• Buscar

Causas del miedo infantil

Causas del miedo infantil

La infancia o la niñez es un término amplio aplicado a los seres humanos que se encuentra en fases de desarrollo comprendidas entre el nacimiento y la adolescencia o la pubertad. Es la etapa, además, en la que los miedos y fobias de los más pequeños son más comunes. Pero ¿qué es el miedo? ¿a qué tienen miedo los niños? ¿es lo mismo la fobia que el miedo?

Publicidad

Índice

 

Articulo relacionado: Día Internacional de la Juventud

Los miedos en los niños

En primer lugar, hay que tener claro que ambos conceptos, la fobia y el miedo, son distintos y que, por tanto, su significado también lo es. El miedo es esa sensación de angustia provocada por la presencia de un peligro real o imaginario, un sentimiento de desconfianza, y la fobia, el temor intenso o irracional de carácter enfermizo hacia una determinada persona o cosa. Los miedos son, por tanto, esas emociones caracterizadas por una intensa sensación bastante desagradable con frecuencia y que se deriva de la aversión natural al riesgo.

Es, además, un fenómeno bastante común durante el desarrollo y crecimiento de los niños, aunque normalmente suelen ser episodios pasajeros y de baja intensidad, y que se conocen como miedos evolutivos. Sin embargo, las fobias y la ansiedad son algo distinto. Estos son miedos de gran intensidad, irracionales y desproporcionados al riesgo de la situación u objeto temido y que generalmente no suponen una amenaza real. ¿Cuáles son los temores más frecuentes en los niños?

Miedo infantil a quedarse solo, o a lo desconocido. La soledad no es un sentimiento agradable prácticamente a ninguna edad, pero es normal que cuando uno todavía es muy pequeño tenga más miedo a quedarse solo porque no conoce, más bien desconoce. Es por ello también por lo que ambos miedos pueden ir de la mano.

Miedo a la oscuridad. Este miedo aparece normalmente en uno de cada tres niños hacia los dos años aproximadamente y termina a los ocho o nueve. Para intentar frenarlo en la medida de lo posible se puede ayudar al niño acompañándolo, por ejemplo, hasta que consiga dormirse, y manteniendo alguna luz encendida que reduzca la intensidad de esta. Además, se ha de intentar también que el ambiente sea lo más agradable posible. Lo ideal es programar rutinas antes de acostarse.

Miedos escolares. Los miedos escolares suelen ser situaciones concretas del entorno escolar. Este tipo de miedos sí van aumentando con la edad. Estos miedos escolares precisan tanto de una actitud firme de los padres y la colaboración de los profes. El bullying o acoso escolar es un ejemplo de miedo de este tipo.

Miedo al dentista. Si, lo cierto es que los miedos médicos también son uno de los temores más frecuentes en los niños, pero, sin duda, al que más suelen temer es al dentista, pero ¿por qué? Normalmente la imaginación de los más pequeños es lo que más suele agravar este miedo o temor. Además, todos los tratamientos invasivos que se realizan en consulta no suelen ser vistos con muy buenos ojos. Estos miedos médicos incluyen el dolor físico, los procedimientos médicos y al contexto sanitario.

 

Muchos miedos, pero ¿qué es lo que los causa?

Normalmente, los miedos suelen aparecer en edades comprendidas entre los tres y los seis años cuando el niño todavía no comprende todo lo que le rodea y tampoco es capaz de diferenciar lo que es real de lo que no. Los expertos consideran que algunos miedos pueden ser muy pero que muy perjudiciales para estos niños. Sin embargo, hay otros muchos que los ayudan en su desarrollo. Además, afirman también que los miedos aparecen y desaparecen continuamente, y que van a ir superándolos poco a poco a medida que van distinguiendo la realidad. Por eso, también es importante no querer acabar con todos los miedos de los niños porque algunos de ellos son los que, sin duda, van a permitir al niño entender el mundo. No obstante, lo que sí hay que tener en cuenta siempre es que los miedos y temores infantiles van a variar siempre dependiendo, por supuesto, del carácter y la personalidad de cada niño, aunque por norma general, estos son universales. Pero ¿qué le pasa al cuerpo de los más pequeños cuando sienten miedo?

El miedo es una emoción instintiva que actúa en el cuerpo de los más pequeños como una señal de alarma. En numerosas ocasiones, los padres tendrán que contar a sus hijos ejemplos de cuando ellos eran pequeños y de cómo lograron también resolver todos sus temores. Resulta fundamental transmitir al niño que tener miedo es normal y que a todos algún día, más tarde o más temprano se les va a pasar. Pero para ello es importante, por tanto, poner palabras adecuadas al miedo del niño e intentar calmarlo. Una buena forma de hacerlo será transformando el miedo en interés, o utilizar objetos transicionales para ayudar a que se calme.

El lenguaje de los padres y el tono de voz ha de ser también calmado y pausado y, sobre todo, se ha de tener en cuenta que jamás se ha de ridiculizar al pequeño por sus miedos. Además, avergonzarle solo hará que se sienta muy confuso. Lo que se le debe transmitir al niño realmente es que a medida que se vaya haciendo mayor el temor y el miedo se irá pasando.


Fuentes: AEP EnFamilia https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/miedos-fobias-en-infancia

Fecha de actualización: 22-04-2021

Redacción:

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×