• Buscar
Publicidad

Infección por clamidia en el embarazo

Infección por clamidia en el embarazo

La clamidia es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) que puede provocar parto prematuro, bajo peso al nacer o diversas infecciones al bebé si la madre tiene la infección en el momento del parto.

Publicidad

Indice

 

¿Qué es la clamidia?


En medicina, la clamidia es una infección de transmisión sexual causada por la bacteria Chlamydia trachomatis que puede afectar muy negativamente tanto al embarazo como al bebé.

Las mujeres embarazadas tienen las mismas posibilidades de contagiarse de una ETS que cualquier otra mujer ya que el embarazo no protege de manera especial contra este tipo de infecciones (ni, desgraciadamente, contra ningún otro tipo).

Por eso, es importante que durante la gestación, si se mantienen relaciones sexuales sin usar anticonceptivos de barrera, nos aseguremos de que la pareja no está infectada de clamidia ni de ninguna otra enfermedad de transmisión sexual, ya que puede ser el hombre el que se lo transmita a la mujer.

La clamidia en concreto es una infección bacteriana que se transmite a través de las relaciones sexuales genitales, orales o anales. Asimismo, una mujer embarazada que padece clamidia también puede transmitírsela a su bebé durante el parto al salir por el canal de parto y la vagina.

 

Síntomas de la clamidia


La clamidia es una de las ETS más comunes y muchas veces es asintomática. En los casos en los que aparecen síntomas estos suelen ser:

- Secreción vaginal anormal

- Sensación de ardor al orinar

- Sangrado vaginal

- Dolor en las relaciones sexuales

Como en la mayoría de casos no produce síntomas es habitual realizar una prueba al principio del embarazo en la que se busquen posibles ETS, que puede repetirse de nuevo más adelante. Para el diagnóstico, se efectúa un tampón cervical o la búsqueda en sangre de los anticuerpos específicos.

Si se descubriera un contagio por clamidia durante el embarazo habría que tratarlo inmediatamente con antibióticos para evitar daños al bebé.

 

Consecuencias de la clamidia en el embarazo


Puede causar bastantes problemas en la gestación:

- Embarazo ectópico

Articulo relacionado: Problemas oculares en el embarazo

- Parto prematuro

- Bajo peso al nacer

- Rotura prematura de las membranas

- Conjuntivitis o neumonía al contagiarse en el canal del parto

- Infección del líquido amniótico

Por eso es fundamental llevar cuidado durante el embarazo y realizarse las pruebas pertinentes.
 

¿Se puede tratar la clamidia en el embarazo?


El tratamiento contra la clamidia es antibiótico y no hay inconveniente en tomarlo durante el embarazo. En general, los antibióticos son seguros en la gestación en la dosis indicada, así que no te preocupes. Es mucho peor el daño que puede causar la infección  no tratada no solo para el desarrollo del embarazo, sino también para la salud de la mujer, ya que una infección por clamidia no tratada puede desplazarse por el cuello uterino e infectar el útero o las trompas de Falopio, causando la Enfermedad Inflamatoria Pélvica (EPI).

Los síntomas de la enfermedad pélvica inflamatoria incluyen dolor en la parte baja del abdomen o en la espalda, dolor durante las relaciones sexuales, sangrado vaginal, fiebre y náuseas. Además, la enfermedad pélvica inflamatoria puede causar daños permanentes en las trompas de Falopio, provocando dolor crónico pélvico e infertilidad, así como un aumento del riesgo de tener un embarazo extrauterino si te quedas embarazada.


Glosario

Rotura prematura de las membranas

Definición:

Esto sucede la bolsa amniótica se rompe antes de que empiecen las contracciones del parto (natural o artificialmente).

Una de las causas más importantes es la constitución endeble de las membranas; en ocasiones se rompen porque existe una infección cervicovaginal o intrauterina.

Otra opción es que el parto no llegue nunca y se provoque la rotura para que comience el trabajo de parto.

Síntomas:

Salida del líquido amniótico, un chorro caliente y abundante.

En ocasiones hay hemorragia.

Tratamiento:

Si se produce después de la semana 37 se induce el parto. Cuando se produce antes de la semana 34ª, y siempre que la pérdida no haya sido importante y el feto sea viable, el obstetra suele recomendar reposo absoluto en la cama, antibióticos y medicación para madurar el pulmón del feto.

Fuentes:

CDC: https://www.cdc.gov/std/spanish/clamidia/stdfact-chlamydia-s.htm

Fecha de actualización: 30-09-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×