Cómo calmar las náuseas

Cómo calmar las náuseas
comparte

Las náuseas son la sensación que indica la proximidad del vómito, esfuerzos que acompañan a esa sensación de vomitar. Estas se presentan como una sensación de malestar en la parte superior del estómago y en ocasiones como una sensación desagradable de garganta obligando (aunque no siempre) a expulsar vómito o emesis (expulsión violenta y espasmódica del contenido del estómago a través de la boca).

Esta sensación es bastante desagradable para todas aquellas personas que la sufren en algún momento determinado de su vida, aunque lo cierto es que las náuseas suelen ser mucho más habituales durante el embarazo. El embarazo es el periodo que transcurre entre la implantación del cigoto en el útero hasta el momento del parto, una etapa de cambios hormonales, físicos y fisiológicos. De hecho, la culpa de las náuseas y de los vómitos es debida a una hormona liberada durante la gestación. Pero ¿todas las mujeres tienen náuseas?

 

Según los estudios, alrededor del 80% de las mujeres embarazadas ha padecido o va a padecer náuseas en el periodo del embarazo. Los niveles de la hormona hCG se multiplican hasta que alcanzan su punto máximo hacia la octava semana de embarazo aproximadamente, que es cuando más frecuentes son las náuseas, durante el primer trimestre de embarazo. Será después de este momento y durante los dos siguientes meses cuando estas comiencen ya a disminuir. El 20% restante de las mujeres no las sufre y su embarazo transcurre con total normalidad.

 

Dichas náuseas se suelen denominar náuseas matutinas porque los síntomas suelen ocurrir durante el día con mayor frecuencia. Estas no son graves ni le hacen daño al bebé. De hecho, estas podrían llegar a ser incluso un síntoma de que todo va bien en el embarazo, están asociadas a un riesgo más bajo de aborto espontáneo y también muestran que la placenta está produciendo todas las hormonas que el organismo y el cuerpo del bebé necesitan. Y a pesar de que se desconoce la causa exacta de dichas náuseas, muchos expertos creen que tiene que ver efectivamente con los cambios hormonales de la mujer durante el embarazo y con otros muchos factores que pueden hacer que las náuseas empeoren incluyendo, por supuesto, un aumento del sentido del olfato, y el reflujo gástrico de la mujer embarazada.

 

Cómo aliviarlas

 

-Hacer muchas comidas, pero todas ellas equilibradas. Lo ideal es distribuir las ingestas diarias en cuatro o cinco comidas, y aunque poco abundantes sí continuadas, equilibradas y suficientes.

-Comer de forma pausada y tranquila. Es necesario masticar bien los alimentos y hacerlo, por supuesto, en un ambiente relajado.

-Evitar las grasas. Es necesario evitar las comidas demasiado pesadas, ricas en grasas o con demasiadas especias o hierbas aromáticas.

-Hacer un tentempié antes de levantarse. Cuando una mujer se despierta con náuseas en el embarazo lo ideal es que tome antes de levantarse definitivamente un pequeño tentempié en la cama como un puñadito de galletas maría o un puñadito de cereales sin leche. Tras esto, esperar unos quince o veinte minutos antes de incorporarse definitivamente.

-Beber agua de poco en poco. No se deben beber grandes cantidades de agua en ayunas porque esto podría aumentar la sensación de las náuseas. Lo ideal es repartir esta toma de agua durante todo el día y en pequeñas cantidades.

-Las comidas han de tomarse sin sal, pero ¿cuáles? Las tostadas o los cereales. Se debe evitar comer comidas muy grasas o demasiado aceitosas.

-Por último, se debe intentar ingerir comidas y bebidas que contengan jengibre o menta. Se ha descubierto tras algunos estudios que el jengibre tiene propiedades que ayudan a aliviar las náuseas. Por eso, es bastante bueno tener un plato de galletas al lado de la cama y comer algunas antes de levantarnos por la mañana. El estudio mostraba que las náuseas se reducían al cabo de cuatro días de incluir el jengibre en la dieta diaria por lo que una no debe rendirse si este no tiene el efecto inmediato esperado. Además, se pueden probar tentempiés de jengibre cristalizado también.

 

Recordemos finalmente que las náuseas matutinas son uno de los síntomas más comunes y desagradables del embarazo. Si se da el caso de que no se pueda controlar el vómito, o que quizás exista la preocupación de vomitar demasiado se debe consultar al médico. No es lo común, pero lo cierto es que en determinadas ocasiones (porcentaje mínimo) las náuseas pueden convertirse en algo más serio que necesite tratamiento médico.

 

Las náuseas o vómitos no deben ser difíciles de soportar por lo que lo mejor será acudir cuanto antes para que nos puedan recetar medicamentos anti náuseas.

 


Fuentes:

https://www.natalben.com/embarazo-alimentos-alivian-nauseas-vomitos

https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000122.htm

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Redacción: Ana Ruiz

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×