Fórceps, un invento de hace 4 siglos que apenas ha evolucionado

Fórceps, un invento de hace 4 siglos que apenas ha evolucionado
comparte

Los fórceps fueron inventados en el siglo XVII por un cirujano francés y, a pesar de que han salvado muchas vidas a lo largo de estos siglos, también es cierto que apenas han evolucionado en todo este tiempo, aunque sus contraindicaciones y complicaciones también son muchas.

El fórceps es un instrumento obstétrico en forma de tenazas que se usa ante determinadas situaciones (pérdida de bienestar fetal, periodo expulsivo prolongado, etc.), y que sirve para ayudar a sacar al bebé cuando ya ha alcanzado el III plano de Hodge.


Está formado por dos ramas o palas metálicas que se articulan entre sí en su parte media y tienen en un extremo el mango y, en el otro, una especia de cucharas habilitadas con una curvatura especial que se adapta a la forma del cráneo fetal y a las curvaturas de la pelvis femenina para ayudar a sacar la cabeza sin causar daño al bebé ni a la madre.


Es un instrumental que, desde su invención, ha salvado muchas vidas tanto de parturientas como de recién nacidos, y que presenta ventajas si se usa adecuadamente. No obstante, también tiene sus peligros, como lesión de los tejidos blandos del cérvix o el esfínter anal, marcas temporales en la cabeza del bebé, lesiones del plexo braquial, fracturas del cráneo fetal (muy poco frecuentes), etc.


A pesar de ello, los fórceps, y el instrumental obstétrico en general, apenas ha evolucionado en los últimos siglos.

No te puedes perder ...

Cómo ayudar a un niño a afrontar la muerte de un ser querido

Cómo ayudar a un niño a afrontar la muerte de un ser querido

La pérdida de un ser querido es una experiencia que por inevitable no deja de ser dolorosa, un proceso del que desgraciadamente nadie estamos exentos, y tampoco los niños. Así, cuando fallece un familiar, a las dificultades propias que supone para un adulto enfrentarse a una muerte cercana, hay que sumarle la tarea de explicar a los menores qué significa lo que está ocurriendo, y ayudarles a asumirlo. Pero ¿cómo hacerlo adecuadamente para evitar más sufrimiento?


Breve historia del fórceps


El fórceps obstétrico fue inventado por el cirujano francés Peter Chamberlain hacia 1630. Al principio, la familia Chamberlain mantuvo el invento en secreto y, cuando tenían que usarlo en un parto, vendaban los ojos a la parturienta y hacían salir al resto de comadronas o sirvientas. Así, la familia Chamberlain se convirtió en los más famosos parteros de Inglaterra. No fue hasta 1700 en que su hijo, Hugh Chamberlain, empezó a rentabilizar el invento económicamente. Hasta 1732, año en que liberó el diseño y reveló el misterio, la corporación que formó llegó a ser tan influyente que nadie en Inglaterra podía licenciarse en Medicina sin adquirir, a un precio desmesurado, sus fórceps.


Este invento fue una gran mejora en su momento respecto a las prácticas previas que, básicamente, eran romper el hueso de la pelvis a la madre, realizar una cesárea (que, en aquel momento, a menudo acababa con la vida de la madre) o cortar a feto (que siempre acababa con la vida de este pero, a veces, salvaba a la madre).


Desde entonces, los fórceps han salvado muchísimas vidas pero, si se usan mal o innecesariamente, pueden dañar tanto a la madre como al bebé.


Hasta 1950 no aparece otro invento obstétrico pensado también para ayudar en el expulsivo: las ventosas. Mejores para la madre y el bebé, no siempre funcionan, por lo que el fórceps sigue usándose.


A pesar de que no se usan mucho y se intenta recurrir a ellos, siguen usándose quizá más de lo conveniente.


Otro problema es que apenas ha habido avances en el instrumental obstétrico. El único avance a destacar ha sido el dispositivo de Odón, una herramienta sencilla que usa una especie de bolsa de plástico inflable para sacar al bebé del canal de parto. Inventado en 2006 por un mecánico de automóviles argentino, Jorge Odón, ha sido aprobado por la Organización Mundial de la Salud y licenciado para la producción por la empresa estadounidense Becton Dickinson.


No obstante, por ahora, las madres siguen teniendo que enfrentarse muchas a veces a la posibilidad de una cesárea o el uso de una herramienta inventada hace casi 4 siglos. Y es que según la ley de Moore el rendimiento de los circuitos integrados se duplica cada 18 meses, mientras que el instrumental obstétrico se ha expandido, en promedio, una vez cada 228 años. Un pobre avance que pagan los bebés y sus madres. 


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora de posibilidad del embarazo. Se trata de un cuestionario que propone una serie de síntomas relacionados con la gestación y, en función de sus respuestas, arroja como resultado una probabilidad dada.


Fecha de actualización: 20-02-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>