¿Cómo es el método de la temperatura basal para quedar embarazada?

¿Cómo es el método de la temperatura basal para quedar embarazada?
comparte

¿Quieres tener un bebé y no sabes cuáles son tus días más fértiles? ¿Tienes un periodo irregular? Una manera para saber cuáles son tus días más fértiles es comprobando tu temperatura basal, pero ¿cómo es de fiable dicho método?

La temperatura basal es a la temperatura más baja a la que está el cuerpo en reposo, normalmente durante el sueño, es decir, la temperatura que tenemos al despertarnos, sin movernos tan siquiera de la cama. Esta suele estar más baja desde el momento en que finaliza la menstruación hasta que se produce la ovulación. Después, se eleva ligeramente en torno a los 0,2-0,5 grados debido a la secreción de progesterona por parte del ovario, y se mantiene elevada hasta el siguiente periodo menstrual. Posteriormente la temperatura vuelve a bajar inmediatamente antes o después de producirse la menstruación.

 

Y sí, a pesar de que los ginecólogos recomiendan que todas aquellas parejas que estén buscando un embarazo mantengan relaciones entre el día 7 y el 20, se debe tener en cuenta también que, aun siendo el ciclo menstrual muy regular, rara vez la ovulación se produce con regularidad matemática. Por suerte, gracias a la medición de la temperatura basal, pero también a la observación del moco cervical se podrá precisar cuándo se inician y cuando finalizan los días fértiles.

No te puedes perder ...

 

Una vez pasada la ovulación, la temperatura basal se elevará, pero antes de tomarla como referencia de los días fértiles, será necesario tomar la temperatura diariamente y tomar nota del valor obtenido durante al menos un mes. A la hora de tomar la temperatura basal hay que:

 

1- utilizar un termómetro digital

2- hacerlo todos los días y a la misma hora

3- tomar la temperatura cada mañana al despertarse

4- realizar siempre la toma de la temperatura en el mismo sitio, aunque lo más desaconsejable es en la axila porque es el sitio más preciso.

 

No obstante, también es importante no tomar la temperatura basal si se ha tomado alcohol, se ha dormido menos de cuatro horas, se ha salido por la noche, se está enferma o cuando una está estresada.

 

Medir la temperatura basal

 

La medición de la temperatura basal es un proceso bastante sencillo, pero que requiere en realidad de mucha constancia, y también de respetar ciertas pautas porque cada día, desde el cuarto o el quinto día de ciclo hasta el primer día del ciclo siguiente, te tendrás que levantar antes de la cama para tomarte la temperatura. Se puede, como ya veíamos, tomar esta temperatura por vía oral, por vía vaginal o por vía rectal.

 

-Por vía rectal: utiliza vaselina o lubricante e inserta la punta del termómetro en el recto mientras te mantienes en posición fetal.

-Por vía vaginal: introduce el termómetro dentro de la vagina.

-Por vía oral: coloca la punta debajo de la lengua y cierra la boca.

 

Y recuerda, finalmente, que se ha de tomar siempre a la misma hora, o con un termómetro de mercurio o con uno digital.

 

-Si utilizas el de mercurio, déjalo siempre con el mercurio por debajo de los 35 grados. Si es temperatura oral déjalo cinco minutos, pero si es vaginal o rectal mejor tres.

-Y si utilizas un termómetro digital, recuerda que una vez pasados sesenta segundos el termómetro pitará y te lo podrás retirar.

 

Entonces ¿cuáles son nuestros días fértiles?

 

Una vez ya seas capaz de tomarte la temperatura basal adecuadamente, deberás saber cuáles son entonces tus días más fértiles. Si, por ejemplo, durante varios meses observas un patrón regular sabrás que manteniendo relaciones sexuales en los días de antes de ese cambio de temperatura tendrás más posibilidades de quedarte embarazada. Esto se debe principalmente a tu ovulación. No obstante, recuerda que es mucho más seguro combinar la medición de la temperatura basal con otros métodos de control de la ovulación. Además, para mejorar la medición de la temperatura basal debes:

 

-apuntar la temperatura todos los días a partir del cuarto o quinto día de la ovulación.

-dejar el termómetro en la mesilla.

-tomar note de las oscilaciones de temperatura durante varios meses.

-no registrar los datos si tienes fiebre o estás mala.

-utilizar siempre el mismo termómetro.

-tomarte siempre la temperatura en la misma parte del cuerpo.

 

Pero ¿cuándo se debe realmente acudir al ginecólogo?

 

Tanto si las pruebas han salido negativas y el ciclo menstrual sigue sin aparecer, como si han dado positivas o creéis que vuestra temperatura basal indica embarazo, habrá que ir al ginecólogo para que sea él quien realice el examen correspondiente que confirme lo que pasa. Necesitará un análisis de sangre y una ecografía vaginal.

 

No obstante, y aunque tengamos un control muy regular de la temperatura basal para lograr el embarazo también hay que tener en cuenta que la probabilidad de embarazo en una pareja que, por ejemplo, mantiene relaciones sexuales regularmente es de un 20% al mes según señalan de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO). Ello significa que una pareja totalmente sana tarda en concebir a un bebé normalmente alrededor de los cinco meses. Asimismo, es importante también ser consciente de que la edad en la mujer resulta determinante pues aquella que tiene entre 20 y 25 años tiene entre un 20 y un 25% más de probabilidades de quedarse embarazada, mientras que a partir de los treinta se reduce al 15% en cada ciclo.

 


Te puede interesar:
"¿cómo sacar la cuenta del embarazo?" es de las primeras preguntas que se hace una mujer al averiguar que está embarazada.La respuesta es sencilla! La fecha del nacimiento serán aproximadamente 280 días (40 semanas) después del primer día de su última regla.


Fecha de actualización: 03-07-2019

Redacción: Ana Ruiz

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>