• Buscar
Publicidad

Estoy embarazada y tengo fiebre, ¿qué debo hacer?

Estoy embarazada y tengo fiebre, ¿qué debo hacer?

El embarazo es un periodo muy especial. Una cosa es lo que se cuenta sobre él, y otra muy distinta, vivirlo. Pueden darse mil consejos y recomendaciones, contarse experiencias, adelantar situaciones que han de vivirse, pero siempre habrá sensaciones, temores, sentimientos y síntomas personales que sorprenden y ante los cuales se desconoce cómo reaccionar. 

Publicidad

Índice

 

¿Cómo afecta la fiebre al embarazo?

La OMS define a los signos y síntomas de alarma en el embarazo como aquellos que nos muestran que la salud de la embarazada y el feto están en peligro. Y entre ellos encontramos a la fiebre.

La fiebre puede ser provocada por numerosos estímulos y frecuentemente se debe a la presencia de bacterias y sus endotoxinas, pero también por virus, levaduras, espiroquetas, protozoarios, reacciones inmunes, varias hormonas, medicamentos y polinucleótidos sintéticos, compuestos que comúnmente se denominan pirógenos exógenos. 

Cualquier infección puede ocasionar consecuencias negativas durante el embarazo. La fiebre, además de ser un síntoma, puede causar riesgos tanto para la madre como para el feto.

La temperatura promedio corporal en una persona es más o menos de 36.5o C. Durante el embarazo, la temperatura corporal puede aumentar por lo menos a 38.3o C, más alta puede ser preocupante, sobre todo si dura por un periodo prolongado. La fiebre casi siempre va acompañada de otros malestares como dolor de cabeza, dolor articular, dolor muscular y malestar general.

Una temperatura mayor a 39.5o C durante el primer trimestre aumenta el riesgo de aborto espontáneo. Asimismo, los estudios realizados han demostrado un aumento en el riesgo de malformaciones congénitas conocidas como defectos del tubo neural (DTN en español, NTD en inglés) en bebés de mujeres quienes tuvieron altas temperaturas a principios del embarazo. Los defectos del tubo neural ocurren cuando la médula espinal o el cráneo no se cierran adecuadamente. Más o menos de 1 a 2 en 1.000 nacimientos tienen defecto del tubo neural. Los tipos más comunes de defectos del tubo neural son espina bífida y anencefalia.

Algunos estudios han encontrado un pequeño aumento en el riesgo de defectos cardiacos, defectos en la pared abdominal o una hendidura oral cuando ocurre una fiebre a principios del embarazo, sobre todo si esta fiebre no es atendida. Sin embargo, existen estudios que no han encontrado estos resultados. Se necesitan más estudios para confirmar estos riesgos.

Otros casos en el segundo trimestre apuntan que la fiebre podría producir alteraciones vasculares en el tronco cerebral de los fetos.

Otros estudios también la han asociado al desarrollo de autismo, aunque los datos no son concluyentes.

La fiebre más adelante en el embarazo aumenta el riesgo de trabajo de parto prematuro.
 


¿Se pueden tomar antipiréticos en el embarazo?

Los riesgos que se asocian con la fiebre durante el embarazo pueden ser debido a la enfermedad, al uso de medicamentos para tratar la enfermedad, la fiebre en sí o una combinación de todos estos factores. Si estás embarazada y tienes fiebre, ponte en contacto con tu proveedor de la salud de inmediato para que pueda determinar si se necesita tratar la enfermedad que está causando su fiebre.

Por lo general, se recomienda el acetaminofén para reducir la fiebre durante el embarazo, así mismo se puede utilizar métodos físicos como compresas de agua fría, baños con agua tibia, etcétera, sin embargo, no se recomiendan productos naturales que el médico no te autorice pues en ocasiones puede causar problemas a tu salud ya que no se conoce al cien por ciento su actividad en el cuerpo.

La fiebre siempre es un signo que asusta a la población pero que da una pista sobre un proceso infeccioso, inflamatorio, tumoral, etc. La mayoría de las veces se debe a infecciones víricas banales, e incluso se cree que en algunos casos la fiebre es positiva para la mejoría del proceso. En la mayoría de las veces donde existe fiebre en embarazadas es debido a la presencia de infección del tracto urinario, infecciones respiratorias e intraútero y en cualquiera de los casos es puntual buscar ayuda médica, por lo que te recomendamos que en presencia de este signo visites a tu médico de cabecera para que él lleve a cabo los estudios pertinentes y en dado caso enviar los medicamentos para tratar la infección.

También es esencial que durante los meses de embarazo no debes exponerte durante largos periodos al sol, para evitar sufrir insolaciones o quemaduras. La insolación y las quemaduras pueden llegar a elevar tu temperatura corporal y causarte fiebre. Esto no quiere decir que no puedas acudir a la piscina, claro que puedes. Solo que debes tener más precauciones que si no estuvieses embarazada.

Como ya hemos dicho, es necesario acudir a tu médico si tienes fiebre. Seguramente nos recomiende recurrir a un antitérmico para bajar la fiebre, pero durante el embarazo se intenta evitar la ingesta de medicamentos por temor a que puedan resultar dañinos para el bebé.

De entre los antitérmicos, el paracetamol es el más seguro a la hora de tratar la fiebre en el embarazo, pero debe ser siempre ingerido bajo prescripción médica.

Debes tener en cuenta de que algunos estudios han relacionado la ingesta frecuente de paracetamol durante el embarazo con un mayor riesgo de asma en la infancia, pero en las dosis recomendadas no se han encontrado efectos perjudiciales, por lo que no está contraindicado durante la gestación.

Hay que resaltar la importancia de no tomarse los medicamentos por tu cuenta en el embarazo (tampoco si no estas embarazada) ya que no solo te puedes causar daño a ti, puedes hacerle daño a tu hijo.


¿Qué otros signos de alarma hay en el embarazo?

Ante cualquiera de los siguientes síntomas debes acudir con urgencia al médico. Si no hay un motivo claro por el que estos síntomas se produzcan, puede ser señal de enfermedades graves como algún tipo de infección o preeclampsia. Los signos son los siguientes:

- Fiebre muy alta (por encima de los 39º)

- Vómitos frecuentes

- Diarrea

- Dolor al orinar (puede ser una señal de infección de orina)

- Hemorragia vaginal

- Pérdida de líquido amniótico

- Dolor de cabeza intenso

- Pérdida de líquido amniótico

- Dolor abdominal o contracciones uterinas


Fuentes:

http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0026-17422014000400020

 

Fecha de actualización: 05-03-2021

Redacción: Edgar Corona

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×