Estoy embarazada y grito mucho, ¿qué puedo hacer?

Estoy embarazada y grito mucho, ¿qué puedo hacer?
comparte

Las alteraciones hormonales del embarazo hacen que sea habitual los cambios bruscos de humor en estos meses, lo que puede hacer que, de repente, te enfades sin motivo alguno y te pongas a chillar como una loca. El yoga o la meditación pueden ayudarte a controlar tus nervios.

Durante la gestación hay que procurar estar tranquilas y calmadas para no pasar nuestros nervios, miedos e inseguridades al bebé ya que está demostrado que a través de la placenta le llegan no solo los nutrientes y el oxígeno que necesita para vivir, sino también sustancias químicas y hormonas que generamos a través de nuestros distintos estados de ánimo. Aquellas ligadas a emociones positivas, como las endorfinas, la dopamina o la serotonina, son buenas para el bebé; mientras que las negativas, como el cortisol, la hormona del estrés, puede tener efectos negativos en el bebé si se produce de manera muy continuada durante el embarazo.

 

Por eso, en estos meses tienes que intentar evitar las prisas, el estrés, la ansiedad, las preocupaciones y los problemas, pero es inevitable que, a lo largo de los 9 meses, surjan estas emociones. No te preocupes por estar triste o preocupada un día, nada le pasará al bebé, solo tienes que intentar que estas emociones negativas no llenen tu vida.

No te puedes perder ...

 

Por otra parte, es normal estar preocupada y nerviosa por todo lo relacionado con el embarazo: las pruebas, la salud del bebé, los síntomas y molestias, el parto, la llegada del pequeño a casa… y que te agobien todos los preparativos. Además, durante el embarazo es normal dormir menos ya que las molestias de la gestación, junto con el crecimiento del útero, hacen que sea más complicado conciliar el sueño y descansar, lo que puede aumentar tus nervios y desencadenar discusiones con tu pareja, familiares, amigos o compañeros de trabajo.

 

Todo esto, unido los cambios hormonales que alteran las emociones de la embarazada, hace que sea bastante normal que, de repente y sin motivo aparente, te pongas a gritar a quien sea. Lo más habitual es tu pareja, ya que es con quien más confianza tienes y quien más a mano está, pero también puede que te pongas nerviosa y grites mucho en el trabajo, a tus amigos, a tus padres… cuando antes eso no te pasaba. En definitiva, que a veces no te reconozcas a ti misma y te conviertas en alguien un poco insoportable que grita sin parar. Y aunque la gente suele ser más comprensiva y condescendiente con las embarazadas dada la situación que atraviesan, eso no es excusa para que grites a todo el mundo. Por lo tanto, es algo que debes cambiar ya que no solo puede causarte problemas con tu pareja, tus amigos o en el trabajo, sino que tampoco es bueno para tu salud mental ni para tu bebé. Estar todo el día gritando y enfadada no es, ni de lejos, el ambiente tranquilo y pacífico del que tienes que rodearte en estos meses.

 

Así pues, si no paras de gritar puedes seguir estos consejos:

 

1- No te guardes tus preocupaciones, sentimientos o enfados para ti, ya que si los guardas mucho, será peor cuando salgan en forma de estallido. Habla con tu pareja y tus allegados de aquello que te pase para buscar una solución.

 

2- Habla con tu médico de todo aquello que te preocupe relacionado con el embarazo.

 

3- Lleva una dieta sana y equilibrada y haz ejercicio de manera regular para sentirte más sana y en forma. El ejercicio ayuda a liberar hormonas de la felicidad, lo que te hará sentir mejor.

 

4- Intenta descansar y dormir bien por las noches. Si te cuesta conciliar el sueño puedes darte una ducha tibia antes de acostarte, beber un vaso de leche tibia o tomar infusiones relajantes.

 

5- Deja atrás el estrés, si tu ritmo de vida es muy agobiante, relaja y reduce tu actividad en estos meses y céntrate en lo importante.

 

6- Realiza actividades de relajación para evitar los gritos como el mindfulness, la meditación, la respiración profunda o el yoga.

 

7- Cuando notes que te estás enfadado y que vas a ponerte a gritar, cierra los ojos, cálmate, cuenta hasta 10 y respira hondo para calmarte y buscar una solución sin gritos. 


Te puede interesar:
Hay algunas parejas que exploran la idea de encontrar una combinación de nombres para hombre. Esta práctica tiene como ventaja que hace que el nombre resulte original pero, por contra, puede que el resultado no sea muy afortunado y no guste a todo el mundo.


Fecha de actualización: 27-08-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>