×
  • Buscar
Publicidad

Obesidad infantil y hábitos de alimentación

Obesidad infantil y hábitos de alimentación

La obesidad es el resultado de la interacción entre factores genéticos, psicológicos, ambientales, y socioeconómicos. La obesidad en la infancia, sobre todo en la segunda década de la vida, puede ser un factor determinante de obesidad en la edad adulta y tiene efectos adversos y riesgos para la salud que incluyen tanto problemas físicos como psicosociales.

Publicidad

Indice

 

Dentro de los problemas físicos se asocia con un aumento de riesgo cardiovascular, diabetes mellitus tipo 2, presión arterial alta y trastornos ortopédicos como pie plano. Algunos de los trastornos psicosociales son baja autoestima, imagen corporal negativa, depresión, estigmatización, estereotipos negativos, marginación y aislamiento.


¿Cómo sé si mi hijo tiene obesidad?

Se han propuesto diversos métodos para valorar la obesidad en la infancia, sin embargo, es bien aceptada la estimación de la obesidad a partir del Índice de Masa Corporal (IMC), que considera el peso y la estatura de la persona, teniendo en cuenta la edad exacta y el sexo.

No te puedes perder ...

¿Afecta el medio ambiente a la salud infantil?

¿Afecta el medio ambiente a la salud infantil?

Cada año mueren más de tres millones de menores de cinco años por causas y afecciones relacionadas con el medio ambiente. La industrialización, el crecimiento de la población urbana, el cambio climático, la utilización cada vez mayor de productos químicos y la degradación del medio ambiente exponen a los niños a riesgos que hace unas pocas generaciones ni siquiera se podían imaginar

Y tambien:

El IMC se calcula dividiendo el peso corporal en kilogramos entre la estura en metros al cuadrado (kg/(estatura m)2 ): si el valor obtenido de esta división oscila entre 25 y 30 se considera que existe sobrepeso. Un cociente mayor a 30 se considera como obesidad.

 

Factores ambientales y hábitos de alimentación

Los estudios que han investigado el impacto de los hábitos alimentarios de los padres sobre el riesgo de obesidad en niños, han constatado la existencia de estilos de vida similares entre padres e hijos. Las preferencias alimentarias en los niños son en su mayor parte adquiridas y aprendidas, pues se acostumbran a los sabores y preparaciones que consumen habitualmente en casa y que ven consumir a sus padres. Por eso es tan importante considerar el papel de los padres como modelos que los niños imitan.

Se acepta que los factores ambientales contribuyen substancialmente a la obesidad en el niño. Uno de ellos es la percepción materna sobre el estado nutricional de su hijo. Una de cada tres madres no clasifica como tal a un hijo con sobrepeso; si el niño pequeño lo tiene, considera que el hijo pequeño se recuperará espontáneamente del mismo.

Es muy importante fomentar hábitos de alimentación adecuados. Los padres transmiten, explícitamente o mediante el ejemplo, sus propios hábitos alimenticios. Por ejemplo, si los niños comen viendo la televisión, es porque sus papás lo hacen. No se deben catalogar cierto tipo de comidas como castigo o premio. Otro gran problema es el tiempo que se ocupa para llegar al trabajo o a la escuela desde los hogares, lo que ocasiona que las comidas se realicen de manera rápida o en ocasiones se omitan, como pasa con el desayuno. Recuerda que cada tiempo de comida es muy importante en la regulación del peso corporal y en la formación de buenos hábitos de alimentación. Los cambios de un hogar a otro pueden ser generadores de conflictos en materia de alimentación. En muchos casos, los niños comen con los abuelos y entonces tienen hábitos alimenticios diferentes a los de su casa.
 

¿Qué puedo hacer para evitar que mi hijo sea obeso?

Es muy importante alimentar adecuadamente a los niños desde su nacimiento y durante los primeros años de la vida, ya que en este tiempo es cuando el niño empieza a identificar los sabores, a conocer los alimentos y sus texturas.

Hay que recordar que la alimentación es un hábito, por lo que deberá adaptarse al horario y al menú familiar, lo que favorece la socialización y el aprendizaje. Durante los dos primeros años de vida, se generan en los niños los hábitos de alimentación mediante el cómo, cuándo, dónde y con quién se come.

Es muy importante establecer reglas para la alimentación, como horarios fijos para las comidas, el lugar para el consumo de alimentos, indicar cuál es el comportamiento que se debe tener en la mesa, promover una masticación adecuada y marcar el tiempo disponible para el consumo de alimentos. Recuerda que la alimentación es un hábito que se adquiere en el seno familiar.

En cuanto al tratamiento del paciente obeso, éste debe ser multidisciplinario y deben participar el médico general, el endocrinólogo, el pediatra, el nutriólogo y el psicólogo.


Te puede interesar:

Muchos padres se preguntan "¿cómo calcular la estatura de mi hijo?". De manera orientativa se puede calcular la estatura final tomando en consideración la altura de los progenitores. Pero si se desea un resultado más preciso, es necesario realizar una serie de pruebas prescritas por un médico tales como radiografías, análisis de hormonas, etc.

Redacción:

Dra. Araceli Arellano Plancarte. Dra. en Ciencias con especialidad en Bioquímica, del Departamento de Bioquímica del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN.

Fecha de actualización: 28-05-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.