¿Cómo enseñar a sumar y restar?

¿Cómo enseñar a sumar y restar?
comparte

La importancia de la educación es indiscutible y con el paso del tiempo aparecen técnicas cada vez más innovadoras. Enseñar mientras se divierten es una de las claves para que los niños quieran aprender con energía. El mundo de las matemáticas es uno de los más complicados y, en muchas ocasiones, le cogen aversión, por ello es necesario saber como enseñarlas.

Las sumas y las restas son las bases del aprendizaje matemático que en el futuro les servirán para resolver problemas del día a día. Cada niño asimilará los conocimientos a un ritmo diferente, algunos lo harán fácilmente y a otros les costará algo más, pero lo terminarán sacando adelante.

 

Por lo general, desde el primer curso de Primaria los niños entran de lleno en el aprendizaje de esta asignatura. En el colegio reforzarán bastante la mejora de la destreza matemática en los pequeños ya que durante el primer curso y posteriormente, los números y los problemas formarán gran parte de su aprendizaje en la escuela.

 

Aun así, se ha comprobado que no es necesario esperar hasta la educación Primaria para enseñarles a sumar y restar. En la etapa Infantil se puede comenzar ya el aprendizaje aritmético y se han dado casos, incluso, en los que niños de tan corta edad han podido resolver sumas y restas.

 

Para enseñar a sumar y restar es importante ir paso a paso y no adelantarse a los conocimientos que tiene el niño o solo se confundirá más. Un buen ejercicio de calentamiento es el de ir cogiendo varios objetos y que tenga que ir diciendo la cantidad que hay. Con esto irá llevando la cuenta de los objetos mentalmente.

Cómo enseñar a tu hijo a jugar al ajedrez

Cómo enseñar a tu hijo a jugar al ajedrez

El ajedrez es un juego con múltiples beneficios cognitivos y cerebrales para todas las personas. En los niños, especialmente, es una efectiva manera de desarrollar su pensamiento lógico y estratega. Vamos a ver cómo puedes enseñar a tu hijo este maravilloso juego.

 

Otro ejercicio es uno de secuencias. En el caso de que se quiera enseñar a sumar hay que enseñarle a contar hacia delante: 5,6,7…y, en el caso de las restas, enseñarle a hacerlo hacia atrás: 5,4,3…Todo ello facilitará su entendimiento, aunque como en todo es necesario siempre practicar.

El uso de las marcas también es muy útil y desde siempre ha funcionado. Puede coger una hoja de papel y realizar marcas que le ayuden a sumar y restar, cuatro líneas y una quinta que las cruce en diagonal. El uso de la memoria es muy importante en las matemáticas. Es importante que el pequeño sea capaz de memorizar operaciones dobles como 1+1 o 2+2 ya que posteriormente le facilitará la tarea a la hora de hacer operaciones como 3+4, por ejemplo, serán capaces de darse cuenta de que si 3+3 es 6, 3+4 es un número más, es decir 7. Es importante no acostumbrar a los pequeños a hacer los cálculos con los dedos ya que frena su agilidad matemática y mental y es un hábito muy difícil de quitar.

 

Se pueden realizar muchos ejercicios y juegos para practicar las sumas y las restas, como es, por ejemplo, el juego de las manzanas. Este consiste en preparar un árbol grande de cartulina y en el tronco hacer unos pequeños agujeros por donde pasen unas tiras de cartulinas con números, en los otros dos huecos añadimos la operación que se quiere realizar y con el resultado se añaden las manzanas hechas de papel o plastilina a la copa del árbol.

 

Además, existe también otro juego con cartas que es muy entretenido para los niños. Es muy sencillo, pues tan solo hay que preparar unas cartas con algunas operaciones: sumas, restas, etc., y, por otro lado, preparar unas pinzas con los diferentes números del 1 al 10 al principio y a la que luego se pueden añadir más con operaciones algo más grandes. Simplemente hay que enganchar la pinza y su resultado en la carta adecuada.

 

Otro juego algo más complejo y trabajoso consiste en crear una máquina. Se puede hacer de varias maneras, pero la más sencilla y rápida consiste en un pequeño taburete de niños, un tubo semicircular de plástico que tenga aberturas a ambos lados y en el centro de este, y unas pequeñas cajas en donde se pintarán números del 1 al 5 y otra que hará de recipiente donde caerán las bolitas que se usarán. Los niños deben meter la cantidad de bolas adecuada por cada abertura del tubo en función de los números que les indiquen las cajas.

 

Existen muchos más juegos y actividades que se pueden llevar a cabo para que los niños se diviertan aprendiendo, además, el tener que crear de alguna manera los objetos también fomenta su aprendizaje más artístico porque al final lo que están haciendo son manualidades con las que aprenderán matemáticas. Las posibilidades para enseñar a sumar y restar son inmensas, hay que echarle imaginación y pensar en las cosas que les gustan a los niños. El apoyo de los padres y las madres también es muy necesario durante su etapa de aprendizaje y todas estas actividades pueden realizarse tranquilamente en casa.


Fuente:

Fundación Rubio

Redacción: Andrea Rivero

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar