• Buscar

La 13ª semana de embarazo

La 13ª semana de embarazo

Tu bebé está formado casi completamente, por eso las posibilidades de una aborto espontáneo disminuyen bastante. De ahora en adelante seguirá creciendo hasta que esté suficientemente maduro. También para ti empieza la mejor etapa del embarazo, ya que la mayoría de las molestias (náuseas, ardores, etc.) desaparecen..

Publicidad

Indice

 

Desarrollo del feto en la semana décimo tercera del embarazo

Mide aproximadamente 8,8 cm y pesa 35 gramos. Mucho más proporcionado que hace unas semanas, su cabeza es ahora aproximadamente un tercio del tamaño de su cuerpo. Sus huellas digitales diminutas son ya únicas en el mundo.

Sus riñones y el aparato urinario ya funcionan y comienza a orinar hacia fuera el fluido amniótico que ha estado tragando. 

Articulo relacionado: La 10ª semana de embarazo

Esto hace que la cantidad de líquido amniótico aumente y pueda moverse con mucha más libertad.

El resto de los órganos sigue madurando y desarrollándose. En el cerebro, por ejemplo, se produce la diferenciación de ambos hemisferios. 

Su piel es todavía transparente, pero ya empieza a acumular grasa debajo de ella.

Al comenzar este segundo trimestre, como la mayor parte del desarrollo crítico de tu bebé está completo, las probabilidades de aborto espontáneo disminuyen bastante.

Cambios en la madre en la semana 13 del embarazo

¡Enhorabuena! Para la mayoría de las mujeres, comienza la mejor etapa del embarazo. Las náuseas, las frecuentes ganas de orinar, el estreñimiento, los cambios de humor, los problemas para dormir… desaparecen en este segundo trimestre que comienza. Disfruta antes de que el peso de tu bebé vuelva a acarrearte molestias.

Tu útero ya ha crecido lo suficiente para que se note. Como los riesgos de pérdida han disminuido, es un buen momento para comunicarlo a todos tus familiares y amigos. Incluso puedes decirlo en el trabajo y empezar a comprarte ropa más ancha para estar más cómoda, ya que en las próximas semanas la tripa crecerá mucho. 

Aunque aún falta mucho para el nacimiento, tus pechos ya pueden haber comenzado a producir el calostro, el fluido nutritivo que alimentará a tu bebé durante los primeros días después del parto, antes de que la leche comience a fluir. Muchas parejas también notan un levantamiento de la libido con la desaparición de las náuseas y la vuelta de la energía.

Tus órganos van desplazándose a medida que el útero crece, lo que puede hacer que sientas cierta dificultad para respirar, sobre todo al subir escaleras, o que las digestiones sean más largas y pesadas, apareciendo el ardor y el estreñimiento.

Algunas mujeres notan unas punzadas o presión en la pelvis a causa del crecimiento del ligamento redondo del útero. El dolor normalmente se nota en la ingle o el bajo vientre y puede llegar a las caderas. No te preocupes, es normal y cede al cambiar de postura o descansar.
 

¿Cómo cuidarse esta semana?

Si no te has hecho una ecografía todavía, durante esta semana es muy importante que te hagas una, ya que podrás obtener buena información sobre el estado general del embarazo. 

En la ecografía de la semana 12 se mira si todos los órganos están bien, la medida del feto, la posición de la placenta y la medida del pliegue nucal para ver si tiene más o menos riesgos de tener Síndrome de Down o de Edwards.

 Si tienes estreñimiento, aumenta los alimentos con fibra, bebe más agua y haz ejercicio físico con regularidad. No lo dejes pasar ya que pueden aparecer las hemorroides.

Si tienes ardor, evita los alimentos fuertes y picantes y come algo ligero cada 3 horas. Puedes tomar antiácidos, pero pregunta antes al médico o la matrona.

Al crecer el útero la piel comienza a estirarse, así que no te olvides de usar a diario una buena crema hidratante por todo el cuerpo, especialmente en la zona de abdomen, caderas, muslos y pechos, o incluso una crema antiestrías para evitar que salgan las estrías. Beber mucha agua también ayuda a mantener la hidratación de la piel.

Usa también protector solar a diario para evitar las manchas en la piel, sobre todo en la cara, llamadas cloasma o paño gravídico. 

 


Fuente:

Stoppard, Dra. Miriam (2006), Padres primerizos, Barcelona, Pearson.

Fecha de actualización: 02-02-2021

Redacción:

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×