Cómo enseñar a comer a un niño

Cómo enseñar a comer a un niño
comparte

La dieta de los primeros años es clave para asentar las bases de una alimentación correcta en el futuro. Si no logras ahora que coma de todo y sin rechistar, en el futuro te será mucho más difícil

Comer es un placer, no un castigo

Para muchos padres la hora de la comida puede llegar a ser un suplicio si sus hijos no quieren comer, o comen poco y mal, o no paran quietos mientras comen,... Estas actitudes se deben cortar desde un primer momento; hay que lograr que los niños entiendan que comer es necesario para vivir, pero también que puede ser una actividad social divertida y un momento para compartir con la familia.

 

Las pautas de una alimentación sana se deben enseñar desde que el niño comienza con la alimentación sólida, aunque nos parezca que con 6 meses es muy pequeño. Si acostumbras a tu hijo a comer de todo y sentado a la mesa desde bebé, lo verá como algo normal cuando crezca y nunca se convertirá en una lucha.

 

¿Cómo lograrlo?

- La dieta diaria debe estar adaptada a la edad y las necesidades de tu hijo. Las cantidades y los alimentos que le ofrezcas deben ser adecuados, no le llenes el plato demasiado ni le des alimentos exóticos o picantes si aún es muy pequeño.

No te puedes perder ...

Cuándo enseñar buenos modales a los niños

Cuándo enseñar buenos modales a los niños

¿Cuántas veces le dices a tu hijo, una y otra vez “no pongas los codos en la mesa”, “No grites”, “No se interrumpe a quien está hablando”? Seguro que casi a diario, pero ¿tú predicas con el ejemplo? Se nos olvida que en la edad de 0 a 6 años, los niños imitan casi todos los comportamientos de los adultos.

 

- No utilices la comida como premio o castigo. De esta manera el niño verá que para ti es muy importante y lo utilizará contra ti.

 

- No utilices distracciones para conseguir que coma (ni la televisión ni juegos). Tiene que comer porque es necesario para vivir.

 

- Establece una rutina para la comida. Los niños se comportan mejor cuando conocen de antemano su horario: comed siempre en el mismo sitio, sentados a la mesa, a la misma hora…

 

- No cometas el error de darle de comer solo y aparte. Desde los 12 meses debe comer con el resto y, si es posible, la misma comida. Todos los estudios explican que la dieta de los niños que comen en familia es mucho más saludable.

 

- A partir del año de edad debe empezar a comer solo, cogiendo los cubiertos, hasta que a los 2 años lo haga sin ayuda.

 

- El niño debe tener sensación de hambre cuando llegue la hora de comer, por eso entre comida y comida debe pasar el tiempo suficiente.

 

- La introducción de la alimentación sólida debe ser gradual. Primero platos sencillos de comer y de masticar (purés, macarrones, jamón york, pechuga de pollo muy picada…). Y cuando masticar ya no le cueste, ve introduciendo poco a poco alimentos más complejos: ternera, bocadillos, etc.

 

- Si hay algún alimento concreto que no le guste, no le obligues a comérselo, cámbialo por otro parecido, por ejemplo, la coliflor por el brócoli. Eso sí, nunca le permitas eliminar de su dieta grupos de alimentos enteros (verduras, frutas, pescado). Hay que comer de todo. También puedes probar a enmascarar el sabor de aquello que no le gusta con salsas, cocinarlo de otra manera…

 

- Si normalmente tu hijo come muy bien y un día no tiene apetito, no le fuerces, puede estar desganado o enfermo y si le obligas, creará rechazo a la comida.

 

- Entre horas no se pica. Hay que respetar las 5 comidas diarias. Y si tiene tanta hambre que le duele el estómago y aún falta un rato para la siguiente comida, ofrécele tentempiés sanos: fruta, yogur…

 

- Si no quiere ir a comer, empezad sin él. Ignórale en vez de enfadarte; verás cómo cuando vea que todos estáis comiendo a la mesa sin él, cambia de actitud.

 

- Si es muy nervioso y le cuesta estarse sentado a la mesa sin moverse 30 minutos, pídele que vaya a buscar pan si se ha acabado, que te ayude a traer el postre, etc.

 

- La comida no debe durar menos de 20 minutos ni más de 45. Si tu hijo es muy lento y se alarga mucho, llénale poco el plato (es mejor que pida más si tiene hambre) y pon un reloj encima de la mesa, enseñándole el tiempo que hay para comer. Si pasado ese tiempo no ha terminado, retírale el plato y no le des nada de comer hasta que sea la hora de la siguiente toma. Así tendrá hambre y comerá más rápido.

 

- Hoy en día se le da mucha importancia a los problemas de alimentación, por eso existen muchas actividades culturales dedicadas a fomentar buenos hábitos y una dieta saludable: funciones teatrales para niños, talleres, cuentos, etc.
 

 

 


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora de crecimiento de los niños que arroja como resultado una previsión orientativa de cuánto puede llegar a crecer tomando como base la altura de los padres. Para un resultado más preciso es necesario acudir al pediatra y realizar algunas pruebas médicas, incluyendo radiografías y análisis hormonales.


Fuentes:

González, Carlos (2012), Mi niño no me come, Ed. Temas de hoy.

Alimentación durante el primer año de vida https://enfamilia.aeped.es/vida-sana/alimentacion-durante-primer-ano-vida

Fecha de actualización: 03-11-2011

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>