×
  • Buscar
Publicidad

Estoy embarazada y me duele la cabeza, ¿qué hacer?

Estoy embarazada y me duele la cabeza, ¿qué hacer?

Los dolores de cabeza son un síntoma común durante el principio y el final del embarazo, a veces pueden ser leves pero también pueden ser molestos, por lo que necesitas saber cómo aliviarlos.

Publicidad

No te puedes perder ...

Y tambien:

Los dolores de cabeza son un síntoma común en el embarazo que pueden ocurrir a lo largo de toda esta etapa, aunque son más comunes en el primer trimestre y el último, aunque también pueden ocurrir cuando menos lo esperas y ser bastante molestos.

En ocasiones los dolores de cabeza pueden ser indicio de otro problema que puede resultar grave para tu salud y la del bebé, por ello es necesario llevar un control médico para que tu médico evalúe la situación de la mejor manera.

 

¿Qué es una cefalea?

Una cefalea es un dolor de cabeza que se asocia con la tensión de los músculos de la cabeza, además de que se experimenta de distinta forma según lo que la cause.

1.- Senos paranasales. Este dolor se encuentra detrás de la frente y los pómulos.

2.- Brotes. Este dolor se experimenta en la zona del ojo.

3.- Tensón. Se siente como una banda que aprieta la cabeza a la altura de la frente.

4.- Migraña. Este dolor se siente en la mitad de la cabeza, aunque a veces cambia de una persona a otra, además provoca náuseas y alteraciones visuales.

 

¿Qué causa el dolor de cabeza en el embarazo?

Durante el embarazo van a ser varias las causas por las que se puedan experimentar los dolores de cabeza:

1.- Hormonas. Estas son las culpables de los dolores de cabeza durante el primer trimestre, ya que aumentan durante esta primera etapa del embarazo.

2.- Estrés. Un embarazo puede llegar a ser una situación de estrés por tantos cambios físicos, emocionales y en general de tu vida, por lo que es normal entrar en estrés y tener dolores de cabeza por esta razón.

3.- Presión alta. Un dolor de cabeza puede ser señal de que algo anda mal, así que debes asistir a tu control médico para poder descartar una posible preeclampsia.

4.- Falta de sueño. Puede ser que hayas estado durmiendo mal y pocas horas, así provocando tus dolores de cabeza.

5.- Deshidratación. Estar mal hidratada puede ser muy dañino durante el embarazo, ya que tu cuerpo necesita más agua que antes.

6.- Congestión nasal. Una congestión nasal puede causar un dolor de cabeza paranasal.

7.- Cansancio. Si no has descansado adecuadamente es probable que te duela la cabeza, por ello es importante que le dediques tiempo al descanso, ya que tu cuerpo lo requiere con tantos cambios.

 

¿Qué es bueno para el dolor de cabeza en el embarazo?

Tomar paracetamol suele ayudar con el dolor de cabeza en el embarazo, pero esto lo debe recetar directamente tu médico, así que asiste a un cita con él cuanto antes.

En caso de que estés buscando un remedio natural te recomendamos los siguientes:

1.- Ejercicio moderado. Hacer ejercicio alivia el estrés y te mantiene saludable.

2.- Alimentación sana. A veces puede deberse a un mal balanceo de tu alimentación, por ello es importante empezar a comer adecuadamente y como tu cuerpo lo necesita.

3.- Compresa. Colocar una compresa fría o caliente suele aliviar una jaqueca.

4.- Baño. Date un baño para aliviar una congestión nasal, aunque también funciona para aliviar las migrañas.

5.- Técnicas de relajación. Dedícate tiempo para relajarte a lo largo del día, puedes utilizar videos de respiración, tomar siestas o cambiar a una postura adecuada para dormir durante el embarazo.

 


Te puede interesar:

Una de las primeras preguntas que se realiza una embarazada al conocer su estado es "calcular cuánto debo engordar en el embarazo" ya que más allá de las razones estéticas, engordar más kilos de los debidos puede ocasionar problemas de salud tanto a la madre como al feto.


Fecha de actualización: 30-04-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad