Cómo y Por qué debes hablar de imagen corporal con tus hijos

Cómo y Por qué debes hablar de imagen corporal con tus hijos
comparte

Igual que enseñamos a nuestros hijos hábitos como atarse los zapatos, vestirse o comer adecuadamente, debemos enseñarles los valores que queremos que aprendan, como la importancia de hábitos alimenticios sanos y de respetar y disfrutar de su cuerpo como es.

Al contrario de lo que creemos, las percepciones erróneas de imagen corporal empiezan a gestarse desde la infancia. Así, hablar de manera clara y abierta sobre su imagen corporal le ayudará a tener a lo largo de su vida una relación sana con su cuerpo.

 

La imagen corporal tiene más importancia de la que creemos. En una sociedad en la que los jóvenes se ven bombardeados de imágenes de cuerpos idealizados y prácticamente inalcanzables por la mayoría de la población, poner el foco en el amor propio, en el respeto por nuestro cuerpo y en la confianza en uno mismo permitirá a tu hijo disfrutar de su cuerpo en lugar de mantener una lucha constante con él por entrar dentro de las expectativas sociales.

 

1.  Enséñale que las personas existimos en muchos tamaños.

 

Explícale que no hay un tamaño o forma corporal erróneo y otro correcto, sino que existe variedad en la que, a pesar de lo que pueda ver en la tele, todos son válidos. En el mundo hay muchísima gente que sale del molde único que nos venden como cuerpo bello, enséñale que en la variedad está el gusto.

No te puedes perder ...

Cómo y Por qué debes hablar de imagen corporal con tus hijos

Cómo y Por qué debes hablar de imagen corporal con tus hijos

Igual que enseñamos a nuestros hijos hábitos como atarse los zapatos, vestirse o comer adecuadamente, debemos enseñarles los valores que queremos que aprendan, como la importancia de hábitos alimenticios sanos y de respetar y disfrutar de su cuerpo como es.

 

2.  Fomenta que entienda que su cuerpo debe estar vinculado a su salud, no a lograr la menor cifra posible en la báscula.

 

No relaciones delgadez o peso bajo con salud, porque no tiene por qué ser así. Y si el pediatra aconseja que pierda algo de peso, no hables con él de los números de la báscula. En lugar de eso, puedes incentivar en tu hijo hábitos como hacer deporte, comer variado y alimentos sanos…Los estudios han mostrado que dar demasiada importancia o centrarse en la báscula tiene efectos negativos en la relación que los jóvenes tienen con su peso/cuerpo en el futuro y puede resultar en hábitos alimenticios insanos en la adolescencia y edad adulta.

 

3.  Háblale de aceptación y autoestima.

 

Esas son los dos caminos clave hacia una imagen corporal sana y una relación con el propio cuerpo positiva. Dale confianza enseñándole a no esconder su cuerpo, hazle cumplidos a menudo, nunca le hicieron daño a nadie y pueden ser la chispa que inicie el desarrollo de su autoestima. Háblale de que todos tenemos alguna parte de nuestro cuerpo que llamamos “defecto” y que nos gusta menos, pero que no centrarse en esos “defectos” es la mejor manera de hacerlo desaparecer.

 

4.  Evita criticar los cuerpos de otras personas.

 

Esto es algo que muchas personas, jóvenes y adultas, deberían tener en cuenta. Todo el trabajo que hagas con tu hijo en aceptación y respeto corporal se quedará en nada si luego ve cómo su madre o su padre critican que alguien “está muy delgado”, “tiene celulitis” o “tiene mucha barriga”. Esto le dará el mensaje de que debe intentar ser perfecto/a o esconder los posibles defectos que tenga si no quiere ser criticado por otros.

 

5.  Explícale que su cuerpo es suyo, y de nadie más.

 

Esto recalcará el mensaje de que la opinión de otros sobre su cuerpo es totalmente irrelevante, y que solo él/ella tiene poder sobre él. Con las niñas, especialmente, háblales de que mucha gente decidirá comentar sobre sus cuerpos en el futuro como si fuesen un objeto público, pero que ellas deben siempre recordar y recordarles que su cuerpo no es de su incumbencia.

 

6.  Muéstrale que la vida es demasiado corta como para estar preocupándose por tener una forma corporal determinada.

 

¿Que dice ser muy bajito? Enséñale a disfrutarlo. ¿Que se queja de ser demasiado alta? Enséñale a llevarlo con orgullo. Enseñarle a centrarse en aspectos importantes y no quedarse en la superficie será una de las enseñanzas más importantes que puedas darle a tu hijo. 


Te puede interesar:
El percentil del peso de un bebé permite al pediatra contar con una herramienta rápida y precisa para evaluar si un bebé se está desarrollando adecuadamente.


Fecha de actualización: 18-07-2016

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>