×
  • Buscar
Publicidad

¿Son útiles los test de intolerancia alimentaria?

¿Son útiles los test de intolerancia alimentaria?

La prueba consiste en el análisis de una muestra de sangre del paciente (adulto o niño) que permite determinar cómo reaccionan los anticuerpos ante determinadas sustancias  presentes en los alimentos. Desde hace un tiempo a aquí creéis que el organismo de vuestro hijo no tolera bien algún alimento. ¿Utilizar un test de intolerancia? Pero, ¿es realmente útil?

Publicidad

Parece que hace ya mucho tiempo dejó de ser una novedad lo de que algunos alimentos o sustancias que se utilizan en la industria alimentaria puedan ser la causa de determinados malestares puntuales ¿verdad?

 

Algunos síntomas como el dolor de cabeza, los dolores abdominales, las náuseas o el picor son los más frecuentes cuando uno es intolerante a un determinado alimento. Pero ¿qué pasa con los niños? Cuando los padres notan que el cuerpo de su hijo padece alguno de estos síntomas de forma periódica, lo más normal es que piensen que su pequeño puede haber desarrollado una hipersensibilidad, o intolerancia a algún alimento. ¿Será eso realmente?

 

Pues bien, lo que mucha gente hace es hacerle un test de intolerancia alimentaria al niño, pero ¿En qué consiste exactamente? ¿Son útiles los test de intolerancia alimentaria? Lo primero que uno debe saber es que un test de intolerancia alimentaria prescrito por el especialista va a ser el origen, es decir, el punto de partida para el posterior diagnóstico o al menos para encontrar alivio inmediato y restablecer el buen funcionamiento del metabolismo.

No te puedes perder ...

¡Este niño no es mío! Boom de los test caseros de paternidad

¡Este niño no es mío! Boom de los test caseros de paternidad

El aumento de los casos de infidelidad dentro de los matrimonios ha hecho que muchos padres duden sobre la paternidad de alguno de sus hijos, lo cual a su vez ha provocado que disminuya el precio de los test caseros de paternidad: sencillos y fáciles de usar, basta con coger una muestra de saliva y mandarla al laboratorio correspondiente. ¿Quieres saber si tu hijo es realmente tuyo?

Y tambien:

 

Existen, además, cuatro tipos de test de intolerancia reconocidos por la OMS y son:

 

-el test de hidrógeno espirado, que se utiliza para medir la tolerancia a la lactosa y otros azúcares como la fructosa o el sorbitol. En dicha prueba lo que se hace es medir los niveles de hidrógeno en el aire espirado.

-el test de tolerancia a la lactosa. En este test, que se realiza cuando se está sospechando de que exista una deficiencia de la enzima lactasa, se mide la presencia de azúcares en la sangre cada media hora después de dos horas de la ingesta de lactosa.

-la biopsia de intestino delgado. En la biopsia de intestino delgado se debe hacer una extracción de una pequeña muestra de tejido intestinal para valorar el estado de esta y detectar si hubiera posibles alteraciones relacionadas con la intolerancia.

-Por último, el test DAO que consiste también en una prueba de sangre que se analiza para detectar un posible déficit de la enzima DiaminoOxidasa y diagnosticar la intolerancia a los alimentos que contienen histamina.

 

Pero ¿dónde hacen estas pruebas de intolerancia a los alimentos?

 

Pues bien, lo cierto es que dichos test de intoleracia alimentaria se pueden realizar tanto en clínicas como en centros autorizados. No obstante, y tal como aseguran también otros expertos que se oponen a lo arriba mencionado lo mejor es (al menos para un diagnóstico y tratamiento correcto del problema y por ahorro de tiempo y dinero, seguir las recomendaciones del pediatra para cerciorarse adecuadamente de si su hijo ha de tener que recurrir finalmente o no a un especialista. Porque, de hecho, se ha descubierto que ningún servicio, al menos asociado a la sanidad pública ha implementado test de este tipo. Y, además, por desgracia hoy todavía muchos de ellos son un auténtico fraude. De hecho, son innumerables las estrategias comerciales que venden cada vez más y más pretendidas intolerancias a multitud de alimentos y aditivos. Algunas intolerancias son más caras y otras más baratas. Así que asegurénse porque todos aquellos que piden una muestra de sangre y la mandan analizar no son válidos, todos aquellos que requieren también una muestra de sangre, pero que podrás analizar en casa tampoco, y todos aquellos que supuestamente detectan las intolerancias alimentarias mediante unos determinados procesos tampoco.

 

Y una vez tengamos claro esto, lo que los padres han de tener en cuenta (después de haber llevado a su hijo a un médico especialista) es que la mayoría de las intolerancias alimentarias diagnosticadas en las primeras edades de vida en realidad se pueden curar. Es por eso por lo que resulta tan importante el diagnóstico precoz, pero también porque en algunos niños las intolerancias pueden provocar retraso en el crecimiento, además de síntomas digestivos o a nivel cutáneo.

 

A la hora de valorar una posible intolerancia también hay que tener en cuenta que si existen antecedentes familiares de intolerancias en padres o madres será muy probable que el niño también las tenga. Una vez, por tanto, los padres tengan constatada esa sospecha. ¿Qué se debe hacer?

 

Pues bien, ante la sospecha, habrá que poner en conocimiento del pediatra estos síntomas para que sea él quien pueda determinar si tiene que derivar al niño a un médico especialista en el estudio de esas patologías alimentarias. Si no es así, serán los propios padres quienes deban acudir a un alergólogo o inmunólogo en patologías alimentarias, que será quien se encargue de realizar unos estudios analíticos en los que se confirmará el tipo de intolerancia que tiene para saber cómo recurrir.


Te puede interesar:

Muchos padres se preguntan "¿cómo calcular la estatura de un niño?". De manera orientativa se puede calcular la estatura final tomando en consideración la altura de los padres. Pero si se desea un resultado más preciso, es necesario realizar una serie de pruebas prescritas por un médico tales como radiografías, análisis de hormonas, etc.


Fuentes: Infosalus

Organización Mundial de la Salud (OMS)

Fecha de actualización: 21-09-2019

Redacción: Ana Ruiz

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad