Dormir pocas horas es malo para el desarrollo cerebral del niño

Dormir pocas horas es malo para el desarrollo cerebral del niño
comparte

Hasta los 13 años, los niños tienen que dormir unas 11 horas, ¡casi la mitad del día! Contando la hora a la que deben levantarse para ir al colegio, esto implica acostarlos más o menos a las 9 de la noche, algo que muy pocos niños cumplen. Sin embargo, diversos estudios muestran que dormir poco puede tener consecuencias muy negativas a medio y largo plazo para el niño.

A partir de los 5 años los niños comienzan a acostarse más tarde y las siestas desaparecen. La mayoría de niños a partir de esta edad duerme poco y lo “mal-compensa” durmiendo más los fines de semana y en vacaciones.


Pero un sueño y un descanso insuficientes tienen efectos muy negativos en los cerebros en desarrollo de los niños ya conocidos por todos: dificultades en el aprendizaje escolar (problemas de atención, de concentración, de memoria…), así como hiperactividad, impulsividad, retraso del lenguaje, problemas de humor, por no mencionar el aumento de peso o la posibilidad de desarrollar diabetes... Desde hace casi diez años, los estudios se acumulan y actualmente se sabe que hay una relación directa entre la duración del sueño y las funciones metabólicas.


Además de acostarse tarde, otro responsable del deficiente descanso en los niños en edad escolar es el uso de las pantallas de noche. De acuerdo con diversos estudios, un escolar de cada cuatro mantiene su móvil encendido toda la noche.

La llegada de un bebé a una casa... con mascotas

La llegada de un bebé a una casa... con mascotas

A muchos padres les preocupa qué pasará cuando regresen a casa con el bebé tras el parto y éste se encuentre con la mascota (sobre todo si se tiene un perro, más apegado a sus dueños). Los celos de la mascota frente al nuevo miembro, los problemas de higiene, los posibles ataques… pueden hacer dudar a los padres de la conveniencia de seguir con el animal en casa. Pero a pesar de los problemas que pueden surgir, las mascotas también son beneficiosas para el desarrollo social del niño


Y es que no hay una educación en el sueño al igual que sí la hay en alimentación o higiene, por ejemplo. Es fundamental que los niños entiendan desde pequeños lo importante que es dormir bien y las horas necesarias para que no solo descanse nuestro cuerpo, sino también nuestro cerebro.


Los jóvenes de hoy en día no le dan importancia al sueño, pero ese es un gran error que los padres debemos cambiar.


¿Qué debemos hacer?


- Instaurar unas rutinas de sueño desde que son bebés que se pueden ir adaptando a la edad del niño a medida que crece, pero que deben mantenerse.


- El niño debe acostarse a diario pronto para que duerma unas 10 u 11 horas antes de que llegue la hora de ir al colegio.


- Si tiene problemas para conciliar el sueño, podéis probar diversos trucos como técnicas de relajación, un baño caliente antes de irse a la cama, leer un arto acostado o beberse un vaso de leche.


- Existen ciertos alimentos que favorecen el sueño y el descanso, como la leche, los plátanos, el pescado... ricos en triptófano.


- El niño no debe acostarse nada más cenar, debe hacer un rato la digestión y nunca cenar mucho ni muy fuerte.


- Evita los refrescos y la cafeína por la tarde, así como juegos o películas excitantes justo antes de irse a la cama.


- Enseña con el ejemplo. No hace falta que te vayas a la cama a las 9 de la noche, pero tampoco te acuestas a la 1 de la madrugada.


- Explícale desde pequeño y hazle ver lo importante que es dormir para su aprendizaje, su desarrollo y su maduración.

Artículos relacionados

Complicaciones en el embarazo y la tiroides

Complicaciones en el embarazo y la tiroides

¿Problemas de tiroides? Los cambios hormonales y ciertas enfermedades pueden dar lugar a desórdenes de la glándula tiroidea en el embarazo, que provocan graves complicaciones tanto para la madre como para...

Música para el desarrollo de tus hijos

Música para el desarrollo de tus hijos

La música no acaba en su poder de amansar a las fieras, sino que también sirve para un mejor desarrollo del niño en su primera etapa vital. La psicóloga infantil María Luisa Ferrerós nos explica qué...

0 Comentarios

Escribe tu comentario

Para comentar este artículo debes iniciar sesión con tu cuenta o registrarte.

Utilizamos cookies para mejorar la calidad del servicio, medir la audiencia y ofrecerle publicidad que pueda ser de su interés. Si continua navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.