• Buscar
Publicidad

Guía para el uso seguro de juguetes conectados

Guía para el uso seguro de juguetes conectados

Los juguetes conectados son aquellos que poseen funciones de conectividad para interactuar con otros dispositivos domésticos como las tabletas y los móviles, o bien para intercambiar datos a través de Internet. Pero ¿a qué nos exponemos con ellos y la privacidad de nuestros hijos?

Publicidad

Índice

Muchos juguetes conectados utilizan información personal de los menores durante el juego. Además, los juguetes conectados poseen sensores, micrófonos o cámaras que permiten la interacción y el intercambio de información con el niño y con otros dispositivos. Por eso, en el caso de no ser lo suficientemente seguros, pueden permitir que una persona ajena consiga conectarse directamente con el juguete o con el dispositivo vinculado.
 

¿Cómo elegir un juguete conectado?

A la hora de elegir un juguete conectado hay que tener en cuenta varios aspectos, de cara a asegurar la diversión sin riesgos y tener en cuenta también, por supuesto, varios aspectos como, por ejemplo, la edad recomendada para el uso de cada juguete.
 

¿Cuáles son los riesgos de utilizar los juguetes conectados”?

En el caso de no ser suficientemente seguros, pueden permitir que una persona ajena consiga conectarse directamente con el juguete o con el dispositivo vinculado que utilicemos para jugar (el móvil o la tableta), pudiendo acceder a las imágenes o grabaciones del menor, conseguir información personal o incluso entrar en contacto con él.

Algunos juguetes conectados permiten el contacto con personas desconocidas durante el juego, por ejemplo, para comunicarse con otros jugadores que estén conectados al mismo tiempo. Esta actividad puede permitir que el niño contacte con desconocidos, que pueden no ser menores o tener un propósito malintencionado. Otro riesgo añadido es que el menor haga un mal uso del juguete, exponiéndose a sí mismo o a otras personas a estos riesgos.
 

¿Cómo configurar el juguete para que este sea más seguro?

Desde INCIBE (Instituto Nacional de Ciberseguridad) nos dan unos consejos para que el juguete sea mucho más seguro para los niños:

- Mejorar su seguridad

Hacer cambios de contraseñas y códigos por defecto para la conexión con otros dispositivos. De otro modo, cualquiera que haya tenido un juguete de ese tipo conocerá las claves genéricas y podrá conectarse al nuestro. Procurar mantener las actualizaciones de la aplicación al día para ir corrigiendo los fallos de seguridad que pudiera tener. Siempre que las opciones del juguete lo permitan, apagar el juguete cuando no lo estemos utilizando para evitar que siga recogiendo datos innecesariamente.

- Control parental

Algunos juguetes incorporan herramientas de seguridad específicas, como control de tiempo de juego para evitar un uso excesivo. En otros casos, podemos utilizar el control parental del móvil o la tableta para limitar el acceso a otras aplicaciones o las compras sin autorización.

Articulo relacionado: Botiquín de viaje para niños

- Protección de datos

No olvides que tu juguete puede guardar información personal durante el juego. De forma periódica, comprueba y elimina los registros de mensajes y otros datos personales almacenados en los sistemas del fabricante. Cuando el juguete ya no se vaya a seguir utilizando de manera definitiva, solicita eliminar la totalidad de los datos, así como tu cuenta de usuario.
 

¿Qué información contienen los juguetes conectados?

Los juguetes conectados de los niños pueden recopilar información diferente, incluida la información de padres e hijos.

La información que se puede recopilar de los niños incluye:

- fecha de nacimiento, nombre y sexo

- fotos del perfil

- mensajes de voz, mensajes de chat y fotos enviadas por niños

- contraseñas de la cuenta

- ubicación física

- historial de chat e historial de navegación en Internet

- registros de llamadas

Articulo relacionado: Gafas de sol para niños

Información que se puede recopilar de los padres incluye:

- dirección de correo electrónico y dirección postal

- género

- fotos de perfil

- mensajes de voz, mensajes de chat y fotos enviadas por los padres

- contraseñas de cuenta y preguntas de recuperación de contraseña

- información de tarjeta de crédito

- número de teléfono

- contraseñas de Wi-Fi y direcciones IP

Es decir, problemas relacionados con la privacidad. A los padres y las madres les preocupa que la información de los niños no esté protegida adecuadamente. Además, la información recopilada por las compañías de juguetes generalmente es accesible para el público con poca encriptación en el sistema debido a la falta de conocimiento de la privacidad de la información.
 

¿A qué otros riesgos nos exponemos?

- Violaciones de datos anteriores

Articulo relacionado: Cuentos de Navidad para niños

Se pueden producir violaciones de datos con respecto a los juguetes conectados.

- Fuga de datos

En 2017, los juguetes CloudPets de la compañía Spiral Toys experimentaron una fuga de datos significativa en su base de datos. CloudPets almacenaba toda su información recopilada de los juguetes de peluche en una base de datos en línea.

- Violación de datos

En noviembre del 2015, VTech sufrió una grave violación de datos en su sistema de almacenamiento de información, donde los piratas informáticos utilizaron una inyección SQL, que es "un ataque de inyección en el que un atacante puede ejecutar declaraciones SQL maliciosas” para obtener la autorización completa de la base de datos donde puede acceder a los datos personales de los niños y los padres.

- Intercambio de datos

El intercambio de datos entre productores de juguetes y otras compañías ha generado preocupación por la privacidad de los datos personales recopilados por los juguetes conectados. Las conversaciones e interacciones entre los niños y los juguetes generalmente son grabadas por los juguetes y enviadas al servidor en la nube del productor de juguetes.

¿Es posible enseñar a los niños a jugar con más seguridad?

El pasado año 2019 INCIBE y la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes elaboró una guía para el uso seguro de juguetes conectados, es decir, aquellos juguetes que poseen funciones de conectividad para interactuar con otros dispositivos domésticos, como tabletas y móviles, o para intercambiar datos a través de internet.

La finalidad de la guía es concienciar sobre los posibles riesgos que puede entrañar su uso y ofrecer recomendaciones para garantizar la seguridad de los menores que los utilizan.

A través de ella se exponen explicaciones muy didácticas y visuales, sobre las funcionalidades de este tipo de juguetes, qué aspectos deben tenerse en cuenta para conocer sus ventajas y riesgos, cómo hacer una buena elección a la hora de comprar estos juguetes y cómo establecer medidas de protección para que los menores puedan disfrutarlos sin riesgo siendo su objetivo fundamental: asegurar que tanto niños como adolescentes se diviertan a través de la tecnología y sin ningún tipo de riesgo.

Recordemos lo importante que es disfrutar del tiempo de ocio en familia, pero con juguetes conectados en casa habrá que tener cuidado, aprender a utilizarlos de manera segura y velando, por supuesto también, por la seguridad y la privacidad de los niños quienes deberán aprender también a jugar de forma completamente segura.

*En este enlace puedes descargarte la guía publicada en la web is4k: https://www.is4k.es/sites/default/files/contenidos/materiales/Campanas/is4k_guiajuguetesconectados_v1.pdf


Fuentes:

INCIBE, https://www.incibe.es/

Iniciativa Segura for Kids (IS4K), https://www.is4k.es/

Fecha de actualización: 22-03-2021

Redacción: Ana Ruiz

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×