×
  • Buscar
Publicidad

El precio influye en los tratamientos de reproducción asistida elegidos

El precio influye en los tratamientos de reproducción asistida elegidos

El instituto CEFER ha detectado un aumento de parejas estériles por causa masculina que podrían ser padres biológicos con Fecundación in Vitro, pero optan por una inseminación con semen de banco al costar tres veces menos, tendencia que se atribuye a la crisis económica.

Publicidad

El instituto CEFER pone de manifiesto la aparición de una nueva tendencia en la que las parejas optan por someterse a técnicas menos costosas para ser padres, aunque ello suponga tener que descartar la oportunidad de que al menos uno de los dos sea el progenitor biológico.

Si bien representa un pequeño porcentaje de las solicitudes que reciben en sus centros, el Dr. Simón Marina, director médico de CEFER destaca que “supone un cambio muy significativo, puesto que hasta el momento las parejas querían intentar por todos los medios ser los padres biológicos, por muy escasas que fuesen las posibilidades”.

La crisis económica explica, según el instituto de reproducción, esta nueva realidad. Según datos de CEFER, hasta un 20% de los casos de esterilidad por causa masculina que se podrían resolver mediante una técnica de Fecundación in Vitro con ICSI (Técnica de Microinyección Espermática) o con IMSI (Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides Morfológicamente Seleccionados), opta por someterse a una inseminación artificial con semen de donante anónimo.

No te puedes perder ...

Y tambien:

Se trata de técnicas de Fecundación in Vitro muy precisas, en las que se necesita un solo espermatozoide por cada óvulo maduro, y que permiten ser padres a hombres con baja calidad seminal e incluso con azoospermia –ausencia de espermatozoides en el semen pero sí en los testículos–. “Estos tratamientos, relativamente nuevos, tienen un coste entre tres y cinco veces superior al de una inseminación con banco de semen –unos 4.500 euros frente a 1.400 euros–, por lo que pensamos que detrás de esta decisión, en la que el hombre renuncia a ser el padre biológico del futuro bebé, hay un motivo económico”, indica el Dr. Marina.

 

Transferencia de embriones como alternativa a la donación de óvulos

El Instituto de Reproducción CEFER ha detectado también un mayor interés por la transferencia de embriones en casos de esterilidad femenina, que cuesta la mitad –unos 3.800 euros–que una Fecundación in Vitro con óvulos de donantes anónimas. El tratamiento recurre a embriones congelados y donados por parejas que en su día se sometieron a una Fecundación in Vitro y que quieren ayudar a otras en su misma situación.

La técnica es sencilla y consiste en preparar el útero de la mujer receptora a base de estrógenos para estimular el crecimiento del endometrio y de progesterona. La transferencia al útero se realiza por vía vaginal y no requiere ni anestesia ni ingreso en clínica. El centro médico calcula que un 15% se decanta por esta opción como alternativa a la Fecundación in Vitro con óvulos donados, pero que podrían ser fecundados con espermatozoides de la pareja.

La ley 14/2006 de reproducción humana asistida contempla la posibilidad de que una pareja pueda donar embriones congelados, siempre que la mujer no supere los 35 años ni el hombre los 50. CEFER dispone de más de mil embriones congelados disponibles y aplica esta técnica desde 1985.


Fuente: Dr. Simón Marina, director médico de CEFER

Fecha de actualización: 14-04-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.