×
  • Buscar
Publicidad

Definición de agresividad infantil

Definición de agresividad infantil

Los comportamientos agresivos en niños muy pequeños, en torno a los dos o tres años, son muy normales ya que es la única manera que tienen a esta edad de expresar sus emociones. Sin embargo, hay que saber diferenciar entre esta agresividad adaptativa y una conducta agresiva deliberada…

Publicidad

En general, se entiende que una conducta es agresiva cuando busca causar un daño intencionalya sea físico o psicológico. Conductas como pegar a otros, burlarse de ellos, ofenderlos, tener rabietas o utilizar palabras inadecuadas para llamar a los demás.

En los niños muy pequeños, estas conductas son habituales en torno a los 2-3 años, ya que aún no tienen las herramientas para expresar sentimientos tan fuertes como la ira o la frustración de otra manera, y necesitan recurrir a las rabietas, los mordiscos, los arañazos… para demostrar su estado.

Sin embargo, hay que saber diferenciar cuando nos encontramos ante una agresividad inicial, adaptativa, propia de esta edad, de una conducta intencional que va más allá de un comportamiento habitual en un niño pequeño.

Mientras la primera se presenta como forma de aprendizaje y se basa en rabietas o comportamientos inadecuados; la segunda se alarga en el tiempo y busca provocar un daño, físico o emocional, de manera deliberada, ya sea en forma de patadas, golpes, insultos o expresiones despreciativas hacia los demás, además de convertirse en el instrumento habitual de resolución de problemas.

No te puedes perder ...

Cardiopatías congénitas: la lucha de los corazones con cicatrices

Cardiopatías congénitas: la lucha de los corazones con cicatrices

Las cardiopatías congénitas son una asignatura pendiente para la sociedad. Apenas se conocen ni se oye hablar de ellas, pero los datos nos hablan de una media de ocho niños afectados por cada mil nacidos vivos. Y, aunque hoy en día gracias a los avances médicos los porcentajes de supervivencia rozan el 95%, sigue siendo imprescindible el apoyo social y el desarrollo de cauces que mejoren la situación de los niños enfermos y de sus familiares.

Y tambien:

Estos niños agresivos, en muchos casos, son niños frustrados que acaban haciendo daño a los demás y a sí mismos al aislarse de la sociedad con su conducta.

En cualquiera de los dos casos, los padres deben actuar desde un primer momento, frenando estos comportamientos y haciendo ver al niño que no es la manera correcta de actuar.


Fecha de actualización: 07-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.