Mitos sobre los piojos

Mitos sobre los piojos
comparte

Todos hemos oído hablar sobre los piojos, e incluso puedes que los hayamos tenido o hayamos tenido que lidiar con ellos en la cabeza de nuestros hijos, pero es posible que no sepamos realmente cómo se contagian o la manera más eficaz de terminar con ellos. Acabemos con algunos mitos sobre los piojos y, de paso, con ellos de una vez por todas.

1- Los piojos saltan y vuelan


Aunque muchas personas piensen que se contagian así, lo cierto es que solo caminan, aunque lo hacen con mucha velocidad. El contagio siempre tiene lugar por contacto. Pasan de una cabeza a otra con mucha facilidad, a través del contacto directo o de alguna prenda que se haya compartido.


2- Es fácil detectar la presencia de los piojos


A veces no es fácil detectar la presencia de piojos en los niños, lo que hace que se pasen semanas con ellos en su cabeza hasta que nos damos cuenta de la infestación. Los piojos son de color marrón-pardo, similar al cabello de muchas personas, lo que dificulta su diagnóstico. Por lo general, se confirma que el niño tiene piojos al localizar las liendres (huevos), de color blanco plateado y fijas en la base del cabello. El picor tarda en aparecer ya que el sistema inmune tarda de 4 a 6 semanas en desarrollar sensibilidad a la saliva del piojo, la que produce ese síntoma. En ese tiempo, un piojo hembra puede poner de 6 a 10 liendres por día. Por lo que, cuando hay picor, ya hay infestación activa de piojos.

Toda la verdad sobre los piojos

Toda la verdad sobre los piojos

Muchas son las dudas e interrogantes que surgen cuando aparecen los temidos piojos. Para resolverlas, el doctor Xavier Jeremías, dermatólogo y entomólogo, resuelve todas tus dudas y descubre los falsos mitos y rumores que giran en torno a su aparición, contagio y tratamiento


3- Las liendres vivas son iguales que las muertas


La liendre siempre está localizada en la base del pelo y a muy poca distancia del cuero cabelludo para sobrevivir. Si está más lejos, ya está muerta. Además, está fija y al tacto no se mueve, al contrario que la caspa.


4- Los piojos prefieren la sangre de algunas personas


Es cierto que a veces, en la misma familia, unos hermanos tienen piojos con más frecuencia que otros. El grosor y la textura del cabello pueden condicionar que el piojo pueda parasitar con más facilidad unos cabellos que otros, pero sobre todo influyen los hábitos sociales y de comportamiento del niño (juegos en los que esté más próximo a otros niños, compartiendo ropa o enseres, etc.).


5-Los piojos solo van a las cabezas sucias


La presencia de piojos es independiente de la higiene. Les gusta tanto el pelo sucio como el limpio. Es cierto que son más frecuentes en niñas que, a su vez, tienen con frecuencia el pelo largo. Pero esto se explica por los hábitos de socialización de las niñas (suelen tener más contacto físico entre ellas) y es independiente de la longitud el cabello.


6- Los piojos se han vuelto resistentes a todos los productos


Efectivamente, los productos a base de insecticidas que disponíamos anteriormente ya no son del todo eficaces, ya que el piojo ha desarrollado resistencias, esto quiere decir que han evolucionado para poder defenderse de los tratamientos que antes existían. No obstante, los productos a base de dimeticona, una silicona que ofrece un mecanismo de acción por asfixia del piojo, son muy eficaces. Además, ahora disponemos de fórmulas 100% naturales con la misma eficacia de la dimeticona. Asimismo, los tratamientos con acción mecánica son los más interesantes y efectivos a día de hoy. Destacamos la dimeticona y la opción natural, con aceites vegetales 100% natural con la misma eficacia que la dimeticona.


7- Los piojos no se pueden prevenir


Existen en el mercado repelentes de piojos para prevenir, pero tienen insecticidas en su fórmula. La versión natural es el aceite del árbol del té, no obstante, tampoco hay evidencia de su eficacia 100%. La mejor forma de prevenir la infestación por piojos es la revisión semanal de las cabezas en niños en edad escolar y pasar la lendrera. Además, conviene aconsejar a los niños que no compartan e intercambien artículos personales como gorras, pasadores, ropa, toallas, cepillos y peines. Llevar el pelo recogido, en niñas sobre todo, también limita el contagio.


8- Los piojos mueren si no están en el cuero cabelludo


Los piojos pueden vivir hasta 24 horas sin contacto con el cabello o el cuerpo, por lo que pueden propagarse a través de ropa, peines y accesorios del cabello.


9- Los piojos los transmiten los animales


Aunque los animales también pueden tener piojos, se trata de otras especias que no parasitan al hombre. Por lo tanto, los animales no transmiten los piojos a las personas.


10- Los piojos transmiten enfermedades


Tener piojos no es una enfermedad, solo en situaciones en las que perdura la infestación y el picor es muy intenso, el rascado puede dar lugar a afecciones dermatológicas e infecciones que requieran otro tipo de tratamientos.


11- Ningún producto es realmente eficaz contra los piojos


Los tratamientos sí son efectivos, el problema es que a veces no se acaba con las liendres o los piojos que hay en la ropa u otros objetos por lo que pueden volver al cabello. Por eso, hay que lavar con agua a más de 60º todas las prendas, ropa de cama u objetos que han estado en contacto con la cabeza del niño. Cuando vuelven a aparecer piojos al cabo de unas semanas, suelen ser por reinfestaciones y no porque los tratamientos no hayan sido efectivos.

 

Fuente: Arkopharma. 

Foto: Freepik.com


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×