Desayuno saludable para niños

Desayuno saludable para niños
comparte

Una alimentación sana y equilibrada empieza siempre con un buen desayuno. Desayunar no tiene edad pero es durante la infancia el mejor momento para instaurar hábitos alimentarios correctos que perdurarán durante la edad adulta. Además en esta etapa de crecimiento el desayuno juega un papel decisivo para un óptimo desarrollo y rendimiento escolar. Un correcto desayuno debe ser completo y aportar una cuarta parte de la energía que necesitas cada día.

La importancia del desayuno

Numerosos estudios han puesto de manifiesto en los últimos años la correlación entre desayuno y rendimiento físico e intelectual, lo que se traduce en un buen rendimiento escolar y una mejora en los procesos de aprendizaje. No desayunar afecta a la capacidad cognitiva, la memoria, la concentración… Asimismo, los niños que no desayunan se cansan antes.

Además, la mayoría de niños que no desayuna llega con hambre al mediodía, con lo que se atiborran de bollos o alimentos nada sanos, favoreciendo así unos incorrectos hábitos alimentarios, sobrepeso, obesidad, etc.

Pero mientras estos estudios nos hablan de la importancia de un buen desayuno, otros alertan de que un gran número de niños sale de casa sin desayunar o lo hace de manera nada saludable. En concreto, la Encuesta Nacional de Salud refleja que tan solo un 7,5% de los niños toma un desayuno equilibrado.

¿Cómo debe ser el desayuno?

El desayuno es la primera comida del día y sirve para reactivar el organismo después del sueño, para “cargar las pilas” para la jornada. Representa el 25% del aporte energético diario y, para que sea completo, sano y equilibrado debe incluir, al menos, estas tres categorías de alimentos:

- Leche o lácteos, como un vaso de leche con cacao. Ayuda a cubrir las necesidades diarias de calcio y aportan proteínas.

- Cereales: pan, galletas, cereales de desayuno,… Aportan fibra y energía.

- Frutas: enteras, en macedonia, zumos naturales…Ricas en vitaminas, fibra y minerales.

Para conseguir que los niños desayunen todas las mañanas de manera sana, y que lo sigan haciendo cuando crezcan, es necesario inculcarles el hábito desde pequeñitos:

- Todas las mañanas debéis sacer 15 minutos para sentaros tranquilamente a la mesa a tomar un desayuno completo, aunque suponga levantarse un poco antes.

- Evita encender la televisión, la hora de la comida es para comer, no para otras distracciones.

- Varía el menú, no le des todos los días lo mismo.

- Evita la bollería industrial y los dulces, excepto en ocasiones especiales.

- Si no tiene hambre al despertarse y le cuesta comer, dale un vaso de Cola Cao Complet, le abrirá el apetito.

- Si no consigues que coma mucho, prepárale algo para la hora del recreo (un tentempié sano).


1 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
  1. Anónimo

    "Nuestros niños merecen lo mejor por eso yo cada día investigo nuevas formas para hacer que las comidas que les preparemos a nuestros hijos no solo les gusten si no que también loa alimente bien y los mantenga sanos y fuertes, y alejados de cualquier enfermedad ".

    Responder
    ×


    ×
    ×
    ×