×
  • Buscar
Publicidad

Masturbación en la adolescencia

Masturbación en la adolescencia

La adolescencia es conocida como la etapa de desarrollo fisiológico (estimulación y funcionamiento de los órganos por hormonas masculinas y femeninas), estructurales (anatómicos), psicológicos (integración de la personalidad e identidad) y la adaptación a los cambios culturales y/o sociales (OMS). Se divide en dos etapas que ven de los 12 a los 14 años (preadolescencia) y de 15 a 19 (adolescencia).  

Publicidad

Los cambios físicos son conocidos como caracteres sexuales primarios relacionados con la maduración de los órganos sexuales produciendo óvulos y la primera menstruación en las mujeres y en los varones producción de espermatozoides experimentando las primeras eyaculaciones.


Los caracteres sexuales secundarios constituyen rasgos externos que definen con claridad el cuerpo adulto: crecimiento de vello púbico y axilas, barba, cambio de voz, cambio en la forma del cuerpo ensanchando los hombros en los varones y en las mujeres se desarrollan las glándulas mamarias y se ensanchan las caderas.


Aunado a estos cambios físicos y hormonales en las adolescentes también se presenta la autoexploración de sus órganos sexuales que produce sensaciones de placer (ya descubiertas en la infancia), “experiencia fundamental para una sexualidad saludable, autoerotismo, placer sexual mediante la manipulación directa de los genitales, frotándolos o rozándolos con otra superficie”, (Sigmund Freud). Ante esta situación los padres deben tomar una actitud tranquila, sin reprimendas o castigos ya que se estaría enviando un mensaje negativo hacia la sexualidad como “algo feo o prohibido”. Lo correcto es tratar de explicar de forma sencilla y clara que esa sensación de placer forma parte de su desarrollo y debe hacerlo en forma íntima y en un lugar seguro y privado, no en público y con higiene. 

No te puedes perder ...

¿Es normal tener pesadillas en el embarazo?

¿Es normal tener pesadillas en el embarazo?

Sí, es muy normal, las preocupaciones y los miedos de estos meses afloran durante nuestros sueños, por lo que es habitual tener pesadillas o sueños recurrentes angustiosos. Para evitarlos, lo mejor es estar tranquila y pensar que todo va a salir bien.

Y tambien:


La autoexploración se presenta aproximadamente hacia el año y medio y puede desaparecer quedando solo como parte del conocimiento de su cuerpo, pero algunos pequeños lo vuelven a presentar cuando inician el jardín de niños al sentir esa angustia por la separación, ansiedad, soledad o inseguridad, encuentran tranquilidad y placer en la masturbación, por lo que será conveniente que la educadora se lo comunique a los padres y determinen si esa es la causa o existe alguna otra razón por la que lo esté haciendo y en conjunto y asesorados por su médico puedan ayudarlos evitando así que se lastimen o pueda ser algo que interfiera en su interacción social. Es común hasta los 5 o 6 años, presentándose nuevamente en la preadolescencia y/o adolescencia.


Cuando la masturbación se presenta de forma excesiva y no les importa si es en público, podría ser una señal de estrés en los niños y que están más preocupados por pensamientos sexuales, fantasías o impulsos y que además están demandando atención de sus padres. Será importante también estar alertas ante esta insistencia ya que podría ser una señal de abuso sexual.


Años atrás, y aún en la actualidad, se consideraba que buscar placer sexual a través de tocarse los genitales era algo anormal, prohibido e inmoral; estudios han demostrado que esta práctica es bastante común tanto en hombres como en mujeres, que forma parte de su sexualidad, proporciona beneficios para la salud y bienestar, fortaleciendo el sistema inmunológico, aliviando dolores y a sentirse bien física y mentalmente.  


Recordemos que durante la adolescencia los cambios que se presentan no solo son físicos, sino también afectivos y psicosociales, experimentando nuevas emociones, sienten ansiedad y desconcierto ante sus cambios, alegría por crecer o temor por desconocer qué le está sucediendo y va a depender de distintos factores, como la comprensión de lo que ocurre en la adolescencia, la autoestima, el amor y sobre todo las orientaciones de familiares acerca de lo que sucede con su cuerpo y esas nuevas sensaciones.


