¿Cómo se cura la brasa en niños?

¿Cómo se cura la brasa en niños?
comparte

Es normal que los niños se pongan malos a menudo y contraigan infecciones, como el impétigo, ¿sabes qué es y cómo se cura?

Las infecciones son muy comunes en los niños ya que todavía no son conscientes de lo que les puede hacer daño, así que pueden entrar en contacto fácilmente con alguna bacteria que provoque una infección.

 

Es importante que cuides a tu hijo lo suficiente para que no enferme a menudo, pero tampoco es bueno que lo mantengas encerrado en una burbuja, ya que todas estas experiencias también ayudan a que su sistema inmunológico se fortalezca.

 

¿Qué es el impétigo?

 

El impétigo, también conocido como brasa, es una infección cutánea muy común en los niños que puede afectar a distintas partes del cuerpo como las manos, el rostro, el cuello o hasta la zona del pañal.

 

Esta infección es muy contagiosa y suele ser generada por las bacterias estafilococo y estreptococo.

 

La brasa suele afectar con mayor probabilidad a los niños que se encuentran en edad preescolar y escolar, además de que si ya tienen la piel irritada por otro factor, es probable que también desarrollen impétigo.

 

La brasa puede ser de dos tipos:

 

1.- Impétigo no ampolloso. Esta infección ocurre cuando se entra en contacto con la bacteria Streptococcus pyogenes, existiendo un brote de costras.

 

2.- Impétigo ampollosa. Ocurre cuando se entra en contacto con la bacteria Streptococcus Aureus, provocando la salida de ampollas muy delgadas y fácil de reventar.

 

 

¿Cómo saber si mi hijo tiene brasa?

 

El síntoma por el cual se puede saber fácilmente si tu hijo tiene impétigo es la salida de llagas rojizas sobre la piel, por lo que puedes revisar distintas zonas del cuerpo de tu hijo para encontrarlas.

 

Las llagas suelen llenarse de pus con el paso del tiempo, después se revientan y forman una costra, pero todo este tiempo también provocan comezón en el niño, incluso la comezón hace que el niño se rasque y pueda reventarse las llagas.

 

Tu hijo pudo haberse contagiado en algún lugar donde hubiera otro niño con esta infección, usualmente la guardería, donde hay una alta tasa de contagio ya que los niños están en constante contacto.

 

 

¿Cómo se cura la brasa en niños?

 

Cuando el niño tiene impétigo no ampolloso o sólo se encuentra en una pequeña parte de la piel se le debe aplicar ungüento antibiótico, recetado siempre por un médico que se haya encargado de diagnosticar la infección de tu hijo.

 

En caso de que la infección se haya extendido a más partes del cuerpo, o no esté funcionando adecuadamente el medicamento, es probable que el médico indique el consumo de antibióticos orales.

 

Mientras el niño se encuentra en tratamiento es necesario que se le laven las partes afectadas, por lo que debes tener mucha paciencia y delicadeza para limpiar adecuadamente su piel.

 

Es importante que cubras las zonas afectadas mientras el niño se cura, también para evitar que el niño se rasque o contagie a más personas.

 

 


Fuente:

Blog EnFamilia de la AEP: "Impétigo: una infección de la piel frecuente", https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/impetigo-una-infeccion-piel-frecuente

Redacción: Genaro Aguilar

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×