• Buscar
Publicidad

Tratamiento de la endometriosis y embarazo

Tratamiento de la endometriosis y embarazo

Esta enfermedad provoca infertilidad en aquellas mujeres que la padecen. Sin embargo, el tratamiento correcto puede ayudar en los casos menos avanzados a lograr la concepción.

Publicidad

Uno de los síntomas más preocupantes de la endometriosis es la infertilidad que provoca. Para la mayoría de mujeres que padecen esta enfermedad, quedarse embarazadas sin tratamiento es casi imposible, aunque depende de lo avanzado que esté el problema.

Si la endometriosis se detecta a tiempo y el tejido cicatricial aún no ha extendido mucho, se puede practicar una laparoscopia y limpiar todos los tumores y el tejido daño, bien extirpándolo, bien quemándolo.

En muchos casos, tras esta intervención, se logra fácilmente el embarazo, antes de que la enfermedad vuelva a crear tejido dañado que dificulte la concepción.

Pero en estados más avanzados, será necesario recurrir a las técnicas de reproducción asistida y transferencias embrionarias para que puedan lograr un embarazo.


Glosario

Endometriosis

Definición:

El endometrio es el tejido que reviste el interior del útero cada mes para permitir la anidación del óvulo fecundado. Si no ha tenido lugar la fecundación, será expulsado durante la menstruación. Pero en ocasiones, este tejido endometrial crece fuera del útero, sobre todo en la cavidad pélvica: en los ovarios, detrás del útero, en los ligamentos uterinos, en la vejiga urinaria o en el intestino, dando lugar a una endometriosis. Cuando este tejido endometrial crece, aparecen bultos llamados tumores o implantes, que la mayoría de las veces son benignos.

Los implantes de la endometriosis están influidos por el ciclo menstrual, de tal manera que en cada menstruación, los tumores endometriósicos también sangran, sin posibilidad de que la sangre salga fuera del cuerpo, desarrollando una inflamación y tejidos cicatriciales o fibrosis, que ocasionan posteriormente obstrucción intestinal, sangrado digestivo y trastornos miccionales.

Síntomas:

- Dolor pélvico, abdominal, de espalda…

- Nauseas, vómitos

- Debilidad, fatiga, mareos

- Dolor durante y después de las relaciones sexuales

- Problemas intestinales y en vejiga

- Hemorragias fuertes o irregulares

- Problemas de esterilidad

Tratamiento:

1. Tratamiento para el dolor. Si los síntomas son leves, puede que sólo sean necesarios analgésicos.

2. Tratamiento hormonal. Este tratamiento es más eficaz cuanto menor sean los tumores. Existen varias hormonas usadas para este tratamiento, incluyendo una combinación de estrógeno y progesterona, como las píldoras anticonceptivas, la progesterona sola, la danocrina (una hormona masculina débil) y agonistas de la hormona liberadora de la gonadotropina.

3. Tratamiento quirúrgico. Esta es la mejor opción para mujeres con una endometriosis extensa o que sufren fuertes dolores.

         •Laparoscopia: Consiste en la apertura de al menos dos incisiones en el bajo vientre, para introducir pequeñas herramientas quirúrgicas en su abdomen. Entonces se extraerán los tumores y los tejidos cicatrizados o los destruirán con calor intenso y cerrarán los vasos sanguíneos sin necesidad de suturas. La finalidad es tratar la endometriosis sin dañar el tejido sano alrededor de ella. La recuperación de la laparoscopia es mucho más rápida que en el caso de una cirugía mayor, como la laparotomía.

        •Laparatomía: Es el último recurso para el tratamiento de la endometriosis, ya que es una cirugía mayor en la que se extirpa la endometriosis o el útero (histerectomía). Durante una histerectomía, también se pueden extirpar los ovarios y las trompas de Falopio, si es que éstos también tienen endometriosis, o si la lesión es grave.

Fecha de actualización: 13-08-2012

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×