¿Qué se debe hacer cuando sangra la nariz?

¿Qué se debe hacer cuando sangra la nariz?
comparte

Las hemorragias nasales están vistas como algo normal y nada peligroso. Casi ni se les da importancia y la mayoría de las veces son más una molestia que un problema de salud, pero ¿por qué se producen? ¿Cómo se puede frenar la hemorragia? En este artículo lo descubrirás.

Una hemorragia nasal no es más que la pérdida de sangre del tejido que recubre las fosas nasales, es más frecuente que se produzca en una de ellas con mayor frecuencia. Por lo general, estas ocurren cuando el tejido está demasiado irritado, por ejemplo, cuando se sufren resfriados y de tanto sonarse se ha sensibilizado la zona.

 

La nariz contiene una enorme cantidad de pequeños vasos sanguíneos que pueden sangrar con mucha facilidad. Suelen producirse en la parte frontal del tabique, en la zona donde se encuentra el tejido que separada los dos lados de la nariz. En el caso de que se produjera en la zona alta del tabique, cerca de la base del cráneo o los senos el sangrado sería más difícil de controlar.

 

Las causas principales por las que se puede producir una hemorragia en la nariz son:

 

-Al sonarse la nariz con demasiada fuerza hasta hacerse daño.

-Tener la zona irritada debido a algún resfriado, alergia, estornudos o algún problema sinusal.

-Lesiones o fracturas en la nariz.

¿Por qué se mete el dedo en la nariz?

¿Por qué se mete el dedo en la nariz?

A todos los padres les da apuro ver cómo sus pequeños se meten el dedo en la nariz delante de todo el mundo, pero con un poco de paciencia y haciéndoles entender lo perjudicial que es, poco a poco se quitarán esa fea costumbre.

-Respirar aire muy frío o seco que irrita el tejido de la zona.

-Tener el tabique desviado.

-Utilizar en exceso aerosoles descongestionantes.

-Estar recibiendo un tratamiento de oxígeno a través de cánulas nasales.

-Haber tenido una cirugía de los senos paranasales.

 

En el caso de sufrir sangrado nasal de manera continuada puede ser que se esté experimentando algún otro tipo de enfermedad. La presión arterial alta, un tumor en la nariz o en los senos nasales o sufrir un trastorno hemorrágico son algunas de las enfermedades que se podrían asociar a esto.

 

En el caso de los niños y de las niñas es normal que, sobre todo en edad de preescolar, les sangre la nariz en algún momento. Las causas son las mismas que se han mencionado, pero, además, hay que añadir otras como:

-Padecer alguna enfermedad crónica que necesite de algún medicamento que pueda afectar al recubrimiento de las fosas nasales.

-Sufrir de algún crecimiento anómalo dentro de la nariz como los pólipos. En este caso debería tratarse cuanto antes.

-Sufrir algún golpe o introducirse algún objeto dentro de la nariz. Esto es bastante frecuente cuando son pequeños.

 

Aunque las hemorragias nasales no son preocupantes se debería acudir al pediatra si se cree que el niño ha perdido mucha sangre, si encuentra al niño o a la niña demasiado pálido o sudoroso y no responde a estímulos o si sangra con mucha frecuencia y padece de congestión crónica. Con relación a esto último, podría significar que el menor tiene los vasos sanguíneos muy pequeños y sangran con mucha facilidad. En ese caso el pediatra puede aplicar nitrato de plata para detener los sangrados.

 

¿Qué es lo que hay que hacer para detener el sangrado de la nariz?

 

1- Mantener al niño o a la niña en posición sentado o de pie con la cabeza ligeramente inclinada hacia delante. Debería intentar sonarse con mucha suavidad.

2-Aunque el sangrado de nariz puede ser impactante hay que mantener la calma y evitar que el pequeño se asuste más.

3-Mantener presionada la mitad inferior de la nariz y sostenerla durante varios minutos hasta que la hemorragia se detenga. Es mejor no soltarla en ningún momento para hacer comprobaciones. Si después de unos diez minutos el sangrado sigue sin parar se debería acudir a un centro médico.

 

¿Qué no hay que hacer en ningún caso para frenar una hemorragia nasal?

 

-No hay que pedir al menor que se acueste o que incline la cabeza hacia detrás.

-Tampoco se aconseja introducir pañuelos de papel o gasas dentro de la nariz para intentar detener el sangrado.

-No hay que entrar en pánico ni asustarle. Eso solamente empeorará la situación.

 

Existen algunas medidas que se pueden llevar a cabo también desde los hogares para intentar evitar o, al menos, sufrir en menor medida estos incómodos sangrados. Utilizar un vaporizador para mantener el ambiente en la casa húmedo, mantener las estancias frescas y hacer uso de un aerosol nasal salino para mantener las fosas nasales húmedas y evitar que se sequen, sobre todo en la época de invierno.

 

Es muy importante acudir de inmediato a urgencias en el caso de comenzar a sangrar por la nariz tras sufrir un accidente o un golpe en la cabeza ya que puede ser indicador de una fractura de cráneo o, si se ve la nariz desplazada, pues es probable que esta esté fracturada.

 


Fuentes:

Clínica Mayo y la American Academy of Pediatrics (AAP).

Redacción: Andrea Rivero

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×