Consejos para que un niño escriba rápido

Consejos para que un niño escriba rápido
comparte

Sabemos que aprender a escribir no es una tarea sencilla. Por eso, es importante que los niños comiencen a hacerlo de forma gradual. Normalmente, los niños se aproximan al lenguaje alrededor de los cinco años.

A los cinco años los niños por norma general comienzan a distinguir su nombre y se empiezan a familiarizar con el lenguaje. La gran mayoría de ellos, alrededor de los seis años comienza ya a abordar la lectoescritura, cuando estos comienzan Primaria.

 

El aprendizaje de la escritura como tal pasa por diferentes fases: la fase del copiado, la escritura al dictado y la escritura espontánea. En la primera fase de lo que se trata es de adquirir una serie de capacidades motrices manuales a través de la reproducción de modelos. Lo que conocemos, por tanto, como copiar. Normalmente se empieza por lo más básico para después continuar avanzando hacia modelos más complejos.

 

La segunda fase es la fase del dictado o escritura del dictado en la que introduce al niño a través de los seis años. Ya no hay un modelo visual presente, sino que lo que comienza a tener verdadera importancia es la relación audición-visión. En lo único que se apoyan los niños en esta fase es en realidad en el modelo sonoro. El niño ha de ser capaz, por tanto, de discriminar aquello que oye e ir colocándolo en el mismo orden que ha sido escuchado. Para superar la fase del dictado es completamente necesario que el niño tenga una buena capacidad auditiva, una buena memoria visual y también una motricidad fina lo suficientemente adecuada.

No te puedes perder ...

 

En cuanto a la tercera fase, lo que se trabaja es la capacidad de escritura espontánea o escritura libre, que es el otro nombre con el que se la conoce. Aquí el niño comienza a escribir lo que internamente se representa a nivel mental, es decir, lo que el niño imagina. Una capacidad que comienza a desarrollarse al empezar primaria, pero que se va a ir desarrollando año tras año porque cada vez se hace más compleja.

 

La escritura es un sistema de representación gráfica de un idioma, por medio de signos trazados o grabados sobre un soporte, aunque en realidad la escritura es un modo gráfico específicamente humano de conservar y después transmitir la información. Como medio de representación la escritura es una codificación sistemática mediante signos gráficos que lo que hace es permitir registrar con gran precisión el lenguaje hablado por medio de signos visuales. Y adquirir los códigos del lenguaje escrito necesita de un cierto grado de desarrollo intelectual. De hecho, una de las tareas más complejas para los niños durante todo su proceso de aprendizaje (que debería durar toda la vida) es la escritura. Además, aprender a escribir no es lo mismo que aprender a hablar, pero ¿por qué? Pues bien, porque en realidad aprender a hablar se realiza de forma natural.

 

¿Qué les aporta?

 

Escribir es una manera maravillosa para que los niños puedan expresar también sus sentimientos, sus pensamientos, su creatividad y su singularidad particular. Es, además, una manera esencial en que los niños comienzan a aprender a organizar sus ideas. Asimismo, cabría destacar también que los niños gracias a la escritura pueden convertirse, sin duda, en mejores lectores.

 

¿Por qué es tan importante?

 

Sin duda escribir es uno de los medios de comunicación más útiles que existen ya que a través del lenguaje escrito lo que uno hace es emitir mensajes, registrar ideas y también permitir a los niños dejar plasmado un contenido para después proceder a leerlo.

 

Sin embargo, no todos los niños saben escribir correctamente. ¿Quieres que tu hijo sepa escribir bien? Pues tranquila, podrás conseguirlo, simplemente sigue estas recomendaciones para lograrlo.

 

-Crear un ambiente divertido: para que un niño escriba bien es necesario crear un ambiente divertido. Con ello lograremos que la escritura sea algo que le atraiga, pero que también le entretenga. Además, si os ve a vosotros hacerlo, él también querrá hacerlo. A vosotros os gusta, ¡y a él seguro que también!

-Olvidar las correcciones: jamás habrá que forzar al niño a que escriba bien. Además, cada uno tiene su propio ritmo. Por ello, lo más importante, sin duda, es que este vaya experimentando, probando y ajustando como considere.

-Copiar caracteres: no hay nada mejor que ofrecerle su cuento o libro favorito y proponerle que copie las letras. Sí, en realidad se trata de una especie de caligrafía. Simplemente bastará con ofrecerle una hoja en blanco y dejarle imitar las palabras y los diferentes dibujos incluso que aparezcan en el cuento.

-Escribir sobre lo que le guste: otra de las cosas que podemos hacer para que escriba bien es motivar al niño para que nos cuente sus historias y anécdotas en el colegio, seguramente habrá más de una anécdota que no os haya contado todavía. Muchas veces el simple hecho de ofrecerles que escriban lo que quiera, algo que realmente les guste, hace que escriban mejor.

 

El problema es la poca rapidez…

 

Sí, es cierto que otro problema que también preocupa a los papás y a las mamás es la rapidez que tiene a la hora de escribir su hijo. Desde que aprendió a escribir, lo hace bien, pero muy lentamente. ¿Quieres conseguir que tu hijo aprenda rápido? Presta atención…

 

-Que escriba las ideas principales. Por norma general, el niño intenta copiar siempre en clase literalmente todo lo que el profesor le ha dicho. Sin embargo, si el niño es capaz de reconocer las ideas principales hará que escriba más rápido.

-Que utilice símbolos. Muchos niños que tienen entre diez y once años se pierden cuando toman nota del profesor. Lo bueno es que la utilización de símbolos les va a permitir captar las ideas principales.

 

Existen, no obstante, dos métodos que harán a tu hijo escribir más rápido. Estos son el dictado y el juego. Los dictados pueden servir para estimular a los niños, pero siempre que sea un dictado breve, sobre todo, si todavía estos niños son algo pequeños. Es probable que el primer dictado no consiga redactarlo bien, pero a medida que vaya haciendo más y más dictados su oído se irá acostumbrando y los músculos de la mano y los brazos habrán ganado la velocidad necesaria.

 

¿Juegos para escribir bien? No es lo que parece. No nos referimos a juegos de mesa, ni de cartas ni nada de eso, sino más bien a pedirle al niño que escriba algunas líneas sobre algo que haya hecho divertido, como, por ejemplo, una excursión o si ha visto algún cortometraje en clase. Lo que ha de hacer es redactar lo que más le haya gustado de esa excursión o de la peli, pero que debe entregarlo bien redactado y en un tiempo más o menos breve para recibir su premio. ¡Y que sea real si lo consigue, claro!


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado un test de altas capacidades en niños con el fin de facilitar al máximo la identificación de este tipo de niños y así puedan realizarse los ajustes precisos en su entorno para que puedan alcanzar su potencial.


Fuentes:

AEP EnFamilia Deberes escolares

AEP EnFamilia Trastornos del aprendizaje

 

Fecha de actualización: 20-09-2019

Redacción: Ana Ruiz

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>