Sabemos que la sexualidad es un tema muy estigmatizado y tomado con poca seriedad algunas veces, pero será necesario que como padres podáis orientar a vuestros hijos, sean niños o adolescentes, y evitar así un daño emocional, complejos sexuales o sentimientos de culpa.


Entendamos que la masturbación o autoestimulación bien orientada puede tener grandes beneficios en la vida sexual de los niños y los adolescentes evitando así riesgos de embarazos no deseados o contraer ITS. Los hijos deben saber que no tiene nada de vergonzoso descubrir y explorar su cuerpo y que conocer el placer sexual forma parte de su desarrollo sexual saludable.


Los varones suelen practicar más este comportamiento que las mujeres, el autoconocimiento de su cuerpo les permite conocer mejor su cuerpo y los cambios que van teniendo, les proporciona seguridad en sí mismos y a conocer qué caricias les proporcionan más placer, lo que les ayudarán en un futuro a tener mejores relaciones sexuales. Algunos otros beneficios de la masturbación son:


- Si los adolescentes se masturbaron antes de iniciar su vida sexual con pareja, les permitirá tener una relación sexual placentera y sin riesgos.


- Les ayuda a relajarse (los orgasmos provocan liberación de hormonas llamadas endorfinas que son las que hacen que el cuerpo se relaje).


- Mantiene la libido o energía sexual evitando así sensaciones de frustración y ansiedad.


- En las mujeres algunas veces disminuye las molestias que ocasiona su menstruación.


- Alivia la tensión sexual si aún no han iniciado sus relaciones sexuales de pareja.


Si os dais cuenta de que vuestros hijos se masturban, será importante que estéis bien preparados para abordar el tema de la sexualidad con ellos, tomar una actitud tranquila y natural, ser lo suficientemente abiertos para que puedan tener la confianza de resolver todas sus dudas y que la información sea la correcta transmitiéndoles que es una actividad sana y normal. Si en la infancia se les inculca que es un hábito para la intimidad, también en la adolescencia debe hacerse.


Debemos preocuparnos solo si la autoexploración se convierte en un hábito que interfiera con su vida al grado de aislarse, sin importarle si lo hace en forma privada o en público, por lo que tendríamos que recurrir con el médico o especialista en la conducta. 


Si como familia tenemos una comunicación constante y asertiva, el adolescente no tendrá ningún problema en acercarse a vosotros y aclarar sus dudas sobre el tema, pero si no lo hiciera por tratarse de algo más íntimo o porque ha escuchado de otras personas que es algo malo o prohibido, podéis hacerlo en una charla acerca de cómo van sus relaciones con sus amigos o amigas, si hay alguien que les guste y en el momento oportuno abordar las nuevas emociones que están por experimentar o ya están experimentando al iniciar su relación de pareja. No olvidemos que, con una buena orientación, la etapa de la adolescencia logrará su equilibrio hormonal y emocional sin ningún contratiempo.


Te puede interesar:

Muchos padres se preguntan "¿cómo calcular la estatura final de una persona?". De manera orientativa se puede calcular la estatura final tomando en consideración la altura de los progenitores. Pero si se desea un resultado más preciso, es necesario realizar una serie de pruebas prescritas por un médico tales como radiografías, análisis de hormonas, etc.


Fuentes:

Mónica Peitx. (Endocrinóloga Pediatra) “Mira, se hace mayor”. Editorial Juventud.

ProFamilia. “¡Mi cuerpo es mío!”. Edit. Juventud.

Katharina von de Garten. “Cuéntamelo todo:101 preguntas realizadas por niños y niñas sobre el tema”. Editorial Takatuka.

Miguel Álvarez. “La sexualidad y los Adolescentes” (Conceptos, consejos y experiencias), Editorial: Mestas Ediciones.

 

Fecha de actualización: 02-10-2018

Redacción: Edgar Corona

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad