¿A qué edad se puede empezar a afeitarse?

¿A qué edad se puede empezar a afeitarse?
comparte

Con la llegada de la pubertad, entre los 10 y los 14 años, comienzan también muchos cambios a nivel físico en los niños, la salida de vello en distintas partes del cuerpo es uno de ellos. Al principio con una pelusita casi imperceptible, el niño comienza a tener más pelo sobre los labios y alrededor de la boca.

Cuando esto sucede, los padres comienzan a preguntarse si ya debe afeitarse o si hay una edad para empezar a hacerlo. Pero quitarse el vello corporal, ya sea de la parte que sea, tiene que ver con una costumbre cultural, la respuesta es que no hay una edad específica para comenzar a afeitarse. El momento depende de cómo se sienta el niño, de si se siente presionado a hacerlo, si quiere imitar a su padre o si simplemente no le da importancia.

Pero no todos los niños son iguales, el crecimiento de vello no siempre comienza directamente después de que comienza la pubertad. Hay niños a los que no les comienza a aparecer el vello hasta los 15 o 16 años, y otros que a los 12 ya tienen vello abundante. Esto es algo que tiene que ver con el factor genético, si el padre tuvo mucho vello facial, seguramente su hijo también lo tendrá.

Es posible que al niño no le interese afeitarse, o vea esa pelusilla como un cambio más de los múltiples que están ocurriendo, y muchas veces son los padres o los familiares los que les presionan para que se lo afeiten. No hay problema en que el niño comience a afeitarse desde pequeño, es un mito que el cabello se engrose cuanto más lo afeitas, esto es algo que dicta también la genética. Lo que sí podemos evitar es que tenga complejos respecto a su vello facial. Si el niño quiere afeitarse, debe decidirlo por él mismo, no podemos obligarle ni hacerle sentir mal respecto a su aspecto.

Pero si ha decidido que quiere comenzar a afeitarse, la labor de los padres es enseñarles a hacerlo de manera segura y, sobre todo al principio, siempre con supervisión. Al principio no será necesario que el niño se afeite muy a menudo, ya que el vello que sale al principio es muy débil.

Cuando un niño empieza a afeitarse, podría experimentar reacciones de la piel. Las cuchillas pueden dejar la piel seca e irritada por lo que es importante mantener una limpieza e hidratación adecuadas en las áreas en las que se afeite. Además, el uso de crema o gel para afeitar ayudará al niño a hacer frente a las posibles reacciones adversas de la piel por el afeitado.

¿Cómo prevenir cortes e irritación?

Incluso los más experimentados se cortan alguna vez afeitándose, sin embargo, es posible minimizar los riesgos siguiendo estos pasos:

- Usar una buena maquinilla de afeitar. A esta edad la piel puede estar más sensible producto del acné, por esto es fundamental elegir una buena afeitadora, desechable o eléctrica, para evitar irritación o cortes.

- Si se opta por una maquinilla eléctrica, hay que tener en cuenta que muchos modelos no afeitan tan al ras como las desechables.

- Si por el contrario se opta por una desechable, cuantas más hojas tengan, más corto quedará el vello y más suave la piel.

- En ambos casos, que tengan un cabezal flexible ayuda a evitar cortes porque se adaptan mejor a los contornos de la cara.

- No se debe afeitar a contrapelo porque puede provocar erupciones o granitos.

- Utilizar siempre una maquinilla con filo; en el caso de que sean desechables, deshacerse de las desafiladas o que ya hayan sido utilizadas un par de veces con anterioridad.

- Afeitarse después de un baño caliente o lavarse la cara durante unos minutos con agua caliente, esto hará que la piel esté más hidratada y el vello más suave y fácil de cortar.

- Al utilizar una maquinilla desechable, se recomienda utilizar una espuma o gel para afeitar, siempre sin alcohol, en la zona.

- Es muy importante no compartir cuchilla, ni limpiarla con una toalla al acabar.

- En la zona de la mandíbula y barbilla, se debe ir más despacio, tratando de seguir el contorno de la cara y el sentido del vello.

- Pasar suavemente la cuchilla por el rostro, sin presionar. Es mejor pasar dos veces por la zona que una vez con fuerza y cortarse.

Además, lavarse la cara con agua y jabón, y después, aplicarse una loción, después del afeitado ayudará a cuidar la piel y mantenerla hidratada, evitando que se reseque.


Fuente:

Kids Health: https://kidshealth.org/es/kids/boys-puberty-esp.html

Redacción: Cristina Rodríguez

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×