Características de los niños con altas capacidades

Características de los niños con altas capacidades
comparte

En 2006 el Ministerio de Educación sustituyó el término de superdotado por el de Alumno de Altas Capacidades, un concepto que habla no solo de un coeficiente intelectual alto, sino que tiene en cuenta también otras capacidades como la creatividad, el potencial de aprendizaje, etc.

Hasta hace años, a los chicos con un coeficiente intelectual superior a 130 se les consideraba superdotados. Pero hace unos años esta clasificación se cambió por la de Alumnos de Altas Capacidades para tener en cuenta no solo el cociente intelectual, sino también otras habilidades que presentan estos chicos.

 

Así, en un documento del Gobierno vasco, “Plan Estratégico de Atención a la Diversidad dentro de la Escuela Inclusiva (2012)”, se define a este tipo de alumnos como “un grupo amplio y heterogéneo de alumnos y alumnas que presenta una inteligencia general superior a la media, altos niveles de creatividad, buen potencial de aprendizaje, buen o mal rendimiento académico y generalmente con una clara motivación hacia el aprendizaje y/o sus intereses. Además, pueden poner de manifiesto su creatividad en la expresión del pensamiento, en la facilidad para aplicar conocimientos, en la originalidad, en la imaginación y su fantasía en la utilización de materiales comunes, y en la capacidad de aprendizaje autodirigido”.

 

¿Mi hijo tiene Altas Capacidades?

 

Una serie de características comunes a estos niños (aunque cada niño es diferente) son:

 

- Aprendizaje rápido

 

- Gran energía vital

 

- Estado inusual de alerta desde bebés

 

- Buena memoria y retentiva

 

- Vocabulario muy amplio y complejo para la edad

 

- Compresión avanzada de metáforas e ideas abstractas

 

- Pensamiento complejo, lógico e intuitivo

 

- Con preocupaciones propias de personas mayores

 

- Idealismo y sentido de la justicia

 

- Les gustan los problemas de números y acertijos

 

- En parte, autodidactas

 

- Muy sensibles e intensos en el plano sentimental

 

- Preocupados desde niños por temas sociales y políticos

 

- Atención más prolongada

 

- Sueñan despiertos

 

- Impacientes con la lentitud de los demás

 

- Curiosos, van más allá de lo que se les enseña

 

- Amplia gama de intereses

 

- Interés por experimentar

 

- Sentido del humor agudo y fino

 

- Muy críticos consigo mismos

 

- Desarrollan actividades originales y poco corrientes

 

En resumen, son niños con características de inteligencia por encima de la media, alto nivel de talento creativo y mucha motivación y compromiso con las tareas.

 

Si se sospecha que un niño tiene altas capacidades un psicólogo deberá hacerle una evaluación personalizada para darle la atención necesaria si se confirma.

 

Posibles dificultades de estos niños

 

Estos niños tienen unas necesidades especiales y si no se identifican a tiempo y se potencian se puede producir un deterioro en su desarrollo y una merma en su felicidad. Si no reciben el estímulo intelectual que necesitan, puede causarle numerosos problemas: ansiedad, nerviosismo, depresión, sentimiento de soledad, etc. Incluso pueden sacar malas notas en el colegio y repetir curso a pesar de su inteligencia.

 

Eso sí, tampoco hay que sobreestimularle. Hay que ofrecerle actividades alternativas que cubran sus intereses, programas de apoyo, ampliación de contenidos… Es muy importante la coordinación entre la familia y el colegio. No hace falta llevarle a un centro para niños con altas capacidades, solo habrá que encauzar su motivación y su deseo de aprender. Y, si fuera necesario, acudir a un psicólogo o pedagogo especializado en este tipo de niños.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×