la felicidad del matrimonio. Pero si tu matrimonio fracasa o tienes que criar sola a tu hijo, no te preocupes, lo único que tienes que hacer es compensar esa carencia con más atención y cariño, que es lo que realmente necesitan los niños.


Fuente:

Ellis BJ, Bates JE, Dodge KA, Fergusson DM, Horwood LJ, Pettit GS, Woodward L. Does father absence place daughters at special risk for early sexual activity and teenage pregnancy? Child Dev. 2003 May-Jun;74(3):801-21. doi: 10.1111/1467-8624.00569. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2764264/

Western, Bruce, Lopoo, Leonard, Mclanahan, Sara, Incarceration and the Bonds between Parents in Fragile Families. https://www.researchgate.net/publication/279755868_Incarceration_and_the_Bonds_between_Parents_in_Fragile_Families

Fecha de actualización: 18-06-2021

Redacción: Irene García

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×