×
  • Buscar
Publicidad

¿Cómo saber si mi hijo hace bullying?

¿Cómo saber si mi hijo hace bullying?

El bullying es el maltrato físico y/o psicológico deliberado y continuado que recibe un niño por parte de otro u otros que se comportan con él cruelmente con el objetivo de someterlo y asustarlo, con vistas a obtener algún resultado favorable para los acosadores o simplemente a satisfacer la necesidad de agredir y destruir que estos suelen presentar.

Publicidad

El bullying implica una repetición continuada de las burlas o las agresiones y puede provocar la exclusión social de la víctima.

 

Tipos de bullying

- Físico: empujones, patadas, agresiones con objetos, etc. Se da con más frecuencia en primaria que en secundaria.


- Verbal: insultos, menosprecios en público, resaltar defectos físicos, etc. Es el más habitual.


- Psicológico: minan la autoestima del individuo y fomentan su sensación de temor.


- Social: pretende aislar al joven del resto del grupo y compañeros.

 

El acoso escolar está cada vez más presente en las escuelas y detectarlo a tiempo parece una tarea muy difícil. Para saber si el menor hace bullying o no, primero se debe aprender a identificar cuáles son las características de un acosador, entre las cuales se puede encontrar alguna de las siguientes:

No te puedes perder ...

¿A qué edad se nota el asma?

¿A qué edad se nota el asma?

Es muy importante que sepas identificar si tu hijo tiene asma, pues es una condición que pueda afectar su vida para siempre y lo mejor es que sepa controlarla lo antes posible para vivir de la mejor manera a pesar de esta enfermedad.

Y tambien:


- Le gusta sentirse superior a los demás


Si le gusta sentirse superior e incluso intenta dominar a aquellos niños que tienen una baja autoestima y son más susceptibles de ser manipulados, quizás estemos ante un acosador.


También se puede intuir este tipo de problema en casa si se nota que el menor a veces se le escapa el dar órdenes o quiere tomar el mando que le corresponde a los padres.

- Es muy impulsivo


Esto suele manifestarse cuando alguien le dice que ha cometido un error o que lo que ha hecho no está bien cuando él considera que sí. Los niños que hacen bullying tienden a no tolerar muy bien la frustración, por eso reaccionan de esa forma tan violenta.

Igualmente, ocurre lo mismo cuando se intenta dialogar con ellos o hacerles entender que lo que hacen no está bien. Por todo esto, se podrá deducir que el niño hace bullying porque:

- Carece de empatía hacia los demás

- Es intolerante y violento

- Tiene un pensamiento muy poco flexible

- Miente

Crea historias, rumores o chismes contra el afectado para perjudicarlo y cumplir su propósito de acoso.

- Es manipulador

El niño chantajea a otros para atentar contra la dignidad del afectado. A la hora de ser descubierto el niño agresor tendrá la opción de culpar a otros, saliendo ileso de la situación.

- Es violento

Maltrata física o verbalmente y de manera repetitiva a su víctima, causándole traumas de comportamiento como no querer asistir a la escuela, miedo a socializar o, en casos verdaderamente extremos, ganas de acabar con su vida.

- Incapacidad para reflexionar

Un niño acosador no integra los actos y las consecuencias de los mismos, por lo que la relación entre ambos es caótica y aleatoria, pues no se le ha sabido transmitir dicha relación. Esto se origina cuando las fuentes de motivación del menor no están adecuadamente identificadas, tanto por padres como por maestros.

- Déficit de habilidades en resolución de conflictos

Carece de herramientas o habilidades para resolver un conflicto y pedir ayuda; ante una situación conflictiva solo se frustra, entra en ira y reacciona con actos agresivos, pues sólo quiere expresar su estado emocional.

- Baja autoestima

La inseguridad en sí mismo genera demostraciones de poder sobre otros de manera violenta. La constante necesidad de hacerse notar y el sentido del ridículo se manifiesta a través de una conducta dominante y agresiva.

Estas son algunas de las señales que pueden indicar que el niño hace bullying a otro compañero. Si se considera que es así intenta hablar con él, presta más atención a su comportamiento y, en caso de ser necesario, pide ayuda especializada para atajar esa situación en pro de la víctima y de tu propio hijo.


Fecha de actualización: 27-08-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.