Cómo ayudar a un niño inseguro y tímido

Cómo ayudar a un niño inseguro y tímido
comparte

Tanto la timidez como la inseguridad son dos rasgos de la personalidad de las personas que suelen ser bastante comunes. Los niños pueden incluso serlo de pequeños, pero cambiar con el paso de los años y volverse unas persona totalmente extrovertidas y seguras de sí misma, pero eso no lo sabréis hasta que no crezcan. También puede suceder todo lo contrario, es decir, que sean niños muy salados y extrovertidos, pero que, con el paso de los años, por un motivo u otro, se conviertan en unas personas muy inseguras y algo tímidas.

¿Es vuestro hijo un niño muy inseguro? ¿Consideráis que su timidez le impide llegar a relacionarse con el resto de los niños del colegio? ¿Habéis intentado hablar con él y no quiere saber nada del tema? El primer paso, sin duda, es hablar con el niño de manera sutil para identificar si hay un problema de base por el que él es así y se muestra de esa manera. En el caso, por ejemplo, de la timidez no hay forma posible de evitarla. De hecho, un niño es tímido o no lo es, aunque sí es posible superarla con una serie de técnicas.


La timidez es una sensación de inseguridad o de vergüenza en uno mismo por lo que es bastante frecuente que el niño tímido también sea un niño inseguro, pero es, sobre todo, un estado de ánimo que afecta a las relaciones personales considerándose además como una pauta de comportamiento que limita el desarrollo social de quienes lo experimentan dentro de su vida cotidiana. Y no, no es una enfermedad, pero si esta no se controla o modera podría convertirse en una patología y por eso es importante ayudar al niño.


La inseguridad, por su parte, es una sensación de malestar, nerviosismo o temeridad asociada a multitud de contextos que puede ser, además, desencadenada por la percepción de que uno mismo es vulnerable. También podría ser una sensación de vulnerabilidad o inestabilidad que le amenaza. Los niños menores de seis años suelen ser especialmente indefensos a los desequilibrios con el entorno lo que les hace ser muy inseguros. Normalmente todo su universo está en el círculo doméstico, que absorbe múltiples influencias externas por lo que el menor se encuentra expuesto continuamente a la presión y a las peculiaridades del ámbito social en general y del núcleo familiar en particular. Aparece, por tanto, el niño inseguro.


Se ha de tener en cuenta también que, los graves desequilibrios del entorno del niño como podría ser, por ejemplo, el fallecimiento de los padres, generan ansiedad, tristeza e incluso graves depresiones y experiencias reales de dolorosa inseguridad. Normalmente el niño inseguro lo que va a hacer es mostrar cambios en el comportamiento motor, cambios conductuales en la alimentación, perturbaciones del comportamiento afectivo, modificaciones conductuales del sueño, disminución en la productividad escolar y dificultades en la expresión oral y corporal.


Se ha demostrado que la timidez es mucho más frecuente en niños inseguros y miedosos (y por ello de forma indirecta ambas están relacionadas) a los que sus padres humillan, maltratan, desvalorizan o ridiculizan, así que jamás debe existir un trato así por parte de ninguno de los progenitores, ya sea el padre o la madre (tampoco de otros familiares). Y, en caso de ser así, lo mejor será alejarse de esa persona que está haciendo daño a su propio hijo y en su lugar fomentar tanto la autoestima como la confianza en él. Recuerda, además, que una persona con una autoestima alta no tendrá problema alguno en darse a conocer a los demás y mostrar una gran seguridad en sí misma.


Sin embargo, otras veces el niño es tímido porque sí, y el error que comenten la mayoría de los padres y madres es que les comparan continuamente con sus hermanos. Esto es algo que no está bien porque cada niño es diferente y necesita su momento para hacer las cosas. Los niños muy tímidos e inseguros puede que tengan, por tanto, pocas habilidades sociales y una baja autoestima. Además, cuando se les pregunta por ellos mismos estos tienden a considerarse inferiores, menos amistosos y mucho más pasivos que los compañeros que no son ni tímidos ni inseguros. Algo que, sin duda, afecta a la forma de relacionarse con los demás y a las percepciones de los otros ya que estos suelen considerarse menos amigables y agradables. Son niños que suelen ser rechazados por sus compañeros.


¿Se hereda la timidez?


Probablemente hayáis pensado en vosotros cuando eráis niños y hayáis llegado a la conclusión de que vuestro hijo es así porque o tú o tu pareja erais bastante tímidos cuando eráis pequeños. Para los expertos sí existen ciertos factores genéticos que pueden predisponer a la timidez en el niño, pero también los factores ambientales y emocionales de la educación tienen aquí un gran peso y valor. Y, aunque es cierto que como tal no se hereda, es decir, que no significa que todos los niños con padres y madres tímidos vayan a ser también tímidos, sí que va a influir en ellos el modelo que el progenitor le transmita. Por norma general, si el adulto es retraído o tímido y no sabe afrontar situaciones sociales nuevas, acabará enseñando al niño a comportarse también de esta manera, pero es algo que suele hacerse indirectamente, aunque hay que intentar cambiarlo.


¿Cómo vencer la timidez y a su vez también la inseguridad?


Algunos niños se vuelven tímidos debido a experiencias difíciles en la vida, pero la gran mayoría de ellos nacen así: tímidos e inseguros. De hecho, para algunos de ellos a su corta edad las situaciones sociales e interacciones pueden ser algo aterradoras. Cuando entran, además, en contacto con niños nuevos suelen sentirse muy incómodos y, normalmente, no quieren hacer el primer acercamiento y prefieren abandonar una posible amistad en vez de acercarse a lo desconocido.


Pero ¿cuándo se considera entonces que la timidez es ya grave? Cuando la timidez es incapacitante. Normalmente, los niños extremadamente tímidos con bastante frecuencia no se adaptan muy bien al resto de compañeros del cole ocasionando, por tanto, retraimiento y en último lugar también la imposibilidad del funcionamiento social de este como adulto. Y por ello es algo que debe resolverse cuanto antes en la infancia.

 

 


Fuentes:

La timidez en los niños https://www.healthychildren.org/Spanish/ages-stages/gradeschool/Paginas/Shyness-in-Children.aspx

Cómo ayudar a un niño tímido e inseguro https://www.psicologia-online.com/como-ayudar-a-un-nino-timido-e-inseguro-522.html

Foto: Freepik.com

Redacción: Ana Ruiz

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar