¿Cómo hablar de arte a los niños?

¿Cómo hablar de arte a los niños?
comparte

El arte es cualquier actividad o producto realizado con una finalidad estética y comunicativa mediante la cual se expresan ideas, emociones y una visión concreta del mundo mediante diversas técnicas y materiales. El arte forma parte de la humanidad desde los comienzos de la misma y nos diferencia de otras especies animales, por lo que debemos potenciar el arte en los niños desde pequeños y enseñarles a amarlo y entenderlo de una manera didáctica y divertida.

 

El arte, sea del tipo que sea, ofrece una ventaja sobre aquellos que lo practican y viven. Las personas amantes del arte son más empoderadas a la hora de expresarse, hacen un mejor uso del lenguaje, desarrollan sus habilidades creativas y motrices, expresan mejor sus sentimientos y emociones, se relacionan mejor con los demás, saben tomar mejores decisiones y son más propensos a sobresalir en otras áreas. Por ello, es importante desarrollar el arte en nuestros hijos desde pequeños y enseñarles a practicarlo y disfrutarlo; no se trata solo de que pinten o toquen un instrumento, sino de que sepan apreciar un cuadro, una escultura, un baile o una canción.

 

Sin embargo, es cierto que el arte puede resultar muy aburrido si no sabemos cómo enseñárselo a los niños, por eso a la hora de hablar de arte con niños es necesario seguir una serie de pautas y consejos:

 

1- Todo es un juego, y el arte también, por lo que a la hora de hablarles de arte o de enseñarles alguna creación artística debes hacerlo mediante juegos, canciones, historias, cuentos… que les resulten amenos y entretenidos. Nada de darles una aburrida clase teórica.

No te puedes perder ...

¿Cómo hablar de arte a los niños?

¿Cómo hablar de arte a los niños?

El arte es cualquier actividad o producto realizado con una finalidad estética y comunicativa mediante la cual se expresan ideas, emociones y una visión concreta del mundo mediante diversas técnicas y materiales. El arte forma parte de la humanidad desde los comienzos de la misma y nos diferencia de otras especies animales, por lo que debemos potenciar el arte en los niños desde pequeños y enseñarles a amarlo y entenderlo de una manera didáctica y divertida.

 

 

2- Deja que sean ellos los que te expliquen qué ven o qué sienten ante un cuadro o una escultura. Es importante dejar que se expresen y hacerles preguntas abiertas para que se sientan más motivados. ¿Qué ves? ¿Por qué crees que pintó esto? ¿A qué te recuerda? ¿Te parece triste o alegre?

 

3- El arte puede dar pie a conversaciones o temas más conflictivos o polémicos, como la guerra o la desnudez, pero ese es justamente uno de sus valores, por lo que no debes simplificar el arte ni evitar temas más problemáticos, sino aprovecharlos para hablar de esos temas con los niños.

 

4- Busca obras que puedan resultar interesantes a los niños, ya sea por su temática o por su forma. Ten en cuenta siempre la edad, los gustos y la madurez de los niños a los que vas a hablar de arte antes de elegir de qué les vas a hablar o qué les vas a mostrar.

 

5- Trátalos como artistas y permíteles crear sus propias obras de arte. Para que el arte les resulte divertido, no solo deben sentarse a escuchar, sino que deben crear sus propias obras artísticas. Proporciónales los materiales necesarios y dales libertad total para crear.

 

6- Háblales de distintas etapas y épocas del arte. Una buena idea es empezar por al arte rupestre, ya que suele gustar mucho a los niños, así como la época prehistórica y los cavernícolas. Pero no te centres solo en una etapa, es bueno que aprendan a valorar la belleza de cada etapa, desde la época clásica de los griegos, hasta el arte más contemporáneo. Cuanto más arte conozcan, mejor.

 

7- Haz que se sientan cómodos al visitar una galería de arte o un museo. Es conveniente que las primeras veces acudan a talleres que suelen ofrecer los propios museos o a sesiones especiales para niños para que no se sientan incómodos al estar regañándoles todo el mundo por hablar o reír. Si bien es cierto que es importante que entiendan que hay que respetar ciertas normas, como no tocar las obras de arte expuestas, tampoco se les pueda estar regañando constantemente o no disfrutarán nada de nada. Además, cuando se va a un museo con niños es mejor centrarse en una sala o parte para que la visita no se haga muy larga, o el niño acabarán cansándose y no querrá repetir.

 

8- No es bueno obligar a los niños a ver arte, sino que hay que respetar sus ritmos y deseos y hacerle ver lo fantástico y divertido que puede ser el arte sin necesidad de forzarle. Cuando los niños hacen algo obligados, siempre les resulta aburrido, aunque no lo sea.

 

9- Hay que usar un lenguaje sencillo y apropiado a la edad y conocimientos de los niños para que puedan comprender lo que están viendo. No te obsesiones con los términos artísticos, busca palabras coloquiales que sirvan para ir acercándoles al arte. Incluso pueden ser ellos los que identifiquen o distingan las diferencias entre las obras artísticas.

 

10- Nunca te des por vencido. Si un día les hablas de arte o les llevas a un museo y no les gusta, busca una opción diferente para la próxima vez o un enfoque distinto, verás cómo acaban disfrutando del arte y descubren lo maravilloso que puede ser.

 


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora de síntomas de altas capacidades que arroja como resultado qué porcentaje de ajuste muestra a los síntomas típicos que tienen los niños con altas capacidades según su edad.


Fuente:

Hervé Tullet.

Los dibujos de los niños, Antonio Machón.

Fecha de actualización: 31-05-2019

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>