Mi hijo no quiere comer nada

Mi hijo no quiere comer nada
comparte

El rechazo de un niño a comer puede resultar muy frustrante para sus padres. ¿Por qué no quiere? ¿Cómo solucionar este problema? Sea cual sea la causa, permanecer tranquilos es esencial para conseguir que se alimente correctamente.

¿Por qué no come nada?

 

Normalmente, detrás de un “no quiero” hay dos grandes causas, un “no me gusta” o un “no tengo hambre”.

 

Lo primero que debes hacer es averiguar en cuál de estas dos categorías se halla tu pequeño, ya que las soluciones serán diferentes para cada una de ellas.

 

No tengo hambre

 

Muchas veces el problema no es que no le guste la comida o que se niegue a probarla, sino que no tiene sensación de hambre. Esto puede deberse a varios motivos: enfermedad, raciones demasiado grandes… Varios estudios han demostrado que muchos padres que piensan que sus hijos comen poco, en realidad intentan darles más cantidad de la que su organismo puede admitir. No todos los niños necesitan la misma cantidad de comida, y el apetito varía mucho de unas edades a otras y de unos días a otros (igual que nos pasa a los adultos).

 

Soluciones a este problema

 

·         Si está enfermo, dale de comer solo aquello que le apetezca, comida más suave y menos cantidad. Puede incluso que solo acepte líquidos. Eso sí, no puede estar sin tomar nada ya que necesita alimentarse para recuperarse.

 

·         Adecua las raciones a su edad y a su apetito. Si ha hecho mucho ejercicio, tendrá más hambre que si se ha pasado la tarde en casa jugando a la consola o viendo la televisión.

 

No me gusta

 

Los primeros años de vida son una etapa de descubrimiento en el ámbito de la alimentación. Es normal que alimentos muy fuertes, picantes o de sabores extraños le resulten desagradables; sin embargo, no puedes permitir que se niegue a comer cualquier tipo de pescado, verdura o fruta. Una alimentación sana se basa en la variedad, si tu hijo solo come aquello que más le gusta (que probablemente sea comida nada saludable), contribuirás a fomentar en él malos hábitos que pueden provocarle enfermedades a corto y largo plazo.

 

Soluciones a este problema

 

·         Introduce los alimentos nuevos gradualmente.

 

·         Cuando pruebe un plato nuevo, procura que el ambiente sea placentero. Según los estudios, el gusto dulce es innato, pero los sabores ácido, salado y amargo se aprenden, así que la situación que vive cuando los prueba influyen en su percepción.

 

·         Debéis comer siempre en familia y mostrarle cuánto os gustan esos nuevos alimentos que está tomando.

 

·         Si se niega rotundamente a probar algún alimento, no te rindas ante su tozudez ni le preparares otra comida. Debe comer lo mismo que el resto y, si no lo quiere, simplemente retira el plato de la mesa y déjale sin comer nada.

 

·         No le regañes, ni le grites ni te exasperes, la paciencia y la tranquilidad son la clave. No convirtáis la comida en una discusión constante.

 

·         Si no le gusta el pescado cocinado de una manera determinada, puedes probar de otra (en salsa, en croquetas, al horno…). Seguro que ni se da cuenta de lo que está comiendo. Lo importante es que coma pescado, no cuál ni cómo.

Artículos relacionados

Mi hijo no quiere comer en la mesa

Mi hijo no quiere comer en la mesa

A medida que tu hijo crece, sus horarios de comida son los mismos que los del resto de la familia y su dieta también. Ya no cabe en las tronas y tiene que empezar a comer sentado en la mesa, formalito... (mi bebe no quiere comer nada)

Mi hijo prefiere a su padre

Mi hijo prefiere a su padre

Estás todo el día con él. Juegas con ella, le llevas a la guarde, le ayudas a colorear, te encargas de su baño… pero en cuanto entra papá por la puerta lo deja todo y ya no quiere saber nada... (mi hijo no quiere comer nada)

Si fuera mi hijo… la importancia de no juzgar

Si fuera mi hijo… la importancia de no juzgar

Seguro que más de una vez te has sorprendido a ti misma por la calle diciendo, u oyendo a un amigo decir: “Si fuera mi hijo, no permitiría que estuviera dando esos gritos”, o “montando esa rabieta”, o... (mi hija no quiere comer nada)

6 Comentarios

Escribe tu comentario

Para comentar este artículo debes iniciar sesión con tu cuenta o registrarte.

  1. Anónimo

    "MI HIJO DE 3 AÑOS Y MEDIO NO HAY FORMA QUE SE SIENTE A COMER EN LA MESA CON LA FAMILIA, HEMOS INTENTADO DE TODAS LAS FORMAS QUE CONOCEMOS Y SIEMPRE ES LO MISMO EMPIEZA A LLORAR Y SE LEVANTA DE LA MESA, SOLAMENTE SE ALIMENTA CON MAMADERAS, Y LO QUE LE GUSTA FUERA DE HORARIO, COMO SER GALLETITAS DE AGUA, CHIZITOS O PALITOS DE PAQUETE, ALGUN ALFAJOR BLANCO, NADA DE CHOCLATE, NO SABEMOS QUE HACER, EL PEDIATRIA ACTUAL, YA QUE CAMBIAMOS VARIOS, SOSTIENE QUE VOLVÉ A TU CASA, TIRA LA MAMADERA Y ESTO ES LO QUE HAY DE COMER Y SINO NO COMAS, LO QUE NOS PARECE UNA VERDADERA CRUELDAD, LES PIDO SU OPINIÓN AL RESPECTO.DESDE YÁ MUY AGRADECIDO.".

  2. Anónimo

    "Hola,mi nena acaba de salir de una enfermedad,pregunta como le hago para que le regrese el apetito?y gane otra vez peso,gracias por su ayuda.".

  3. Anónimo

    "quiero dar la gracias por esta información voy a intentar a ver como me va y después le estaré agradeciendo si esto funciona.".

  4. Anónimo

    "Necesito ayuda xfavor mI hijo no quiere comer".

  5. Anónimo

    " muy creativa eh interesante".

  6. Anónimo

    "ME PARECIO MUY INTERESANT LA PAGINA ".

Utilizamos cookies para mejorar la calidad del servicio, medir la audiencia y ofrecerle publicidad que pueda ser de su interés. Si continua navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.