Tacto vaginal en el embarazo

Tacto vaginal en el embarazo
comparte

El proceso del tacto vaginal se utiliza para obtener informaciones fundamentales sobre el estado de salud de la mujer, especialmente durante el embarazo y el momento del parto, a través de la introducción de los dedos índice y corazón. Esta técnica se sigue utilizando, pero no tanto como anteriormente. Se usa sobre todo cuando el parto es inminente o ha comenzado. 

Para las mujeres un tacto vaginal puede ser sinónimo de ansiedad porque les resulta incómodo y doloroso. Puede parecer raro puesto que la vagina es una abertura natural que está preparada para el parto, por lo que no debería ser dolorosa la introducción de dos dedos. Lo cierto es que la invasión a la intimidad de la mujer, sobre todo en el momento de dar a luz debido a las contracciones, hace que los músculos del suelo pélvico se contraigan y, como consecuencia, el proceso se convierta en dificultoso e intenso. Por esta razón, es necesario informar y obtener la aprobación de la mujer para que esté preparada a la hora de que se lo realicen para que se consiga que sea menos incómodo.


En cuanto a su utilidad, si la mujer no se encuentra en estado de gestación, se emplea para comprobar el estado de sus órganos reproductivos, por ejemplo, si existe la presencia de quistes o hay prolapso de útero. Mientras que el tacto vaginal en el embarazo tiene la finalidad de aportar información sobre la firmeza y dilatación del cuello uterino y averiguar la posición de la cabeza fetal en el parto.


En la gestación, se puede realizar en varios momentos y por causas diferentes según la semana de gestación. En el primer trimestre, sirve para concoer si hay riesgo de aborto o infecciones vaginales; en el segundo trimestre, si existe “incompetencia cervical” y hay que intervenir para cerrar el cuello del útero y, finalmente, en el tercero, notificar si hay peligro de un parto prematuro.

No te puedes perder ...

Síndrome de Down - Historia de una superación

Síndrome de Down - Historia de una superación

Piluca se llama como su madre, tiene un año y nació con síndrome de Down. Sus padres, Piluca y Pedro, supieron que su segunda hija tenía trisonomía 21 en el mismo momento en el que su pequeña llegó al mundo. Su reacción inicial al recibir la noticia fue la esperada en una situación como ésta. Según Down España el 80% de las familias reconoce haber experimentado sentimientos de protección, rechazo, tristeza, frustración, inseguridad, rabia y vergüenza. Y es lógico. Estos padres ven cómo se desmorona la idea que durante nueve meses se habían hecho de un hijo perfecto.


Una vez pasada la semana 37 de embarazo, se emplea el tacto vaginal para comprobar si el cuello del útero está maduro, es decir, si ha empezado a borrarse y dilatarse, poara saber si el parto está cerca o no.


Un dato importante es que hay que evitar el tacto vaginal en el momento de la rotura de membranas porque pueden filtrarse microorganismos del exterior o desde la vagina hacia el cuello del útero y, como consecuencia, se podría producir alguna infección al bebé.

 

Consejos para que no resulten molestos los tactos vaginales

 


- Los ejercicios de Kegel, que normalmente se realizan en las clases de preparación al parto, te ayudarán a relajarte y a manejar la musculatura del suelo pélvico.


- Intenta estar muy relajada convenciéndote de que no se trata de una técnica dolorosa. El médico, además, lo hará con sumo cuidado para no causarte dolor.


- Controla la respiración. Aplica en estos momentos las técnicas de respiración explicadas en la preparatoria del parto para los momentos de las contracciones o de puje. 


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora para combinar nombres online en función de cinco criterios para facilitar al máximo la dificil tarea de encontrar el nombre perfecto para cada bebé.


Fecha de actualización: 27-06-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>