¿Cómo detectar un niño superdotado?

¿Cómo detectar un niño superdotado?
comparte

La superdotación y las altas capacidades son dos términos no exentos de controversia respecto a su significado y es que son muchas las veces que ambos términos pueden llevar a error.

Es sabido que ambos términos se utilizan para señalar a un niño que posee una alta inteligencia, superior a la media. Pero, ¿qué entendemos por inteligencia y cómo se mide de forma fiable? Hoy, la Superdotación o Altas Capacidades incluye además de un alto CI (Coeficiente Intelectual), unas características y capacidades que van más lejos de una puntuación. Una puntuación igual o mayor a 130 en un CI es necesario pero no suficiente para decir que un niño puede presentar este tipo de características. Pero ¿qué diferencia existe entre la superdotación y las altas capacidades? ¿Es lo mismo?


Superdotación y altas capacidades


La superdotacióntiene que ver con un CI superior a la media respecto a la edad (superior a 130) y se mide mediante unas pruebas específicas de inteligencia. Pero también es necesario tener otras condiciones como tener una gran motivación por aquello que les gusta pudiendo llegar incluso a la obsesión. Además también son creativos y pueden llegar a dar respuestas ingeniosas ante nuevos retos.


También es conveniente señalar que en cuanto a personalidad existe un patrón común, aunque puede variar de un niño a otro, que suele caracterizarse por hipersensibilidad, inestabilidad emocional, deseo de liderazgo, baja tolerancia  a la frustración, un vocabulario excepcional, perfeccionismo en todo lo que hace o se propone, autoexigencia…

Cómo ayudar a un niño a afrontar la muerte de un ser querido

Cómo ayudar a un niño a afrontar la muerte de un ser querido

La pérdida de un ser querido es una experiencia que por inevitable no deja de ser dolorosa, un proceso del que desgraciadamente nadie estamos exentos, y tampoco los niños. Así, cuando fallece un familiar, a las dificultades propias que supone para un adulto enfrentarse a una muerte cercana, hay que sumarle la tarea de explicar a los menores qué significa lo que está ocurriendo, y ayudarles a asumirlo. Pero ¿cómo hacerlo adecuadamente para evitar más sufrimiento?


Las Altas Capacidades se refieren también a un nivel de inteligencia superior con un CI de entre 120 – 130. Las características son semejantes a las conocidas en la superdotación, serían menos pronunciadas pero no menos importantes.  Dentro de las Altas Capacidades un niño puede destacar en algún aspecto concreto, como por ejemplo un uso excepcional del lenguaje pero en cambio, puede no sobresalir en matemáticas o en educación artística.


En cualquier caso es el profesional quien debe valorar y diagnosticar  adecuadamente.


La importancia de detectarlo a tiempo


Detectar un niño superdotado o de altas capacidades no es tan fácil como parece. Muchos pensarán con ver que el niño sabe más que la media y que saca muy buenas notas en todas las materias es suficiente. Nada más lejos de la realidad. Un niño superdotado o con altas capacidades, si no es detectado a tiempo puede parecer todo lo contrario, un niño que se aburre con facilidad, que saca malas notas y que no presta atención en clase. Estos niños que no son reconocidos a tiempo pueden tener un falso diagnóstico y una gran afectación emocional, además de confundirse con otros trastornos o déficits, como por ejemplo el déficit de atención o hiperactividad, trastornos que en cambio, pueden ir asociados.


Algunos signos de alerta


Un niño superdotado o de altas capacidades  es posible que pueda decir su primera palabra antes de los seis meses y será capaz de pronunciar una frase con sentido con un año de edad.  Entre los 18 meses y los dos años será capaz de mantener una conversación con un vocabulario que nada tendrá que ver con los niños de esta edad. Aunque este dato no tiene que ser significativo, porque cada niño tiene un desarrollo diferente y el momento de la aparición de la primera palabra no tiene que ser un dato de alarma, ya que habrá niños que pronuncien su primera palabra a los tres años y será después cuando se podrá detectar el nivel de inteligencia.


Son niños con mucha imaginación y con una gran capacidad creativa, siendo capaz de aprender a leer más rápido que otros niños y a resolver problemas de sumas y restas sencillas con tres años. Además tendrá una gran inquietud por lo que le rodea y por aprender nuevas cosas.


Destacará su capacidad de observación y de adaptación al medio, tendrá una gran capacidad de concentración y le gustará relacionarse con niños más mayores.


También podremos encontrar signos de alerta negativos como una baja autoestima, mostrándose introvertido y es muy probable que se sienta incomprendido por su entorno y diferente a sus iguales. Se aburre con facilidad, parecerá distraído todo el tiempo y en la escuela sienten muy poca motivación en el aprendizaje y el profesor porque no sienten que les aporte la creatividad y el tipo de aprendizaje que precisa para poder desarrollarse adecuadamente.


Si notas que tu hijo puede tener características de ser superdotado, no dudes en llevarle a un profesional para que le evalúe.


Mi hijo es superdotado, ¿qué hago?


Si efectivamente tu hijo tiene estas características deberéis tomar algunas medidas para conseguir que su desarrollo sea el adecuado y no existan consecuencias negativas, por eso como padres tenéis el papel protagonista.

 

No se puede dividir a los niños por características comunes y encasillarlos, puesto que cada niño tendrá su idiosincrasia y todos son igual de espaciales y podrán poseer puntos fuertes y virtudes. Pero es cierto que existen niños que poseen habilidades más avanzadas y será entonces cuando se requiera una orientación por parte de un profesional tanto para crear ajustes en casa como en el colegio,  así poder ayudarle a crecer y que pueda tener un aprendizaje óptimo para su nivel teniendo siempre en cuenta una educación emocional junto con su educación académica. 


Redacción: Mª José Roldán 


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×