• Buscar
Publicidad

La 1ª semana de embarazo

La 1ª semana de embarazo

Si todo va bien a partir de aquí, esta podría ser tu última semana de espera. ¡Buena suerte! Como la mayoría de las mujeres, probablemente serás más fértil en la mitad de tu ciclo menstrual, más o menos dos semanas después de que te viniera el periodo. Desde este momento tienes 3 o 4 días en los que te será más fácil concebir.

 

Publicidad

Indice

 

¿Cuándo empieza un embarazo?

En la primera semana de embarazo realmente no se ha producido aún la concepción, ya que los embarazos se cuentan desde la fecha de la última regla, por lo que esta semana es la semana previa a la ovulación.

En esta semana el óvulo que no fue fecundado en el ciclo anterior se expulsa justo con los restos de endometrio en lo que se conoce como menstruación. Este periodo suele durar entre 3 y 5 días. Al acabar, comienza la fase folicular o preovulatoria.

En esta fase, la hipófisis (una glándula endocrina que produce distintas hormonas) manda una señal al cerebro para que comience a fabricar la hormona folículo-estimulante o FSH, encargada de estimular a los folículos que hay en los ovarios de la mujer para que desarrollen entre 10 y 100 folículos. Después, empieza a segregar grandes cantidades de estrógeno para preparar el endometrio, mientras el hipotálamo comienza a liberar otra hormona llamada prolactina, que ayuda a que estos folículos maduren.
 

Cambios en la madre

No te puedes perder ...

Tu primer mes de embarazo

Tu primer mes de embarazo

Desde el momento en que te enteras de que estás embarazada, toda una serie de sentimientos contradictorios recorren tu cuerpo, desde la ilusión de estar esperando un hijo, al miedo ante las nuevas responsabilidades que esto supone. Con este calendario, TodoPapás te va dando las claves para que sepas lo que está ocurriendo en tu cuerpo en cada momento de la gestación y cómo debes cuidarte.

Y tambien:

En esta semana notarás la regla y sus síntomas: hinchazón, cólicos, malestar, irritabilidad... Anota bien la fecha en que te vino la regla para que puedas calcular tus días fértiles (que serán hacia la semana siguiente) y así aumentar tus posibilidades de concebir.

Lo normal es que no notes ningún síntoma de ovulación ya que, a no ser que tengas un ciclo muy corto, la ovulación ocurre hacia mitad del mismo, por lo que suele ser entre el día 10 y el 20.
 

¿Cómo cuidarse en estas semanas?

Ahora que habéis tomado la gran decisión de ser padres, un montón de sentimientos y pensamientos nuevos aparecen en tu mente. Las futuras mamás deberán hacer una lista de las cosas que van a necesitar y prepararse para los cambios que van a sufrir, para llevar un embarazo lo más relajante y tranquilo posible. Pero los papás también tendrán que aprender y leer sobre el embarazo y el parto, estar listos ante cualquier acontecimiento.

Es importante que empieces a cuidarte desde ya, aunque aún no estés embarazada, ya que esto puede ocurrir en unos días y es necesario que tu organismo esté preparado para ello y libre de sustancias perjudiciales para la implantación de embrión y el desarrollo del mismo.

Deja de fumar y no bebas alcohol, ya que ambas son sustancias muy perjudiciales que pueden dificultar la concepción o causar un aborto espontáneo. Además, fumar de manera regular disminuye la cantidad y la calidad de los ovocitos y la calidad, la movilidad y la cantidad del esperma, por lo que debéis dejar de fumar ambos.

Es importante también que sigas una dieta sana y equilibrada que incluya alimentos ricos en nutrientes esenciales para el embarazo como hierro, zinc, selenio, ácido fólico y ácidos grasos omega-3, ya que estos nutrientes pueden mejorar la calidad de los óvulos. 

Es fundamental que empieces a tomar desde antes del embarazo un suplemento de ácido fólico o vitamina B9. Esta vitamina reduce hasta en un 72% la posibilidad de que el feto desarrolle malformaciones relacionadas con el cierre del tubo neural, como espina bífida o anencefalia. Como este tubo se cierra en las primeras semanas de embarazo, puede que este proceso ocurra antes de que confirmes el embarazo, por lo que debes contar con reservas suficientes desde antes de la fecundación. Incluye en tu dieta un suplemento dietético con ácido fólico desde 3 meses antes de empezar a buscar el embarazo que contenga 400 mg de ácido fólico.

También es recomendable que incluyas suplementos de yodo, ya que este mineral favorece el desarrollo cerebral del bebé y de sus sistema nervioso.  

Haz una visita preconcepcional para asegurarte de que todo está bien, sobre todo si padeces alguna enfermedad crónica y tomas medicación, ya que esta puede afectar a la concepción y al embarazo.

 

 


Fuente:

Stoppard, Dra. Miriam (2006), Padres primerizos, Barcelona, Pearson.

Fecha de actualización: 28-01-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×