×
  • Buscar
Publicidad

La musicoterapia en la etapa infantil

La musicoterapia en la etapa infantil

Un nuevo recurso para mejorar la calidad de vida de sus familiares. La música es una forma natural de que los niños pequeños exploren su entorno social e interactúen con él, ya que se puede adaptar a la capacidad de cada niño. La música es una herramienta muy valiosa para que los niños aprendan y se desarrollen dentro de su capacidad y su entorno natural.

Publicidad

Índice

 

¿Qué es la musicoterapia?

La musicoterapia es la aplicación científica del sonido, la música y el movimiento para facilitar la comunicación, promover la expresión individual y favorecer la integración social. Además de ayudar en la terapia de niños con determinados problemas neurológicos, psicológicos o de desarrollo, también favorece el aprendizaje de cualquier niño.

Y es que la música tiene mucha importancia en relación con el desarrollo del cerebro del bebé, el desarrollo musical de los niños pequeños, y los beneficios de las intervenciones musicoterapéuticas para el desarrollo de habilidades en todos los ámbitos del desarrollo.


Beneficios de la musicoterapia

No te puedes perder ...

Y tambien:

La música es muy positiva en el desarrollo de un niño a todos los niveles. Por eso, se aconseja poner música a un bebé ya desde el útero materno, y continuar con esta costumbre una vez nace. Además, la música es una estupenda herramienta de aprendizaje muy usada en la etapa infantil ya que, a través de las canciones, la música, el baile y los sonidos los niños aprenden vocabulario, conceptos importantes, mejoran su psicomotricidad y otros muchos beneficios:

1- Mejora la coordinación y el equilibrio

2- Ayuda a controlar la ansiedad

3- Mejora el estado de ánimo

4- Estimula la expresión de los problemas y las inquietudes

5- Favorece el desarrollo emocional y afectivo

6- Agudiza la percepción auditiva y táctil

7- Fomenta la interrelación social

8- Ayuda en la formación, desarrollo personal y superación de dificultades de aprendizaje

9- Mejora la autoestima


Usos de la musicoterapia en psicología y medicina

La música y sus componentes producen patrones de actividad eléctrica cerebral que puede ayudar a resolver problemas de tipo psicológico, social, motriz, fisiológico… Puede ayudar a cambiar conductas establecidas, reducir el dolor, mejorar ciertos problemas… por eso es habitual su uso en niños con trastornos del espectro autista, niños con problemas de sordera, hiperactivos, agresivos, etc.
 

¿Cómo aplicar la musicoterapia a la etapa infantil?

El uso de la música para ayudar a niños en el aprendizaje y la memorización del material se basa en su uso como una pauta estructural, en la que la música se hace presente simultáneamente con el material que tiene que ser aprendido. La música se convierte de esta manera en el medio pedagógico para transmitir información, y como vehículo para memorizar palabras y/o acciones.

Aprender por medio de canciones y sonidos hace que los niños se diviertan a la vez que aprenden, lo que favorece el aprendizaje de todo tipo de materias de manera divertida como matemáticas, idiomas, lengua, historia, etc. A través de la repetición de música, los niños aprehenden todo tipo de conocimientos sin apenas darse cuenta de que están aprendiendo.

La música se usa también para mejorar la psicomotricidad de los niños, su coordinación, su equilibrio, su ritmo, su movimiento… Por eso, además de usarse en las clases de educación musical, es normal que los profesores de educación infantil usen a menudo la música y las canciones en sus clases para enseñar a los niños, ayudarles a tranquilizarles, mejorar las relaciones entre ellos, fomentar su motricidad, etc.


Fuentes:

Musicoterapia en Pediatría, https://www.aepap.org/sites/default/files/3s.12_musicoterapia_en_pediatria.pdf

 

Fecha de actualización: 05-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.