×
  • Buscar
Publicidad

Qué hacer si el bebé tiene un accidente

Qué hacer si el bebé tiene un accidente

Los niños se caen continuamente, se hacen mil rasguños mientras juegan, se tuercen el tobillo mientras corren a por la pelota… Muchas veces será necesario ir al médico, pero otras, nosotros mismos podemos curar a nuestros niños sin necesidad de acudir a Urgencias.

Publicidad

No te puedes perder ...

Y tambien:

- Ante cualquier tipo de herida, lo primero, con las manos bien limpias, es controlar la hemorragia. Para ello, se debe colocar un apósito limpio sobre ella y presionar hasta que cese de sangrar. No se debe usar algodón, pues se puede quedar pegado. Una vez que deja de sangrar, se lava la herida con agua y jabón o con agua oxigenada. Si la herida no es extensa, se deja al aire. Si los bordes de la herida están muy separados, habrá que acudir al médico para que la cosa; a veces es suficiente con aplicar puntos de sutura caseros.

 

Si existen cuerpos extraños en la herida (como cristales, piedras o astillas), hay que intentar extraerlos con unas pinzas de depilar -siempre que sean pequeños- tirando en el mismo sentido por el que entraron. Si no se puede sacar, se cubre la herida con una gasa y se acude a un centro médico. Si se logra extraer, se debe desinfectar la herida con un antiséptico y cubrirla con un apósito limpio.

 

- Si le sangra la nariz (epistaxis), se debe poner al herido sentado ligeramente hacia delante para que de este modo la sangre caiga al suelo, ya que si cae hacia el estómago se forman coágulos que producen vómitos sanguinolentos. Comprimir el ala de la nariz sangrante durante 4-5 minutos. Si persiste la hemorragia, se puede realizar un taponamiento mediante una gasa humedecida, formando pliegues que introduciremos en la fosa nasal.

 

- En caso de esguince o torcedura, se debe mantener reposo al menos durante las 72 horas siguientes y no mover la zona. Se debe aplicar frío para aliviar la tumefacción y disminuir el dolor (unos 20 minutos unas 3-4 horas al día). Además, comprimir la zona con un vendaje y elevar el pie por encima del corazón. Si duele mucho, se puede administrar un analgésico.

 

- Si se produce una quemadura leve, se recomienda colocar la zona afectada bajo un chorro de agua fría durante 10 minutos para calmar el dolor, cubrir con un apósito estéril para evitar su infección y no aplicar ninguna pomada ni ungüento, dejando que se cure sola. Si aparecen ampollas, nunca hay que pincharlas. Si es grave, de las denominadas de tercer grado, no se debe retirar la ropa ni aplicar antisépticos, pomadas o cremas y, por supuesto, nunca pinchar las ampollas. Hay que colocar un apósito limpio para que no se infecte y acudir a Urgencias.

 

- Si el niño se intoxica con un medicamento o algún producto de limpieza, primero debes averiguar con qué y la dosis ingerida. Si el niño está consciente, intenta provocarle el vómito y llama al Instituto Nacional de Toxicología (91 562 04 20) para seguir sus instrucciones. Si está en estado comatoso o soñoliento, colócalo en la posición lateral de seguridad y acude al médico con el producto. Si la intoxicación se produce por inhalación de algún gas o tóxico, apártalo de la atmósfera contaminada y llévalo al aire libre. Si está consciente y respira, colócalo en la posición lateral de seguridad hasta que llegue el médico. Si no respira, lleva a cabo las maniobras de reanimación.

 

- Si se mete un objeto en la nariz (un trozo de goma, un juguete pequeño, etc.), en la parte anterior de la fosa nasal, tapa con un dedo la otra fosa y dile que eche aire con toda la fuerza posible por la fosa obstruida para intentar que salga solo el objeto. Si no da resultado o está muy dentro, no intentes sacarlo pues podrías introducirlo más aún. Acude a Urgencias y dile al niño que respire sólo por la oca.

 


Te puede interesar:

La calculadora de percentil es utilizada para evaluar si un bebé está creciendo adecuadamente en relación con otros bebés de su misma edad.

Fuente:

VV.AA. (2011), Guía práctica de primeros auxilios para niños, S.A. Bainet Media.

Fecha de actualización: 09-06-2010

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad