• Buscar

Juegos para cumpleaños de niños de 6 años

Juegos para cumpleaños de niños de 6 años

Los niños a los seis años desean como cualquier otro que llegue el día de su cumpleaños, pero ya no son tan pequeños y es normal que les apetezca invitar a sus amiguitos del cole a casa para celebrar este día tan esperado. Algunas veces los mamás o los papás no están de acuerdo con ello, pero un día es un día y si son poquitos no pasará nada. Además, existen un montón de juegos para que se diviertan y se lo pasen en grande toda la tarde.

Publicidad

En torno a los cinco o seis años los niños se encuentran en la mejor edad para celebrar su cumpleaños, pues son lo suficientemente mayores para participar en muchos juegos ya, pero también para participar en los preparativos y ayudar a decorar o confeccionar un disfraz, por ejemplo. Y sí, debéis dejar que os ayude porque sigue siendo un niño, pero para ayudarte en las tareas (y más en las de la organización de su cumple) es la persona más indicada ¿no? De hecho, será a él o a ella a quien preguntemos a qué compañeros del cole quiere invitar, cómo quiere decorar sus invitaciones, qué pastel va a querer preparar contigo, etc.

 


En realidad, son muchas las tareas que se deben hacer antes de organizar un cumpleaños en casa con vuestro hijo, pero merecerá la pena y él estará muy contento de haber celebrado un cumpleaños especial. Además, estáis de suerte porque entre los cuatro y los siete años es la edad ideal para celebrar una fiesta de cumpleaños temática:

 


Fiesta del color. En la fiesta del color es importante que en la invitación indiquéis que cada niño invitado al cumple debe ir de un color distinto. Algunos de los juegos más divertidos podrían ser “Globos al rincón” y “Busca el tesoro”. En el primero, debéis colocar muchos globos del color de los equipos en el centro del salón o la habitación. A la señal de “ya” y hasta que acabes de contar hasta cinco, los niños deberán recoger los globos que haya de su color e ir depositándolos en el lugar que corresponda. Gana el equipo que más globos del color correcto haya cogido. Para el segundo juego, debes esconder en la habitación caramelos envueltos en papel de colores, de manera que los niños deben ir encontrando por la casa los caramelos que tengan de su color.

 


Fiesta de animales. En las fiestas de animales se pueden preparar caretas de animales para que cada uno lleve una careta y se vayan identificando así o les podéis pintar caras de animales con pinturas especiales para la cara. “Ponle la cola al burro” es uno de los juegos más conocidos. Este consiste en pintar una silueta de burro en una cartulina, y aparte, la cola del animal. Después, cada niño de uno en uno y con los ojos tapados debe dar unas vueltas sobre sí mismo. Luego, colocar la cola al burro. Se marca el intento de cada uno de los niños y gana quien se haya acercado más. “Descubre el animal” es otro juego en el que seguramente vuestro hijo y sus amiguitos se diviertan muchísimo. Guarda en una caja gigante que tengas por casa con todos los animales de plástico o de peluche de tu hijo. Venda a todos los niños los ojos y que solamente a través del tacto puedan descubrir de qué animal se trata.

 


Fiesta de payasos. Pero si vuestro hijo adora los payasos no dudéis en que lo mejor que podéis hacer es organizar una fiesta de ellos mismos ¡los payasos! Algunos de los juegos más originales y que más van a sorprender a tus hijos son “Payasos habilidosos” y “Payaso chistoso”. Si decidís jugar a “payasos habilidosos” lo que debéis hacer es apilar en una mesa apoyada contra una pared unos cuantos envases de yogur vacíos formando una pirámide. Los niños deben colocarse en fila a cierta distancia y con tres pelotas pequeñas. Cada niño debe tumbar todos los botes. Si optáis finalmente por “payaso chistoso” lo ideal es que pidáis a todos los invitados que vayan de casa con algún chiste aprendido. Todos se sientan en el suelo, y uno por uno se van levantando para contar su chiste. Con los chistes que más se rían se deberá elegir al ganador.

 


A esta edad, es importante además que los padres sepan que, según algunos expertos, los niños a los seis años sufren una crisis, muy parecida a la que los adolescentes sufren a los 12 y los adultos sufrimos a los 40. Y que lo más importante ante ello es tener tres ideas fundamentales muy presentes: paciencia, exigencia y cariño, pero es normal que la mayoría de ellos se pregunten por qué les pasa esto a sus hijos o en qué les afecta. Pues bien, en el niño de seis años que sufre o va a sufrir “la crisis de los seis años” notaremos algunos cambios como estos:

 

 

 

- El niño se siente desorientado e incómodo, por lo que va a reaccionar de forma desproporcionada y casi siempre entre los dos extremos

 

- El niño se revela para imponer su autoridad sobre los demás

 

- No acepta la autoridad

 

- Ríe y llora hasta perder el control

 

- No hay quien entienda sus caprichos

 

- No es reflexivo

 

- Su respuesta a casi cualquier exigencia será “no”

 

- Muestra una actitud desafiante
 

 

Las reacciones propias de esta crisis de madurez a los seis años tienen su origen en el acelerado proceso del sistema nervioso, ante el cual el niño va reaccionando con todo su cuerpo y a través de distintas emociones. Ante estas reacciones determinas es importante tener en cuenta que estas han de ser interpretadas como síntomas de su crecimiento que tendremos que orientar de forma adecuada.

 


Lo más importante es comprender su situación y respetar siempre su intimidad, aprovechar los momentos en los que el pequeño quiera hablar o contaros cosas que le hayan pasado interesantes en el colegio o en alguna excursión, e inculcarle el valor de la lectura y, por supuesto, de otras actividades que requieran concentración.

 


Una vez finalice la crisis, los padres y las madres de los niños de seis años se van a dar cuenta, pues será cuando noten un poco de aquietamiento de su actitud, es decir, cuando el niño esté más tranquilo y calmado que antes. Además, el niño se volverá mucho más introvertido, pero también mucho más maduro cuanto mayor empeño, paciencia y cariño hayáis vosotros volcado en él.  

 


Fuente:

AEP Enfamilia “Comportamiento de los niños: qué pueden hacer los padres” https://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/comportamiento-ninos-que-pueden-hacer-padres

Fecha de actualización: 25-10-2018

Redacción: Ana Ruiz

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×