¿Los niños de altas capacidades tienen más problemas para dormir?

¿Los niños de altas capacidades tienen más problemas para dormir?
comparte

Los niños de altas capacidades suelen necesitar dormir menos horas, lo que les puede hacer pensar a sus padres que les cuesta dormir o que duermen mal, además de agotar a sus padres ya que parece que nunca se cansan. Para poder descansar mejor, puedes seguir estas recomendaciones.

Una de las características que suelen asociarse a los niños de altas capacidades es la de requerir menos horas de sueño sin mostrar somnolencia e irritabilidad. A muchos de estos niños les cuesta dormirse cuando llega la hora. No tienen sueño y su mente sigue dándole vueltas a los acontecimientos del día. Pueden pasarse horas en la cama hablando o jugando sin dormirse, para gran desesperación de sus padres.


Aunque no siempre es así, hay padres que también manifiestan que sus hijos, de altas capacidades, duermen muchas más horas de lo normal.


No obstante, lo más habitual es que les cueste dormir, duerman pocas horas y se despierten pronto.


¿Por qué duermen poco?

 

- Simplemente, no está cansado. Podría ser así de simple, que realmente necesite dormir menos horas que otros niños.


- Le cuesta relajarse.  A veces, a niños con altas capacidades, les cuesta parar y pasar de estar haciendo actividades a acostarse para dormir. Puede que necesite un tiempo extra para procesar los eventos del día antes de dormirse.

No te puedes perder ...

Los niños y el deporte

Los niños y el deporte

Cuando los adultos pensamos en hacer deporte nos imaginamos sudando en un gimnasio lleno de máquinas. Pero para los niños hacer ejercicio significa jugar y estar físicamente activos. Ellos practican deporte simplemente jugando en el recreo del cole, al correr detrás de sus compañeros o montando en bici. El ejercicio ayuda a los niños a desarrollarse física y mentalmente, a estar sanos y a relacionarse de una forma saludable con otros compañeros.


- No se quiere perder nada. Si piensa que algo interesante está ocurriendo mientras se va a la cama, aunque sea algo tan nimio como que sus padres están viendo una película, podría costarle conciliar el sueño al pensar en lo que se está perdiendo. Esto puede causarle ansiedad y aumentar sus niveles de adrenalina, lo que dificultaría el sueño.


- No es capaz de “desconectar” su cerebro. A muchos  niños les pasa que no son capaces de “apagar” su cerebro y ponerlo en calma para dormir. Esto hace que no sean capaces de conciliar el sueño cuando deben hacerlo, aunque puede que luego tengan sueño por la mañana.


¿Qué podemos hacer?


Siempre se ha dicho que lo mejor para ayudar a los niños a conciliar el sueño es crear unas rutinas previas: baño, cena, cuento y a la cama. Pero estas rutinas pueden no ser suficientes para los niños con altas capacidades, o incluso ser más perjudiciales a la hora de lograr que se duerman. Es probable que ellos necesiten unas rutinas personalizadas.


- Si tu hijo es pequeño, puedes crear una señal o gesto imaginario que le ayuden a darse cuenta de que su cerebro se ha apagado y está preparado para descansar, como un interruptor imaginario en la nuca o un botón de apagado en la espalda.


- Existen suplementos alimenticios que ayudan a calmar al niño, pero debes consultarlo con tu pediatra, nunca le des nada sin hablarlo antes con un médico.


- Si tu hijo necesita un rato de charla en la cama antes de dormirse, puedes probar a acostarlo antes para que tenga todo el tiempo que necesite para hablar y comentar los acontecimientos del día antes de que realmente llegue la hora de dormirse.


- Dale un masaje en la espalda. Está comprobado que a los niños con muchas necesidades sensoriales les calma que les froten o den un masaje en la espalda.


- Prueba a relajarle en lugar de a dormirle. Antes de que pueda conciliar el sueño, lo primero tiene que estar tranquilo y relajado, podéis hacer ejercicios de relajación y respiración, seguro que así le entra el sueño sin problemas. Es importante evitar que no se angustie ni se ponga nervioso porque no consigue dormirse.


- La aromaterapia también puede ser un útil aliado para relajarle y ayudarle a dormir. Hay muchos aceites esenciales que contribuyen a conciliar el sueño, como la lavanda.

 

 

Foto: Created by Katemangostar - Freepik.com


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora que facilita la detección de las altas capacidades en niños con el fin de facilitar al máximo su identificación. Una vez se sabe que un niño tiene esta característica, la escuela y la familia deben trabajar en conjunto para que puedan alcanzar su potencial.


Fecha de actualización: 31-03-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>