Mes Mundial de la Esterilidad

Mes Mundial de la Esterilidad
comparte

Junio es el Mes Mundial de la Esterilidad, dedicado a todas aquellas parejas que tienen problemas para concebir un hijo de manera natural y tienen que recurrir a técnicas de reproducción asistida, sin duda un camino largo y duro para muchas de ellas pero que, casi siempre, termina con un final feliz.

Los datos que se manejan actualmente en torno a la esterilidad y la infertilidad pueden resultar alarmantes: se calcula que afecta al 15-20% de las parejas en edad reproductiva, más de 70 millones de parejas en todo el mundo que tienen problemas para concebir un hijo. Y, a pesar de que cada vez es algo más habitual y de todos los avances que ha habido en Medicina Reproductiva, todavía es un tema cargado de prejuicios y estigmas sociales que muchas parejas intentan esconder hasta que consiguen quedarse embarazadas. Para todas ellas, se ha elegido el mes de junio como Mes Mundial de la Esterilidad para adquirir un mayor compromiso por parte de la comunidad médica, pero también de los gobiernos y de la sociedad, para que este tipo de problemas adquieran un mayor reconocimiento y compromiso internacional.


Y es que la infertilidad o esterilidad (conceptos que no son exactamente lo mismo como veremos más adelante) causa muchos problemas económicos (muchos tratamientos no están cubiertos por la seguridad social o llevan más tiempo si no se hacen de manera privada), personales, emocionales y laborales. Este tipo de tratamientos generalmente requieren mucho tiempo y paciencia y son muy duros, por lo que pueden afectar a la relación de pareja, al trabajo, al resto de relaciones sociales, etc. Por eso, es importante que haya un mes dedicado en exclusiva a este problema que afecta a tantas parejas en todo el mundo.


Principales problemas de esterilidad y fertilidad


Como decíamos, esterilidad e infertilidad son dos términos que muchas veces se usan como sinónimos, pero no lo son. Hablamos de esterilidad cuando una pareja, tras mantener relaciones sexuales sin protección durante uno o dos años, no ha conseguido un embarazo. Mientras que la infertilidad es la incapacidad de dar a luz un bebé sano. No obstante, en ambos casos se aplican los mismos tratamientos que, además, han avanzado mucho en los últimos años, permitiendo que la mayoría de las parejas que presenta este tipo de problemas acabe consiguiendo su sueño: tener un hijo.


Para ello, lo primero es acudir a una clínica especializada en estos temas cuando la pareja lleve más de un año si tienen más de 35 años y más de 2 si tienen menos intentado tener un hijo. También aquellos que consigan quedarse embarazados, pero tengan abortos de repetición o problemas para finalizar el embarazo.


Es muy importante que acudan ambos miembros de la pareja al médico ya que los datos estadísticos muestran que un 40% de las veces el problema lo tiene la mujer, otro 40% el hombre, y el 20% restante, ambos.


Entre los principales problemas de fertilidad de los hombres encontramos trastornos del esperma (cantidades anormalmente bajas u oligospermia, ausencia de espermatozoides o azoopermia, poca movilidad, anomalías morfológicas, etc.); anomalías cromosómicas (síndrome de Klinefelter); o anomalías anatómicas (obstrucciones del tracto genital, infección o inflamación del tracto urogenital, varicoceles…).


En cuanto a la infertilidad femenina, puede estar causada por problemas en la ovulación, alteraciones de las trompas de Falopio, malformaciones congénitas del útero, insuficiencia cervical, endometriosis, etc.


Además, la edad, especialmente en el caso de la mujer, el estrés, el sobrepeso, el tabaco o el alcohol pueden afectar a la fertilidad de una persona. Por lo tanto, además de buscar consejo médico, debes procurar llevar una vida sana, hacer ejercicio de manera regular, controlar tu peso, descansar y nada de fumar ni beber.


Una vez se averigüe la causa o causas de los problemas de fertilidad será necesario buscar el tratamiento más adecuado que pueden ser medicamentos para inducir la ovulación, inseminación artificial, fecundación in vitro, inyección intracitoplasmática de espermatozoides en óvulos (ICSI), donantes de semen u óvulos, Diagnóstico Genético Preimplantacional, etc.


Lo importante es buscar solución ya que la mayoría de las parejas consigue tener un bebé (la tasa de éxito de estas clínicas ronda el 90%). Solo hay que tener paciencia y mucho ánimo para ver cumplido vuestro sueño.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×