×
  • Buscar
Publicidad

¿En qué consiste la Pedagogía Blanca?

¿En qué consiste la Pedagogía Blanca?

El proyecto Pedagogía Blanca es una nueva forma de educar, enseñar y acompañar a los niños en su crecimiento ofreciéndoles las herramientas necesarias para desarrollar sus capacidades respetando sus procesos madurativos y fomentando su curiosidad natural, su espíritu crítico y su creatividad.

Publicidad

Este proyecto está creado por dos mujeres: Azucena Caballero y Mireia Long quienes, descontentas con las metodologías tradicionales de educación, decidieron crear algo nuevo. Para ello crearon su propia web, desde la que ofrecen consejos e imparten cursos para formar en este nuevo tipo de pedagogía a todos aquellos interesados.


Azucena Caballero es experta en aprendizaje creativo, adolescencia, educación disruptiva, métodos dinámicos (lapbooking, workboxes, proyectos), y edupunk. Mientras que Mireia Long es experta en antropología de la crianza y la educación, en pensamiento divergente, en establecer límites sin castigos y comunicación no-violenta, en aprendizaje online y cooperativo, en organización de espacios educativos y en altas capacidades.


La Pedagogía Blanca no es solo para los profesores, sino también para los padres que quieren recuperar la confianza en el proceso natural del aprendizaje.


Y es que tanto Azucena como Mireia creen que todos los niños nacen dotados de grandes capacidades, de inteligencias múltiples y de una gran curiosidad y ganas de aprender. Pero si no encauzamos estas habilidades y deseos de una manera adecuada, conseguiremos que los niños se aburran en clase, no quieran ir al colegio o no exploten al máximo sus capacidades.

No te puedes perder ...

La infertilidad y sus tratamientos

La infertilidad y sus tratamientos

Según los datos publicados en 2001 por el Instituto Nacional de Estadística, el número de mujeres entre los 15 y los 49 años que, hasta la fecha, se habían sometido a un tratamiento de fertilización era de 239.427, el 2,4% de la población femenina. De ellas, un 49% consiguieron tener, al menos, un hijo. Aunque en nuestro país no existe un registro obligatorio para estos tratamientos, que se regulará en la nueva ley del 2006, en países donde sí hay control como en Suecia, un 6% de los niños nacidos se deriva de técnicas de reproducción.

 

Y tambien:


Para ellas, es necesario seguir un tipo de pedagogía respetuosa con las emociones del niño que no tenga en cuenta solo los resultados estandarizados. Por eso, hay que conocer y saber manejar una serie de herramientas teóricas y prácticas que nos permitan analizar de forma crítica la manera en la que nosotros fuimos educados para construir una nueva pedagogía.


En sus cursos, ambas ofrecen un programa completo en educación que abarca temas como el cerebro y su forma de aprender, corrientes pedagógicas alternativas, crítica al sistema escolar actual, cómo llevar la creatividad al aula, la libertad de aprendizaje o la excelencia por medio de la potenciación de las cualidades e inteligencias personales.


Este proyecto, a través de la red de formadores, monitores y centros de educación y ocio infantil que han ido creando, ya se puede encontrar en España, México o Rumanía.


¿En qué se basa la Pedagogía Blanca?


Su objetivo principal es cambiar la educación para que responda a las necesidades auténticas de los niños. Las bases de su pedagogía son la creatividad, la empatía, la cooperación o la curiosidad. Además, creen que los niños deben tener un papel mucho más activo en su educación, fomentando su autoconocimiento, su responsabilidad y el desarrollo de sus talentos.


Por otra parte, no creen en la rigidez de las evaluaciones actuales ni en que todos los niños aprendan lo mismo a la vez ya que no todos tienen el mismo desarrollo ni capacidad. Por eso, la Pedagogía Blanca se basa en contenidos personalizados y flexibles.


Para ellas, lo importante es fomentar la pasión por aprender, lo que se consigue, por ejemplo, mediante el juego. Además, no creen en los deberes fuera del horario escolar, sino en dejar que cada niño emplee esas horas con libertad para jugar, explorar o descubrir lo que quiera.


En cuanto a los padres, deben acompañar a sus hijos en todo el proceso de aprendizaje y desarrollo desde el vientre materno. Deben respetar los ritmos de aprendizaje del niño y guiarles para desarrollar sus propios talentos (para lo cual es importante descubrir cuáles son).


Además, deben enseñar a los niños a conocerse a sí mismos, entender la diversidad que hay en el mundo, tener confianza en sí mismos y autonomía para asumir sus propios riesgos y perseguir sus sueños.


El niño realmente motivado se siente feliz de haber descubierto cosas por él mismo o con ayuda de papá, mamá o de su profesor, lo que le hace implicarse en el proceso de aprendizaje y querer saber más, logrando que estén motivados y tengan ganas de aprender e ir a clase.


No se deben imponer castigos a los niños ya que son contraproducentes, pero sí instaurar una serie de normas claras y racionales para que el niño desarrolle su propio sistema de valores y sepa lo que está bien y lo que no.


Para lograrlo, hay que propiciar un ambiente creativo que estimule su inteligencia, pero que además sea respetuoso y diverso. El niño tiene que tener acceso a diferentes actividades y estudios para que pueda descubrir qué le gusta y cuáles son sus talentos.


Por último, este tipo de pedagogía, según explican sus creadoras, tiene muchos beneficios como desarrollar su autonomía, su creatividad, su pasión intelectual, su razonamiento lógico y su plena conciencia a través un método de enseñanza basado en los vínculos sociales, el amor, la confianza y la felicidad.


Fuente: Pedagogía Blanca.


Te puede interesar:

La previsión de la estatura de un niño puede hacerse de manera aproximada teniendo en cuenta la altura de los padres o de manera más precisa a través de una serie de pruebas médicas.

Fecha de actualización: 12-04-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad