×
  • Buscar
Publicidad

Qué hacer con un niño manipulador

Qué hacer con un niño manipulador

Los niños son muy listos y enseguida se dan cuenta de qué artimañas les funcionan para conseguir lo que quieren. Una técnica que rápido aprenden es la de manipularnos, y lo hacen a las mil maravillas.

Publicidad

Indice

 

¿Cómo puede manipular un niño?

Los niños no nacen con un gel manipulador ni lo hacen para fastidiarnos, simplemente, en su aprendizaje, observan cómo nos comportamos los demás y van averiguando de qué manera deben actuar para lograr aquello que desean en cada momento.

Una forma que rápidamente descubren que funciona es la de la manipulación de nuestros sentimientos, lo cual llevan a cabo mediante diversos métodos:

1- “Castigándonos” a nosotros: En este caso, recurren a frases como “Si no me das un bollo no haré los deberes”, “Si no me dejas ir con Luis me iré a vivir con los abuelos” o “Si no me dejas ver la tele romperé tu jarrón favorito”.

No te puedes perder ...

Qué hacer con un niño con varicela

Qué hacer con un niño con varicela

La enfermedad infantil más contagiosa es sin duda el virus varicela zoster, más conocido como varicela. Se propaga a través de la tos y lo estornudos y uno de sus síntomas es la aparición de una erupción en la piel. Esta patología no se considera grave pero existen casos aislados en los que afectan a niños muy pequeños con un sistema inmunitario débil.

Y tambien:

Así, los niños buscan causarnos un daño emocional para conseguir que hagamos aquello que quieren.

2- Autocastigándose: Estos niños recurren a autolesiones o daños físicos para quebrar la voluntad de sus padres. Frases como “Si no me das el videojuego, me golpearé la cabeza con el suelo” o “Si no me dejas ver la tele, rompo mi juguete” son comunes en este tipo de comportamientos.

Buscan el sufrimiento propio para hacer sufrir a sus padres y hacerles sentir malos padres y, de esta manera, lograr su objetivo.

3- Haciéndose las víctimas: El victimismo siempre funciona, y los niños lo aprenden enseguida. Estos niños son muy hábiles y peligrosos y se sirven de engaños y mentiras para meter a sus padres en problemas y así salirse con la suya.

Recurren a historias lacrimógenas en las que son los protagonistas, intentan causar lástima, aducen que son lentos, pequeños o torpes para no hacer algo, etc.

4- Recurriendo a su encanto: También hay muchos niños que recurren a su encanto y al amor. Nos dan besos, abrazos, nos dicen cuánto nos quieren… para minar nuestras defensas y lograr que sucumbamos a sus deseos.

Asimismo, todos los niños usan, en mayor o menor medida, armas para manipularnos como los gritos, las pataletas, los llantos y las rabietas. Buscan ponernos nerviosos y contra las cuerdas para que cedamos a sus caprichos, pero no debemos hacerlo nunca ya que no solo es perjudicial para su educación, sino también para su futuro al hacerlos creer que pueden obtener siempre lo que desean portándose de cierta manera.

 

¿Cómo actuar ante un niño manipulador?

Es normal que todo niño en algún momento intente manipularnos para conseguir algo, ya que esta desarrollando sus habilidades sociales, pero puede convertirse en un problema grave si esta forma de ser se convierte en algo habitual y se porta así siempre.

Por eso, es mejor cortar este tipo de comportamientos desde el principio:

- No cedas nunca antes sus caprichos solo porque llore, te dé un abrazo o te amenace. Debe aprender que con la manipulación de las emociones no se consigue nada.

- El niño busca, a través de estos actos, ponerte nervioso para que cedas. Por eso, es primordial mantener la calma y no perder la paciencia. En cuanto se dé cuenta de que no consigue desestabilizarte, dejará de actuar así.

- Cuando se comporte de esta manera debes ignorarle totalmente. Solo debes hacerle caso si se pone en peligro. Si no, ignórale hasta que cambie de forma de actuar.

- Estudia en qué ocasiones se comporta así para averiguar por qué lo hace y qué busca realmente, además de con quién usa estas técnicas de manipulación. Intenta identificar un patrón ya que la manipulación puede estar relacionada con el cansancio, ciertos lugares a los que no quiere ir porque lo pasa mal en ellos, problemas con algunas personas, etc.

- Debes mantener siempre el control de la situación. A los niños hay que educarles con todo el amor del mundo, pero es necesario establecer una serie de normas y conseguir que las respeten.

- Intenta evitar la palabra “no” y usar otras expresiones que indiquen lo mismo. Los niños reaccionan muy mal ante el “no”. En lugar de decirle “No corras”, puedes decirle “Anda más despacio”.

- Explícale por qué no puedes darle ahora un caramelo o dejarle ver otro rato la televisión. El “porque sí” o “porque yo lo digo” no vale. Dile claramente que los caramelos le pueden sentar mal o causarle caries o que no puede ver más la televisión porque es hora de cenar y, si cena tarde, al día siguiente tendrá sueño en clase.


Fecha de actualización: 14-09-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.