El calcio en la alimentación infantil

El calcio en la alimentación infantil
comparte

El calcio es el mineral más abundante en el cuerpo humano, y uno de los nutrientes más importantes para nuestro organismo, ya que constituye aproximadamente la mitad de los minerales que se encuentran en él. El 99% del calcio se encuentra en el tejido óseo, de ahí su importancia para el crecimiento y fortalecimiento de los huesos; mientras que el 1% restante se encuentra en la sangre, en los líquidos extracelulares y dentro de los tejidos blandos.

El calcio participa en la regulación de muchas funciones metabólicas importantes para nuestro organismo, tales como la transmisión de impulsos nerviosos y la movilidad muscular. Del mismo modo, forma parte de algunas enzimas que ayudan a nuestro cuerpo a la cicatrización y coagulación de la sangre.

En todas las etapas de la vida es importante su consumo, ya que es un mineral que constantemente se regenera huesos y dientes; es decir, continuamente se forma hueso que, a su vez, reabsorbe el calcio.

El calcio en los niños

Sin bien, la formación de tejido óseo es mayor en los niños, mientras que en el adulto este proceso está en equilibrio, con aproximadamente 600 -700 mg de intercambio de calcio todos los días.

El calcio almacenado en los huesos puede funcionar como una reserva para ellos mismos, ya que mediante una alimentación equilibrada se garantiza una ingestión adecuada de este mineral. Se almacena principalmente en los extremos de los huesos largos, en estructuras cristalinas que se conocen como trabéculas y satisface el aumento de las necesidades de crecimiento, del embarazo y de la lactancia. No obstante, la ingesta insuficiente de calcio puede disminuir dicha reserva, por lo cual éste comienza a obtenerse de la misma sustancia ósea que es más estable, y si la ausencia de calcio es prolongada, esto deriva en una estructura ósea deficiente.

El pan en la alimentación de los niños

El pan en la alimentación de los niños

Durante la infancia es vital cuidar la alimentación para garantizar un buen desarrollo y crecimiento. En esta etapa también es importante transmitir hábitos saludables, como los alimentarios, para que los más pequeños puedan adaptarlos y mantenerlos a lo largo de su vida.

El sistema óseo es el principal afectado por una alimentación baja en calcio provocando:

* En niños, raquitismo, que se caracteriza por huesos débiles y déficit en el crecimiento.

* En adultos puede causar osteoporosis, que es una disminución en la masa y densidad ósea.

Recomendaciones que no pueden faltar

Es muy sencillo cumplir con tu ración diaria de calcio necesaria. Aquí te damos algunos consejos:

  • Prepara sopas de crema con leche desnatada.
  • Toma un yogur desnatado a media mañana.
  • Unta queso bajo en grasa en tu pan tostado del desayuno.
  • Añade queso o aderezo de yogur a tus ensaladas.
  • En tus desayunos prepara batidos con tu fruta preferida.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar