Cómo proteger a los niños del sol todo el año

Cómo proteger a los niños del sol todo el año
comparte

La mayoría de padres piensa que es suficiente con echar crema protectora a sus hijos en la playa para evitar los daños que el sol puede causar, pero no saben que los rayos solares pueden afectar a la piel en cualquier momento y lugar.

Beneficios y peligros del sol


Si bien es cierto que el sol nos da la vida, ya que nos calienta, contribuye a mantener viva la Naturaleza de la que vivimos, nos alegra, nos ayuda a curarnos de ciertas enfermedades, mejora nuestra circulación sanguínea ysintetiza la vitamina D tan necesaria para nosotros; también es cierto que provoca numerosos daños y enfermedades si nuestra exposición a sus rayos solares es excesiva.


A largo plazo, causa cáncer de piel, disminuye sus defensas naturales, contribuye al envejecimiento prematuro de la misma y provoca problemas en la vista. Y algunos de sus efectos perjudiciales más inmediatos son quemaduras, ampollas, herpes labiales…


No obstante, como el sol es tan beneficioso, la solución para evitar estos daños no es ocultarnos totalmente de sus rayos, sino controlar nuestra exposición al sol durante todo el año.


Daños del sol ¿solo en verano?


Todos los padres están concienciados de la importancia de proteger a sus hijos del sol cuando están en la playa por medio de cremas fotoprotectoras especiales, gorros y limitando todo lo posible su exposición a los rayos solares, especialmente en las horas de mayor riesgo.

No te puedes perder ...


Sin embargo, lo que muy pocos saben es que el sol es perjudicial desde la primavera, con lo que una exposición prolongada en mayo (por ejemplo, jugando en el patio del colegio o en el parque el fin de semana) también puede afectar a la piel del niño, no causándole quemaduras ni rojeces, sino daños a largo plazo.


La piel de los bebés y los niños es más sensible que la de los adultos, ya que sus defensas están muy inmaduras. Asimismo, el 80% de la exposición solar que recibiremos a lo largo de nuestra vida se produce en los primeros 18 años, y sus efectos se acumulan debido a que la piel tiene memoria solar.


Por eso muchas personas piensan que solo hay que protegerse del sol para evitar las quemaduras, pero están en un error, ya que los daños más peligrosos para la salud no se ven a corto plazo, sino años más tarde. Y ese es el motivo de que no protejamos a nuestros hijos correctamente durante todo el año, pensando que el sol de abril no les hará daño.


Recomendaciones para disfrutar siempre del sol


- Extiende crema fotoprotectora en su cara y sus manos (o cualquier parte de su cuerpo que pueda estar expuesta al sol) desde que empiece a hacer calor, abril-mayo.


- Evita la exposición prolongada al sol en las horas más peligrosas (de 12 a 16 horas), sea la época del año que sea.


- Asegúrate de que compras cremas especiales para niños con factor de protección al menos de 30.


- El uso de un gorro o gorra también debe extenderse a cualquier estación del año.


- La crema, para que haga efecto, debe aplicarse unos 20 minutos antes de la exposición al sol y reaplicarse cada dos horas, sobre todo si el niño suda o se moja.


- No te olvides de las orejas o la nariz.


- Antes de los 4 años, evita la exposición directa al sol durante largo rato.


- Cuidado con las cremas caducadas o de años anteriores, sus efectos protectores desaparecen.


- Por muy morena que sea la piel de tu hijo, debes protegerle del sol con cremas y ropa adecuada, el moreno no protege de los daños a largo plazo.


- Las nubes sólo retienen el 10% de los rayos solares, con lo que debes proteger a tu hijo incluso en días nublados.


- La ropa que use también es muy importante, ya que existen muchas camisetas que dejan pasar el sol. Aquí tienes un truco para comprobarlo: levántala y ponla al trasluz, si puedes ver a través de ella, no es segura.


- Las gafas de sol no son solo para los adultos, los niños necesitan proteger su vista igual o más que los mayores. Busca unas gafas con cristales anti-UVA, que sean suficientemente grandes como para que cubran la piel de alrededor de los ojos.


- Ten en cuenta que el césped aumenta un 5% la incidencia de los rayos solares.


Te puede interesar:
Muchos padres se preguntan "¿cómo saber qué altura tendrá mi hijo?". De manera orientativa se puede calcular la estatura final tomando en consideración la altura de los progenitores. Pero si se desea un resultado más preciso, es necesario realizar una serie de pruebas prescritas por un médico tales como radiografías, análisis de hormonas, etc.


Fuente:

Blog EnFamilia de la AEP: "Cuidar la piel. Protegerla del sol", https://enfamilia.aeped.es/prevencion/cuidar-piel-protegerla-sol

Fecha de actualización: 26-03-2012

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>