¿Cuándo se recomienda quitar el pañal?

¿Cuándo se recomienda quitar el pañal?
comparte

Entre los 2 y los 3 años los niños adquieren la madurez necesaria para poder controlar sus esfínteres y, por lo tanto, dejar de usar pañal. No obstante, no hay un momento igual para todos, cada uno adquiere esta capacidad a una edad, por lo que debes estar atento a las señales que indican si tu hijo está preparado o no para saber si debes empezar a retirar el pañal.

Señales que indican que un niño está preparado


Cada niño tiene un ritmo de desarrollo diferente en todos los aspectos. Por eso, algunos niños pueden empezar a hablar muy pronto, pero tardar más en andar, por ejemplo. Esto no implica tener mayor o menor inteligencia, por lo que no debes preocuparte porque tu hijo no realice todos sus hitos de desarrollo a la edad indicada en las tablas o libros sobre desarrollo.


El control de esfínteres, es decir, ser capaz de aguantarse las ganas de hacer pis o caca, pedirlo y acudir al baño para hacerlo, es una capacidad con la que los niños no nacen, sino que la adquieren a lo largo de su segundo año de vida, cuando su madurez neurológica y de control muscular le permiten detectar las ganas de ir al baño, esperar y hacerlo en el momento que él elija. Por un lado, los órganos, los músculos y el sistema nervioso del niño han de estar suficientemente desarrollados para controlar los esfínteres voluntariamente y, por otro, debe tener la capacidad de comprensión y lenguaje para expresar que tiene ganas de hacer pis.


Esta capacidad, como decíamos, se adquiere entre los 2 y los 3 años, aunque hay niños que con menos de 2 años ya son capaces de dejar de usar pañal, mientras que otros se pasan de los 3 años, tanto una edad como otra es normal, por lo que la labor de los padres es estar atento a las señales que nos indican que nuestro hijo está preparado:


1- Es capaz de andar solo y hasta correr de manera estable y sin caerse a menudo, lo que indica control muscular y coordinación.


2- Hace pis menos veces al día y de manera bastante regular, aumentando la cantidad de pis de cada vez, lo que indica que su vejiga retiene más orina y no necesita vaciarse en cuanto siente un poco de pis.


3- El pañal permanece seco al menos 3 o 4 horas.


4- Es capaz de estar sentado y quieto en la misma posición durante al menos 2 minutos.


5- Cuando se ha hecho pis está incómodo y lo señala o indica para que se lo cambies.


6- Avisa cuando se ha hecho pis o incluso cuando lo está haciendo.


7- Muestra interés por las prácticas del baño y pregunta a los papás cómo hacen ellos pis, se interesa por verlos cuando van al baño, etc.


8- Obedece instrucciones sencillas y es capaz de indicar lo que quiere o necesita en cada momento.


9- Tiene palabras para la orina o sus deposiciones.


¿Cómo llevar a cabo el proceso?


Si tu hijo presenta todas o casi todas las señales arriba indicadas, es el momento de empezar el proceso de quitar el pañal. Primero debes quitárselo de día, ya que el niño está despierto y es consciente de lo que quieres que logre. El control de noche puede llegar en unas semanas o tardar un poco más. Hasta los 4 o los 5 años se considera normal que un niño se siga haciendo pis por la noche, así que no te preocupes.


Es importante que tengas mucha paciencia, ya que no todos los niños tardan lo mismo y puede tardar días o semanas en controlar sus esfínteres y dejar de usar pañal. Incluso una vez logrado este control, no te extrañe que se haga pis alguna vez o se le escape si está nervioso, jugando, distraído, etc. Además, nunca debes compararle con otros niños, sus hermanos, primos o compañeros de clase ya que, como hemos dicho, cada niño tiene un ritmo y eso solo añadirá presión al proceso, tanto a ti, como a él.


Elige un momento adecuado, es decir, uno en el que no haya otros cambios importantes que puedan afectar al proceso, como el nacimiento de un hermano, un cambio de casa, comenzar el colegio…


Para empezar, explícale lo que vais a hacer (dejar de usar pañales) y que es un proceso muy especial que indica que ya es mayor. A los niños de esta edad les encanta ganar autonomía y responsabilidad y hacer cosas de “mayores”, así que
seguro que estas palabras le motivan.


Una vez entienda lo que es controlar los esfínteres, llega el momento de comprar un orinal para que el niño pueda sentarse en él siempre que sienta ganas. Otra opción es colocar un adaptador en el váter y un elevador para que llegue él solo, pero suele resultar más sencilla la opción del orinal ya que, además, se puede llevar donde haga falta.


Una opción que se sigue a menudo es dejar al niño sin pañal y sin ropa para que, estando desnudo, sea más consciente de las ganas de ir al baño. También puede sentarle de vez en cuando en el orinal y dejarlo ahí un rato, aunque siempre sin obligarle ni forzarle. Tarde o temprano conseguirá hacer pis y, cuando esto suceda, su mente se dará cuenta mejor de lo que estás intentando hacer y, desde ese momento, será más sencillo y rápido el proceso. Eso sí, no te olvides de mostrarte muy feliz y orgulloso de lo que ha logrado. Los niños buscan siempre la aprobación de los padres y repiten las conductas que les sirven para ello.


Una vez que empiece a indicar que quiere hacer pis y sea capaz de aguantarse y hacerlo en el orinal, debes dejarle sin pañal por el día, aunque tenga algún escape o distracción. Cuando esto pase, no le regañes, dile que no pasa nada y que pronto lo conseguirá. Además, debes estar atento a las señales que puedan indicar que tiene ganas para evitar que se haga pis encima, como moverse mucho o tocarse en esa zona, y ponerle de vez en cuando o preguntarle si tiene ganas. Así, le irás ayudando poco a poco a ganar en control.


No debes obsesionarte con que lo consiga ni estar todo el día pensando en lo mismo, ya que así solo conseguirás que el proceso se convierta en una pesadilla para el niño y acabe sintiéndose frustrado al ver que no logra lo que esperas de él. Y tampoco consideres los pequeños accidentes como fracasos o retrocesos, ya que son algo normal y frecuente en el proceso y no indican que vaya mal.


¿Y el pañal de noche?


La retirada del pañal de la noche se hará cuando, tras una semana seguida, comprobemos que no ha mojado el pañal ni una sola noche. En este momento se le puede quitar y decirle que ya no le hace falta usar pañal tampoco de noche. Ponlo siempre a hacer pis antes de irse a la cama y evita que beba mucha agua o líquidos justo en la hora previa a acostarse. Explícale que, si tiene ganas de hacer pis por la noche, debes llamaros. Coloca un protector de colchón ya que es probable que haya algún accidente, pero pronto lo conseguirá del todo.

 

 


Fuente:

Blog EnFamilia de la AEP: "Cómo enseñarle a usar el orinal", https://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/como-ensenarle-usar-orinal

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×